Cuesta creer y se pueden hacer todos los símiles que se quieran con la llegada de los Reyes, mañana. Pero es real: Marta Xargay (Girona, 1990) vuelve a la Uni diez años después de ser MVP de la fase de ascenso de las gerundenses en la Liga Femenina.

 

Marta Xargay se queda en su ciudad para jugar al lado de Laia Palau y Sonja Vasic -con quien mantiene una gran relación de amistad desde que coincidieron en 2016 en Praga- ya las órdenes de Eric Surís, marido de su hermana y con quien también mantiene una muy buena relación. Es, de hecho, uno de los motivos por los que Petrovic decidió fichar por el Spar CITYLIFT en verano, la influencia de la gerundense con mejor palmarés en el mundo del baloncesto. La estrella serbia no se cansa de decir, y repetir, que cuando el año pasado veía los partidos del Uni desde Kursk junto a Xargay -compañía en el Dynamo, fueron subcampeones del Euroliga- se enamoró del juego del equipo gerundense.

Desencadenante

"Llevo diez años fuera y tengo ilusión por volver: jugar en tu ciudad ... Quisiera jugar en la máxima categoría con el Uni", dijo a este diario en julio, después de ganar su tercer europeo de selecciones (2013, 2017 y 2019) y fue elegida en el cinco ideal -también había Petrovic-. La gerundense también tiene la medalla de plata en un mundial (2014) y unos Juegos (2016) y la de bronce en el europeo de 2015 y el mundial de 2018 con la selección española.

Xargay ha desvinculado del Dynamo de Kursk, con quien se enfrentó a la Uni el 27 de noviembre en partido de Euroliga (79-61). Era su segunda temporada en el conjunto ruso después de seis años en Salamanca y tres en Praga. Su último partido con la camiseta del Avenida fue precisamente en Fontajau, el día que el Uni ganaba su primer título de liga con Roberto Íñiguez en el banquillo. El técnico vitoriano llegó a Kursk en verano para sustituir Lucas Mondelo, seleccionador y técnico del Avenida campeón de la Euroliga con la gerundense al equipo en 2011. Íñiguez dejó el Kursk después del último partido de Euroliga, en Lyon (84-59 con 2 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias de la gerundense, titular y 28:13 en la pista). Una salida que sería el desencadenante de la marcha de Marta Xargay, que podría volver a jugar su siguiente partido de la competición continental el próximo jueves en Girona precisamente contra el Lyon. Considerada una de las mejores jugadoras del continente por su versatilidad -era base en su etapa formativa con Anna Caula, Pere Puig y Dalmau Puig-, puede jugar en cualquier posición del perímetro, como destaca el director deportivo del Uni: " nos hará más fuertes físicamente y ganaremos tiro exterior y solidez defensiva. "" Estamos muy contentos de que pueda volver a casa y esperamos que pueda estar lo mejor posible y el máximo tiempo posible ", añade Pere Puig.

Se queda en casa

El Spar CITYLIFT está pendiente de recibir la documentación que permita inscribir la gerundense. El siguiente partido del Uni es mañana al mediodía en casa contra el Zamar, penúltimo de la liga. Es el primero de los nueve partidos que tiene el equipo este enero, los tres primeros de los que en casa porque el jueves el Asvel de Lyon viene en Fontajau y el domingo 12 será el Guipúzcoa el rival en la Liga Femenina. La competición se para la primera quincena del mes que viene por el preolímpico, y el siguiente partido será en casa el 16 de febrero contra el Avenida. Xargay ya no volvió a Kursk después de jugar en Lyon para que su equipo sólo tenía un partido de copa -sólo juegan las rusas- y vino a Girona para celebrar su cumpleaños.

En ocho partidos de Euroliga, la gerundense hay acreditaba 4 puntos, 3 rebotes y 2,5 asistencias en casi 25 minutos. A Fontajau el 27 de noviembre hizo 10 puntos (2/3 triples) y 12 de valoración en 28:23.

Otra dimensión

La llegada de Marta Xargay es un nuevo hito en el constante crecimiento de la Uni como entidad, acelerado desde que jugadoras de referencia como Nuria Martínez llegaban a Girona, una vez cerrada la etapa de una jugadora como Noemí Jordana sin la que, junto a Anna Carbó, no se explica la llegada del primer título en 2015. la mataronina fue una oportunidad de mercado que, en septiembre de 2017, el Spar CITYLIFT no dejó escapar. El verano siguiente era Laia Palau la que situaba Girona como una plaza de referencia en Europa, consolidada con el segundo título de liga en mayo. La apuesta para inscribirse en la Euroliga y la posterior llegada de Sonja Petrovic, cuando el equipo ya se había reforzado a conciencia para el reto europeo, acababa de situar el campeón de los dos últimos título FEB y líder de la Liga Femenina como el rival a batir a nivel estatal.

Xargay dobla la apuesta del Uni, penúltimo de su grupo en la Euroliga con 3-5 empatado con su próximo rival, el Lyon, y el Gdynia, a quien recibe el día 23 con el 71-69 del mes de noviembre de antecedente. El club tiene previsto hacer la presentación el martes.

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)