El equipo lucense debe ganar al Valencia en la última jornada y esperar resultados para clasificarse como uno de los mejores terceros

 

Durán Maquinaria Ensino dilapidó sus opciones de clasificación para la segunda fase de la Eurocup femenina tras caer ante el Kangoeroes belga (64-57) en la quinta jornada del torneo continental. La sensacional actuación de Alba Prieto, con 20 puntos en su reaparición, no fueron suficientes para doblegar al conjunto de Malinas, que se llevó el triunfo tras endorsarle un parcial de 13- 0 al equipo lucense en los últimos minutos, en un partido que se decidió al final, tras mostrarse ambos equipos muy parejos en pérdidas de balón, rebotes y asistencias.

El equipo lucense se aferra ahora a una victoria en la última jornada de la primera fase, que le lleve a siguiente escalón europeo. El 2 de diciembre tendrá enfrente al temible Valencia Básket, líder invicto. Pero no depende de sí mismo, ya que deben ganar para entrar en la repesca como uno de los cuatro mejores terceros de los doce grupos.

Así las cosas, el Durán Ensino impuso un alto ritmo de juego desde el salto inicial. En la fluidez y el contragolpe se basaba la estrategia de Miguel Ángel Ortega para doblegar al Kangoeroes en casa. Y así se desarrolló el juego durante los dos primeros cuartos. La subida de pulsaciones hizo que el marcador se moviese por los derroteros de la igualdad.

La escolta Alba Prieto, que regresaba al quinteto titular tras superar unos problemas físicos que la mantuvieron durante demasiado tiempo alejada de las canchas, fue la estela a seguir por sus compañeras. El conjunto lucense echaba de menos su puntería desde la línea de tres, así como su determinación a la hora de finalizar las jugadas, bien en canasta o con una asistencia certera para Orsili, que junto a la exterior madrileña, fue la punta de lanza visitante.

La base italiana aporta control de balón con el que mide perfectamente el tempo del partido. Bajo su batuta, White y Bahí encontraron el camino al aro rival en varias incursiones desde el poste bajo.

Con el partido muy parejo (10- 12), Ortega se sacó su primer as de la manga con la entrada de María Eraunzetamurgil, que abandonó la enfermería lucense justo a tiempo para disputar el choque. La interior vasca tiró de repertorio defensivo y cerró el rebote lucense, con la inestimable colaboración de Da Silva. Con empate (18-18) se llegó al final del primer cuarto.

Un triple convertido y una bandeja de Orsili abrieron el segundo cuarto y pusieron en ventaja al Durán Ensino (21-23). El Kangoeroes respondió rápidamente con varias acciones consecutivas tras bloqueo y continuación, con varios tiros cómodos desde posiciones cercanas.

El Ensino volvía a rugir con la reincorporación de Prieto y Eraunzetamurgil para seguir por delante en el marcador (21-27). Un triple de Alba Prieto cerró la primera mitad (30-36).

En la reanudación la entrada en pista de Morrison modificó el partido, ya que su dominio del rebote, acabó con 17 rechaces, decantó las segundas opciones de tiro.

TRAMO FINAL. El intercambio de canastas en el tercer cuarto dejó en el aire la victoria y el empate se ceñía en el marcador (47-47). Cinco puntos consecutivos de Prieto daban alas a las lucenses, pero un aterrador parcial en contra de 13-0 sepultó las posibilidades de un Durán Ensino que llegó muy justo de fuerzas al tramo final, y con una mala selección de tiro. Ahora, solo resta la traca final.

Será en Valencia, dónde si no.

 

Kangoeroes: Katanic (15), Resimont (13), B. Becky Massey (8), Morrison (10), De Meyer (9) —quinteto inicial—, Billy Massey (9) y Vervaet.

Durán Maquinaria Ensino: Alba Prieto (20), Alessandra Orsili (11), Georgina Bahí, Chatrice White (9), Laura Aliaga (5) —quinteto inicial—, Van den Adel, Sofía da Silva (2), Marina Lizarazu (2) y María Eraunzetamurgil (8).

 

Alberto Teijeiro Aldariz
elprogreso.es