Claudio García del Castillo, presidente del Ciudad de La Laguna Tenerife de la Liga Femenina Endesa, aseguró que dada la situación que existe con la crisis causada por el COVID-19 y la incertidumbre que hay, "lo mejor es dar fin a la Liga" ya que no se sabe "cuándo se podrá reanudar".

 

En un comunicado remitido a EFE por parte del club tinerfeño, el máximo responsable de la entidad destacó que parar así las competiciones "era una decisión lógica" porque indicó que "había que garantizar la salud de todos los integrantes del club, desde el primer equipo hasta los conjuntos de cantera". Sobre la competición de la Liga Femenina y la posibilidad de que se reanude cuando se estabilice el país, García del Castillo comentó que "nos gustaría terminar la temporada deportiva y seguir luchando por entrar en el playoffs por el título, pero dada la situación es mejor que se dé por finalizada". "Esto provoca una gran incertidumbre en el aspecto económico puesto que la competición se podría alargar casi dos meses mas y eso no estaba previsto", dijo Claudio García del Castillo, quien añadió que "a las jugadoras se les ha dado libertad para salir si quieren, romper el contrato e irse a su casa, pero salvo Tanaya Atkinson, que se ha marchado con permiso del club, todas las jugadoras permanecen en la Isla a la espera de ver cómo se resuelve la situación".

Por su parte el entrenador del Embutidos Pajariel CB Bembibre, José Jesús "Pepe" Vázquez, encuentra "muchas complicaciones e incógnitas" para que pueda reanudarse la competición de la Liga Femenina. El técnico gallego considera que existen situaciones "de difícil solución a corto plazo, una vez que pudiera normalizarse la situación sanitaria", tales como la vuelta de muchas de las jugadoras extranjeras que se encuentran en sus países de origen, temas contractuales o incluso otras próximas competiciones que afectarían.

laopiniondezamora.es / EFE