Después de un primer tiempo parejo, el equipo checo fue una rodillo ante un Perfumerías Avenida que no encontró plan para socavar su juego y se vino abajo cuando no le entraron los tiros tras el descanso 80-55.

 

Un equipo grande -al menos su rotación principal de siete jugadoras-, con mucha movilidad defensiva y siempre atento a las líneas de pase y al rebote para salir a toda pastilla en transición con grandes que tras coger el rebote no tienen la necesidad de pasar y corren muy bien por el centro. También con cortes que en cuanto reciben una ayuda busca el pase a a compañera liberada o tiros rápidos en llegada. Ataques que pocas veces pasan los quince segundos y aparentemente un juego simple pero lo es por lo trabajado que está, totalmente mecanizado, y por lo bien que lo hace. A Avenida no le pillaba por sorpresa, todos los rivales conocen el juego de USK Praha y la cuestión era ver qué plan lo podía contrarrestar.
Sobre el guión arrancó Praha, buscando esas transiciones que pillaron una par de veces a las de la escuadra salmantina aunque había buenos retornos y se recuperaban también balones. Avenida, que partió de inicio con Hof y Alarie por dentro, respondía con dos triples de Lou Samuelson y trabajaba con paciencia en ataque. Algunos tiros no iban, aunque estaban bien lanzados y pasados seis minutos la igualdad imperaba en el marcador, 12-12.
Praha arriesga, se cierra entorno al aro y espera el fallo para rebotear y correr y en cuanto dos lanzamientos de Avenida no iban, encontraba opciones así que tras dos canastas seguidas pedía tiempo muerto Íñiguez para que no cundiera el pánico. Y es que Avenida estaba atacando bien y si acertaba a ver aro en defensa conseguía poner en más apuros a su rival en las acciones estáticas y así respondía con dos canastas de Fasoula que volvía a emparejar la situación, 19-18, aunque se iba tres arriba Praha al final del cuarto tras la canasta de Balintova casi sobre bocina.

Con un 2+1 de Fasoula se abría el segundo cuarto pero Praha avisaba con un robo tras canasta de Conde que no iba a dejar pasar un error a Avenida y en un visto y no visto respondía con un 6-0 a su favor. Como respuesta la que robaba era Katie Lou Samuelson y el que el duelo se jugaba a mil revoluciones pero con una tremenda intensidad y personalidad en ambos lados porque Praha no variaba su guión, mantenía siempre pequeñas rentas en arreones que protagonizaba en varias ocasiones María Conde, y Avenida, con las interiores pegándose con su sombra, defendía su presencia en el partido como gato panza arriba para acabar con -6 al descanso después de no entrar el lanzamiento final desde 6,75 de Silvia Domínguez.
Bella Alarie inauguró el marcador y anotó los primeros cuatro puntos tras la reanudación en la que no variaba un ápice el guión. Avenida seguía moviendo y obteniendo tiros liberados que tenía que probar y cuando no iban su rival lo aprovechaba para correr y finalizar con una María Conde que capitalizaba esas acciones y sumaba cinco puntos seguidos para situar la máxima de su equipo 47-37.
Momento de alerta porque a Avenida se le cerraba el aro y con diferencia en contra tenía que forzar en ataque y esa es la tela de araña que Praha teje para finiquitar al rival. Tocaba parar el partido en tiempo muerto para intentar recuperar brío defensivo desde el que intentar recomponerse aunque el triple postrero de Oblak en el cuarto era otro duro golpe, 58-46.
Avenida, que había trabajado bien durante 25 minutos, veía como no había sido capaz de hincarle el diente a su rival ni cuando entraban los tiros así que a medida que llegaban los fallos se iba minando la confianza y el 6-0 con el que se estrenaba el último parcial no era un buen augurio. Paraba el partido Íñiguez para que las suyas se centraran en ir jugada a jugada sin mirar ya un marcador que parecía irreversible y anotaba el equipo azulón su primera canasta del cuarto. Pero por más que lo intentaba, muy poco le salía en ataque, se descomponía ya noqueado por el veneno inoculado por Praha y su rival no se cansaba de correr y seguía sacando el aguijón en llegadas rapidisimas. Una detrás de otra, ensanchando la diferencia, hurgando en la herida hasta el pitido final.

 

ROBERTO ÍÑIGUEZ: "CUANDO SE PIERDE ASÍ EL PRIMER CULPABLE ES EL ENTRENADOR"
El entrenador de Perfumerías Avenida reconoce que tras competir hasta mediado el tercer cuarto, después el equipo arrastrado por los fallos en el tiro, se diluyó.
Sin excusas y sin reproches, Roberto Íñiguez hablaba del partido, de la derrota y asumía la responsabilidad. "Muchas veces he sido duro con las jugadoras ganando porque he pensado que teníamos que haber hecho más o jugado más minutos de manera sólida pero cuando pierdes 80-55 el primer culpable es el entrenador. El entrenador tiene que pensar cómo ha planteado el partido, qué detalles había que haber cuidado más o qué podíamos haber hecho mejor, cómo hemos rotado... hay muchas preguntas. El primer culpable es el entrenador, que luego podemos pensar que es un partido que sin acierto es muy difícil jugar, ha habido un momento de tiros liberados y no metes ni uno y es complicado y el equipo ha perdido un poco la confianza".
Hay un partido antes de los diez últimos minutos pero "en el último cuarto nos hemos ido de partido que es lo único que les he pedido en los tiempos muertos, seguir y trabajar por y para nosotras. Ahora lo más importante es pensar en el siguiente porque la mejor manera de recuperarse de una derrota es prepararse para el siguiente partido, recuperar a la gente mental y físicamente y otro reto".
Para muchas jugadoras un encuentro de este tipo, ante un rival de este nivel y encajando una derrota así es la primera vez que lo viven e Íñiguez cree que "hay que vivir las experiencias y la gente aprende de experiencias y ayudarlas y prepararlas para un partido antes de la ventana. Es verdad que hay jugadoras que no han vivido situaciones de estas y ha sido un partido de alto nivel. Hasta el descanso, incluso en el tercer cuarto hemos estado compitiendo pero es verdad que en el último cuarto la falta de energía y acierto nos hemos diluido y han jugado sintiendo que dominaban todo".


USK PRAHA (21+18+19+22): María Conde (21), Brionna Jones (15), Teja Oblak (13), Alyssa Thomas (8), Veronika Vorackova (6) -cinco inicial-, Barbora Balintova (8), Dragana Stankovic (8).
PERFUMERÍAS AVENIDA (18+15+13+9): Maite Cazorla (8), Andrea Vilaró (0), Katie Lou Samuelson (13), Bella Alarie (4), Emese Hof (10) -cinco inicial-, Silvia Domínguez (0), María Fasoula (9), Nogaye Lo, Leo Rodríguez, Karlie Samuelson (7).

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com
foto FIBA