Katie Lou Samuelson es nueva jugadora de Perfumerías Avenida. Hermana de Karlie, es una de las grandes 'joyas' del baloncesto norteamericano, jugadora internacional, '4' en el draft de la WNBA y una '3' de 1,91 centímetros que eleva el nivel de un plantel cerca de cerrarse.

 

Una de las “joyas” del baloncesto norteamericano aterrizará en Perfumerías Avenida la próxima campaña. Katie Lou Samuelson y el club azulón han alcanzado un acuerdo para unir sus caminos en la 2020-2021 en Salamanca, donde compartirá vestuario con su hermana Karlie -si hay temporada de la WNBA también coincidirán en Dallas-.

Una incorporación de altura y de nivel, con muchas esperanzas depositadas desde su país natal sobre sus hombros.

Y es que con apenas 23 años, Katie Lou ya ha dado buena muestra de la categoría que posee con la selección de EEUU absoluta, con la que, por ejemplo, este mismo año ya ha disputado la Americup y el pre Olímpico de Serbia. Categoría ya apuntada y refrendada en su etapa en Universidad, donde con la potente escuadra de UCONN consiguió numerosos premios y reconocimientos que valieron para ser número 4 del draft de la WNBA en 2019 y ganarse, por tanto, una plaza en la liga americana con Chicago Sky donde ya disputó 20 encuentros.

Su primera experiencia profesional fuera de su país fue efímera, al comienzo de la pasada campaña en el Flammes Carolo, de donde salió tras lesionarse en otoño. Allí, eso sí, en dos partidos en Eurocup se fue a los 18 puntos y 8 rebotes de media.

Con 1,91 de estatura, Katie Lou es una '3' diferente. Muy rápida, excelente en transición, con capacidad reboteadora y buena mano desde cualquier posición.

10 DE 10: UN RÉCORD PARA ENTRAR EN LA HISTORIA

La nueva jugadora de Perfumerías Avenida apuntaba desde muy pronto hacia la cúspide del baloncesto y en 2017, aun como jugadora universitaria en la NCAA, marcó un hito. Katie Lou Samuelson, entonces escolta de la Universidad de Connecticut, entró en la historia como la primera jugadora que anota 10 triples sin fallo en un partido de la Liga universitaria femenina.

Su récord igualaba al de Andre Smith, jugador de George Mason, en la categoría masculina. Superaba, eso sí, cualquier tope en las principales Ligas profesionales.

tribunasalamanca.com