El equipo salmantino afronta ante el gran favorito el reto de intentar llevar la serie de cuartos al límite; Fenerbahçe no contará con Meesseman

 

No hace ni siquiera dos meses muchos no daban un euro por la presencia de Perfumerías Avenida en los cuartos de final de la Euroliga femenina y, sin embargo, aquí está de nuevo. Lo hace con un reto mayúsculo puesto que cualquiera que se enfrenta a Fenerbahçe parte como víctima propicia cuando se observa el cruce desde fuera pero cuando Avenida es protagonista de la ecuación nunca se puede dar todo el pescado por vendido.

Las dudas del equipo salmantino quedaron atrás y parece haber encontrado una filosofía de juego que se adapta al plantel y también, y no hay que olvidarlo, ayuda la adaptación de las jugadoras que llegaron más tarde y el hecho de ir recuperando a otras lesionadas como Alexis Prince. Es verdad que la norteamericana aun llega a este cruce con poco rodaje pero motiva verla ya en acción. El equipo salmatino no quería perderse esta cita y una vez aquí toca creer que se puede.

Y es que una vez en cuartos todo lo que venga añadido será un éxito y cuando el premio es estar en la 'Final Four' no se puede renunciar a intentarlo pese a tener enfrente al vigente campeón y gran favorito y además con el factor en cancha en contra del equipo salmantino.

En Perfumerías Avenida saben que toca uno de esos días donde parece que es obligatorio jugar el partido perfecto, que la manta llegue en ataque y en defensa. Saber que enfrente hay mucho talento así que hay que tratar de minimizarlo y, sobre todo, no regalar nada añadido porque pérdidas o errores no forzados no es algo que Fenerbahçe perdone. Que lo que ganen, lo hagan por sí mismas.

En las últimas horas se ha conocido la baja por lesión de la 'osa mayor' entre la constelación de estrellas que tiene el equipo turco. La belga Emma Meesseman, que es la que más minutos juega normalmente y que ahora mismo está considera la mejor jugadora europea y entre las mejores del mundo, no podrá jugar por una lesión de tobillo pero en Fenerbahçe cualquier 'agujero' se tapa con cemento sólido porque como afirmamos, el roster es una sucesión de jugadoras que serían de la partida en casi cualquier equipo de la Euroliga.

Desde la medallista olímpica con USA, Napheesa Collier que forma un interior imponente junto a Nina Milic y Stokes, a las exteriores Kayla McBride e Yvonne Andersson -americanas con veneno en sus manos en los momentos calientes de partido-, pasando por jugadoras del viejo continente como la imponente alero Kitija Laksa o la talentosa y joven base Marija Lekovic. Y a eso se suma lo más granado del baloncesto turco con Segvi Uzun a la cabeza.

En su feudo esta temporada lo han ganado absolutamente todo y durante la temporada solo han perdido dos partidos, ambos en Euroliga porque en su Liga tiene pleno al 24. Sus derrotas a domicilio fueron en las pistas de Schio (89-81) y Schio (75-67).

Avenida sabe que toca defender muy bien para intentar bajar los porcentajes de acierto de un equipo que está en una media de 85 puntos por partido. Generar dudas con una partido serio en el que es fundamental no encajar grandes parciales en contra porque si se consigue mantener un marcador parejo se podría jugar con la falta de costumbre de sufrimiento que tiene Fenerbahçe.

Con todo lo que tiene para exhibir el equipo turco, seguro que la opción de cruce contra Perfumerías Avenida no era lo que más gustaba en tierras turcas porque el equipo salmantino ha llegado a este punto de la temporada con ánimo renovado. Sabe que no tiene nada que perder y es un grupo en el que el punto de inexperiencia que tienen algunas jugadoras se compensa con la que tienen otras. Partir como víctima propiciatoria para muchos es algo que le viene bien al equipo salmantino, le resta un punto de presión y desde ahí quiere comenzar a crear en Estambul con el 'as' de Würzburg bajo la manga.

El partido se disputa este miércoles 21 de febrero a partir de las 17.00 hora española en el Metro Energy Sports Hall de Estambul.

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com