El Ekaterimburgo del entrenador vigués Miguel Méndez y la excéltica Alba Torrens y el Perfumerías Avenida salmantino disputarán mañana (18:00, Teledeporte), la final de la Euroliga femenina de baloncesto tras deshacerse ayer del Fenerbahce y del Sopron húngaro en las semifinales de la 'final four', que se celebra en Estambul.


El conjunto ruso, dirigido por el que fue técnico del Celta Bosco durante una década, se impuso al bloque turco por sólo cuatro puntos (84-88) en un choque muy igualado. La exceleste Alba Torrens dispuso de 17 minutos sobre la pista, en los que aportó 10 puntos, un rebote y una asistencia.
Por su parte, el Perfumerías Avenida accedió a su tercera final europea tras vencer al Sopron (72-61) en un gran partido de todas las jugadoras que puso en el cancha el entrenador Roberto Íñiguez, que volvió a dar una clase de estrategia, y con una brillante Tiffany Hayes, con 24 puntos de valoración.

En los dos primeros cuartos, el encuentro se desarrolló, sobre todo, debajo de las canastas, sin que ninguno de los dos equipos despegara en el marcador y con un Sopron con gran seriedad en su trabajo defensivo, basado en una defensa individual.
El equipo húngaro tiene en sus filas a Hatar, que impuso su físico debajo del aro y que era la verdadera estandarte de la defensa del Sopron y, además, entró en la cancha Krajisnik para igualar las jugadas defensivas.

En el Perfumerías Avenida, Hayes demostró su calidad, su solvencia ante el aro contrario y su facilidad en tiros complicados. Además, Maite Cazorla y Silvia Domínguez hicieron un gran trabajo defensivo ante Fegyverneky. Finalmente, el cuadro salmantino se llevó la victoria y mañana se medirá al equipo que dirige el entrenador vigués Miguel Méndez

atlantico.net
foto FIBA