Cadí la Seu ha completado una eliminatoria espectacular contra el Flammes, y en el horizonte se encuentran los cuartos de la Eurocopa contra el Galatasaray

 

 

La historia europea del Cadí la Seu en la Eurocopa completó una llanura muy importante con la clasificación para los cuartos de final eliminando el potente Flammes Carolo francés en los octavos, pero todavía continúa y el próximo hito es el enfrentamiento a doble partido contra el Galatasaray turco. El partido de ida de los cuartos se jugará en la Seu d'Urgell el 23 de febrero y la vuelta será el 2 de marzo en Estambul.

En su tercera participación en la Eurocopa, el Cadí la Seu está superando claramente todo lo conseguido anteriormente. Debutó en Europa en la temporada 2019/20 y fue segundo en la fase de grupos. En el play-off superó la primera eliminatoria y perdió en los dieciseisavos de final ante el Landes frances. La temporada siguiente se disputó una fase de grupos con concentración en Rumanía a causa de la pandemia y el conjunto urgelense fue tercero porque un triple empate le perjudicó, y no accedió a los octavos. En la actual campaña ya está en cuartos y ahora es el momento de saborear lo que se logró el miércoles por la noche y de disfrutar durante unas horas, ya que mañana mismo el equipo urgelense recibe al Tenerife, el colista, en un partido importante para sus aspiraciones en la Liga Femenina.

El técnico, muy feliz

El entrenador del conjunto urgelense, Jordi Acero, mostró tras el partido su alegría por la clasificación para los cuartos de la Eurocopa pese a la derrota, que dijo que sabía a victoria, y por el modo como llegó. Destacó que supieron sufrir y supieron luchar cuando todo estaba en su contra, y se sobrepusieron a un gran ambiente de baloncesto que el Flammes Carolo supo crear en su pabellón. Respecto al partido, Jordi Acero explicó que las francesas salieron muy fuertes y que gracias a la lucha y al trabajo de sus jugadoras llegaron "vivas" al descanso.

El técnico del Cadí la Seu manifestó que la remontada final cuando tenían la eliminatoria muy complicada, perdían de 24 puntos el partido y de 6 la eliminatoria, fue gracias a que: “Hemos demostrado tener carácter, ser un equipo, creer en el trabajo de todas las jugadoras, creer en el trabajo conjunto y nos ha salido un final redondo.” Pese al hito histórico y que en el horizonte está el Galatasaray, Jordi Acero dice: “Debemos tener los pies en el suelo porque el sábado tenemos el partido más importante de la semana, que es el del Tenerife, donde debemos conseguir el novena victoria.”

lesportiudecatalunya.cat