El Uni rompe la mala racha en la Liga con una buena victoria en Logroño con 22 puntos de Xargay

 

Ganando todo se ve menos oscuro. Ni el cansancio desaparece de golpe, ni borran las dudas de las últimas semanas. Pero una victoria permite mirar el futuro con una media sonrisa y pensando que quizás sí Laia Palau no se equivocaba cuando decía «que nadie dude que será guapo ver jugar al baloncesto este equipo». De momento, todavía no hemos llegado aquí. El partido de ayer del Uni en Logroño no fue el espectáculo que se podría llegar a esperar de un equipo donde hay Vasic, Mendy, Elonu, Xargay o la misma Palau. Pero sí fue una victoria muy solvente contra un rival, el Campus Promete, que hace sólo dos semanas fue capaz de pasar por encima del Valencia, al que ganó de más de veinte puntos, en este mismo escenario. Una pista donde el Uni no se dejó intimidar por el físico de dos viejas conocidas, Leia Dongue y Vanessa Jedda, para acabar llevándose la victoria por un claro 57-73 con 22 puntos de Marta Xargay que marchará hacia el Preolímpico de Belgrado con un pequeño, y necesario, refuerzo moral en la mochila.

Jedda recordará tiempo el partido. Sobre todo a Coulibaly y a Abby Bishop. Eric Surís, que no dio minutos a Tijana Andusic hasta el último cuarto, alternó la maliense y la australiana en la defensa del ex pívot del Uni, clave en el primer título de Liga de la historia del club gerundense del año 2015, y que ayer estuvo muy lejos de sus números habituales. De hecho, hizo más faltas (5) que puntos (4) y por ahí comenzó a perder el partido el Campus Promete. Otra ex-Uni del equipo de La Rioja, aunque hay otra (Knezevic), como Leia Dongue fue la protagonista con la base venezolana Rosel Silva los únicos minutos en que el Campus Promete pudo hacer frente a Uni. Fue en el segundo cuarto que, tras un triple de Mendy que parecía ser el inicio de la marcha de la Uni en el marcador (18-26), el trabajo de Dongue obligó Surís a pedir tiempo muerto (26 -29). Fue la última concesión del Uni que ya sólo le permitiría al conjunto local anotó tres puntos más hasta el descanso. Un 2 + 1 de Elonu volvía a levantar la diferencia por encima de los diez puntos y, lo que era más doloroso para el Campus Promete, forzaba la tercera falta de Jedda antes de que cuatro puntos seguidos de Marta Xargay cerraran el segundo cuarto (29- 45). Un golpe demasiado duro para las locales, que en la segunda mitad ya no pudieron competir. El Uni llegó a superar los 25 puntos de renta y sólo la relajación de los minutos finales hizo que el resultado final fuera 57-73.

Marc Verdaguer
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)