Las “women in black” de Movistar Estudiantes ya están en construcción de cara a la próxima temporada en máxima categoría, la LF Endesa. La primera pieza confirmada es el entrenador, Alberto Ortego, que cumplirá así ocho temporadas, en dos etapas, al frente del primer equipo femenino colegial. “Ilusiona que el club vuelva a tener dos equipos en máxima categoría. El único objetivo será la permanencia, consolidarse”, explica.

 

El primer equipo femenino de Movistar Estudiantes ya está construyendo el proyecto para la próxima temporada 2020-21, en la que regresa a la máxima categoría, la LF Endesa.

La primera pieza confirmada para dicho proyecto es el entrenador y Director Deportivo de los equipos senior femeninos del club colegial, Alberto Ortego; que cumplirá así ocho temporadas al frente del primer equipo colegial, la última etapa comenzada en 2018.

A esta experiencia en Movistar Estudiantes, habría que sumar un año como ayudante ACB y 13 temporadas en la cantera, en la que también jugó antes de cambiar el pantalón corto por el banquillo.

Ortego ha hablado para movistarestudiantes.com analizando cómo ha sido el extraño final de temporada y las líneas maestras del nuevo proyecto en que Movistar Estudiantes tendrá de nuevo equipos en las máximas categorías masculina y femenina.

El final de temporada ha sido raro y triste, con la crisis del coronavirus, pero se consiguió el ascenso… ¿cómo te sentiste?

Al principio cuando se cancela la temporada sentimos tristeza: el trabajo de muchos meses, de repente se evapora, no sabíamos si se iba a reanudar. Luego es verdad que con la evolución que hay y con la ampliación de Liga Endesa Femenina se nos asigna una plaza de ascenso por méritos deportivos y en ese sentido sí hubo alegría.

Es verdad que nos hubiera gustado conseguir ascender como se tiene que hacer, con una fase de ascenso, pero no por ello es menos justo. Éramos el equipo con más victorias en los dos grupos, sacando 4 victorias al segundo, siendo las máximas anotadoras… en fin, creo que hemos sido muy sólidas durante todo el año, consistentes y con una línea muy regular.

Si alguien debía subir por ampliación de plazas, uno de ellos debíamos ser nosotras, que nos habíamos ganado en la cancha tras 22 jornadas de 26. En resumen, sentimos tristeza al principio, y después alegría contenida, sin la alegría de una fase de ascenso y la celebración in situ. Pero ha sido un ascenso justo.

Regresas a la máxima categoría, será tu séptima temporada como primer entrenador en Liga Femenina, ¿te ilusiona el reto?

Me ilusiona muchísimo. Al final estar en la máxima categoría ilusiona a cualquier entrenador, es motivante jugar contra los mejores equipos. Estos siete años no han sido de manera consecutiva, hay un salto entre una etapa y otra. Hace dos años y medio que descendimos y se nos quedó una sensación amarga, y tenemos ganas de resarcirnos de esa mala experiencia.

Movistar Estudiantes volverá a tener de nuevo equipo en la máxima categoría masculina y femenina, algo que en España solo tiene Valencia Basket. ¿Es una presión o un orgullo?

Es un orgullo. Fuimos los primeros en tener equipo en máxima categoría masculina y femenina, en los últimos años lo ha hecho Valencia Basket y ahora recuperamos este puesto y es un orgullo. Es una felicidad que el club al que represento tenga dos equipos en máxima categoría, que es donde por historia el club merece. Es algo que ilusiona y no supone presión de ningún tipo.

¿Cuáles serán las líneas maestras del regreso de Movistar Estudiantes a Liga Endesa Femenina?

Hay que acabar de configurar el roster para poder contestar a esta pregunta. Somos un equipo recién ascendido, pero queremos mantener las señas de identidad que hemos tenido este año, no sé si con todas las jugadoras pero a nivel de equipo tener ese juego que parta de la defensa, y a partir de ahí ilusionar y enganchar, construir el ataque a partir de la defensa. Es un equipo en el que creo que es necesario contar con jugadoras con experiencia en máxima categoría, pero estamos en la fase de montar el equipo, hablar con las jugadoras, contar nuestro proyecto, ilusionar a la gente… estamos en construcción

Aunque todavía en junio sea pronto hablar de objetivos, imaginamos que el principal será la permanencia…

El principal y único objetivo para cualquier equipo que asciende a una categoría superior tiene que ser consolidarse y mantenerlo. Eso pasa porque el año que viene podamos mantenernos en la categoría, y una vez que lo consigamos intentar cotas mayores y mirar hacia arriba. Pero ahora mismo solo hay un objetivo: seguir en Liga Endesa Femenina.


Trayectoria Deportiva Alberto Ortego

1988/2001 Entrenador en todas las categorías inferiores del Club Estudiantes.

2001/05 Liga Femenina. USP CEU-Adecco Estudiantes

2005/06 Liga Femenina. Arranz Jopisa Burgos

2007/08 Liga Femenina. Rivas Futura

2008/09 Liga ACB. MMT Estudiantes (entrenador ayudante Luis Casimiro)

2017/18 Liga Día. Movistar Estudiantes (media temporada)

2018/19 Liga Femenina 2. Movistar Estudiantes.

2019/20 Liga Femenina 2. Movistar Estudiantes.

 

Otros:

Jugador en categorías inferiores del Club Estudiantes

Técnico ayudante de la Selección Española Cadete´86 y Cadete´88.

Galardonado como mejor entrenador de la Liga Femenina 2 1999/2000

Seleccionador Nacional Junior (verano 2004)

Entrenador de la Selección Nacional “B” Femenina (Juegos del Mediterráneo 2005)

Técnico Ayudante de la Selección Nacional Absoluta Femenina (Europeo 2005 y Mundial 2006)

ESTUDIANTES