Euroliga. El Spar Girona visita Landes (20 h E3), la pista más caliente del grupo, tres días antes de Würzburg

 

El Espace François Mitterrand, en Lo Mont (Mont-de-Marsan), es la entrada del Spar Girona en el más crudo invierno. Uni viene de un par de partidos de puesta a punto tras el paro FIBA y, ahora, tiene dos de la más alta exigencia. Por la entidad del rival y por los pabellones que esperan, a rebosar, el equipo gerundense frotándose las manos. Esta tarde (20 h Esport 3) y dentro de tres días. Con Würzburg y la Avenida aparcados hasta las diez de la noche –las castellanas reciben la cenicienta de la competición–, Landes es quien pone a prueba la mejora colectiva mostrada la última semana por el Spar Girona y, también , sus aspiraciones para terminar entre los cuatro primeros, gran parte de las cuales se centran en los duelos directos con el resto de candidatos. "La gente está muy implicada y en los finales presionan mucho y condicionan los últimos tiros o el arbitraje", dice Laura Antoja sobre lo que les espera. “El pabellón está siempre lleno, con la gente muy cerca. Tenemos plantillas que nos hacen ser rivales directos. Si no nos relajamos, con los altibajos que nos caracterizan... Tenemos que ser un rodillo, hacer un partido serio y no dar segundas opciones”, añade.

Viejas 'rockeras'

Celine Dumerc (1,69 m, 1982) es, probablemente, la segunda base europea más carismática en activo, detrás de la también izquierdista Laia Palau (1,80 m, 1979). Antoja destaca su capacidad de desequilibrio y la forma en que gestiona el ritmo del partido (9 puntos y más de 4 asistencias de media). Landes también tiene una ex base del Uni en el banquillo, junto a Julie Barennes. Los más fieles seguro que recuerdan a Shona Thorburn (1,75 m, 1982), en Fontajau el curso 2011/12 cuando el club apenas llegaba a la copa por primera vez; en el primer curso de Noe Jordana. La canadiense con pasaporte británico acreditó 9 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 10 de valoración en 28 minutos de media.

“Todas están por encima de los 15 minutos. Las segundas espadas son muy buenas, luchadoras y con capacidad de disparo. Van muy bien al rebote ofensivo”, advierte Antoja, quien además de Dumerc destaca Sophie Cunningham (1,85 m, 1996) y las interiores: Marianna Tolo (1,96 m, 1985) y la recién incorporada Clarissa Dos Santos (1 ,85 m, 1988). “Puede postear, penetra por la derecha y la izquierda y es buena tiradora”, dice Antoja del escolta de las Mercury, de la que quiere evitar rachas de anotación. Del techo croata y la fuerza brasileña en la pintura, el ayudante de Julbe reclama dureza, para poder aspirar a ser el primer equipo que gane al François Mitterrand en esta Euroliga. Cierto en el tiro –y confianza, que si no...– y rebote (ritmo de juego y no dar segundas opciones), las claves para no pelarse de frío.

Borja Sánchez
foto: Ll. Romero
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)