El Valencia Basket ha conquistado la Eurocup, el primer título de la sección femenina. Lo hizo con dos tiros libres de la excéltica Raquel Carrera, heroína a sus 19 años.

 

–Imagino que siguen en una nube.

–Lo cierto es que sí. Aún me está costando dormirme de la adrenalina que acumulo.

–¿Cómo recuerda esos tiros libres finales?

–Recuerdo que los lancé con muchísima ilusión más que con la presión de meterlos. El hecho de que el entrenador confiase en ese momento para que yo me jugase la canasta, igual que mis compañeras, me dio la emoción y las ganas de decir: “Ya que hemos llegado hasta aquí, vamos a meterlos”.

No es normal esa sangre fría en una jugadora de su edad.

–Veníamos de perder una final de la Copa de la Reina, de tener esa sensación de que nos lo merecíamos, de que llevábamos toda la temporada trabajando para poder ganar. El que en un segundo se pueda cambiar de tener el partido perdido a poder ganarlo fue lo que me impulsó a decir: “Pues ya está; si lo tengo, a por ello”.

–La jugada de pizarra, que concluye con la falta, salió perfecta.

–Es así, salió tal cual la pintamos. Al principio teníamos un poco de miedo porque a Queralt Casas, que era la que sacaba, la estaba defendiendo la jugadora más alta del otro equipo e igual se le podía hacer más complicado el pase. Pero es una gran jugadora, con una grandísima visión de juego, y me dio perfectamente el balón.

–Debe ser una sensación espectacular ser la heroína de la final.

–Si no hubiésemos llegado como llegamos al final, yo no habría tenido que jugarme esos tiros libres. Es un trabajo de 40 minutos, de un desgaste enorme de las doce jugadoras del equipo. Eso es lo que hace que podamos jugar así entre nosotras, compartiendo el balón. Se resume en dos tiros libres pero fueron cuarenta minutos viviéndolo al máximo.

–¿Qué tal la celebración en el hotel?

–Como salíamos a las 3 de la mañana sólo pudimos celebrarlo un poquillo pero bien. La capitana (Anna Gómez) no rompió la copa de milagro... la única que teníamos. Pero bueno, la copa está viva. Creo que nos lo merecíamos.

–¿Qué le decían sus compañeras tras los tiros libres?

–Me quedo con la reacción. Recuerdo que no se creían cómo había metido así esos tiros libres, esas caras de decir: “¡Vaya tela!”. Cuando sonó la bocina final aún no éramos conscientes, aún estábamos pensando en lo que acababa de pasar.

–Ahora llegan ya los playoffs de la Liga Femenina.

–El viernes nos toca la vuelta contra el Durán Maquinaria Ensino y estamos con muchas ganas. Veníamos como con un poco de desilusión tras perder la Copa de la Reina. Ahora ves que todo lo que has trabajado durante la temporada da sus frutos. Hemos ganado la Eurocup Women y no queremos conformarnos. Ganar el otro día nos va a dar ese puntito de querer arrasar con todo.

–Tras su actuación en la Final Four su rol en la selección puede aumentar en protagonismo.

–La mayoría de nacionales que juegan en mi posición están haciendo este año muy buen papel. Va a estar muy complicado,. Yo voy a seguir trabajando todo lo que resta de temporada para seguir disfrutando de esos momentos. Me gusta vivir viendo a la selección jugar tanto si estoy con ellas como si estoy viéndolo desde fuera.

–El Eurobasket es en junio en Valencia..

–Sería un sueño, pero un sueño de los grandes. La selección tiene muy buen equipo, un buen grupo de trabajo y tendríamos bastantes posibilidades de revalidar el titulo. Si me convocan, yo estaré al cien por cien.

–Y un mes después, Tokio.

–Ese sí que sería un sueño increíble. Es el gran sueño que puedes cumplir como deportista.


Queralt Casas le hubiera dado el MVP a la ourensana

Aunque considera que “habiendo ganado la Eurocup y como la hemos ganado el MVP es muy secundario”, Queralt Casas dejó muy claro a su llegada a Valencia que pensaba que “lo merecía Raquel Carrera”. Un gesto que le honra pese a su brillante Final Four y que la pívot gallega le recuerda al saber de sus palabras. “Ella se lo merecía muchísimo al final. Venía de hacer una grandísima Final Four, estuvo los 40 minutos del partido dándolo todo, como todo el equipo, y lo tiene merecidísimo. Y que nadie olvide que gracias a ella recibo el balón al final; si no, tampoco hay dos tiros libres”, recalcó la ourensana.

Fran Escudero
farodevigo.es