Mañana jueves 8 de diciembre a las 18:00, IDK Euskotren disputará su quinto partido europeo en la ciudad checa de Brno. Será el penúltimo partido del grupo K en el que está encuadrado el equipo donostiarra. 

 

La clasificación está casi imposible ya que debería ganar los dos partidos que le restan por jugar (el de mañana y el que jugará el miércoles 14 de diciembre en el gasca frente al Montpellier) y que el Lyon pierda dos de los tres partidos pendientes de disputar.

La única victoria conseguida por las gipuzkoanas en esta fase la consiguió en el Gasca ante las checas. 

Tras este partido el equipo viajará a Madrid para enfrentarse el domingo a las 12:30 ante el Movistar Estudiantes, en un duelo que deberá ser un cambio de tendencia, tras cuatro derrotas consecutivas en liga.

IBAETA BASQUET