La viguesa acaba de cerrar su pase al equipo vitoriano en el que espera aportar veteranía y disfrutar

 

En Valencia era una jugadora fundamental. Era un proyecto importante, se había vuelto a reencontrar con su hermano Alberto e incluso había recuperado la condición de internacional española. El confinamiento echó por tierra una temporada en la que el equipo naranja marchaba cuarto. Con la campaña de baloncesto femenino ya finalizada, la excéltica Tamara Abalde quiso lanzarse para afrontar otro reto. El pasado 29 de junio el club vitoriano Araski confirmaba el pase de la jugadora viguesa para sumar versatilidad en la pintura y seguir apuntalando un proyecto que crece.

-Llevaba dos buenos años en Valencia, sintiéndose importante. ¿Qué recuerdo guarda de su paso por la ciudad del Turia?

-He pasado dos años muy bonitos en Valencia y me llevo muchos recuerdos. La ciudad es preciosa y el clima privilegiado, lo he disfrutado un montón.

-Incluso pudo reencontrarse con su hermano, Alberto, integrante del equipo masculino.

- Fue especial tener a mi hermano allí. Ha sido muy bonito participar del arranque de un proyecto como el de Valencia Basket en sus primeros años de Liga Endesa y Eurocup.

-Y sin embargo, buscó un nuevo reto. Va a Vitoria, ciudad y clima diferente pero con mucha pasión por el baloncesto.

-Conozco un poco Vitoria, sí. He jugado allí varias veces, entre ellas una Copa de la Reina. Es cierto que respira baloncesto, es una ciudad muy bonita con muchas zonas verdes y en un entorno natural precioso. Además, he tenido la oportunidad de catar la oferta gastronómica y me quedé con ganas de más

-¿Qué proyecto le ha puesto el Araski encima de la mesa para aceptar esta nueva aventura en el País Vasco?

-Creo que puedo aportar experiencia y madurez al equipo. Versatilidad en el puesto de 4, velocidad en transición y tiro de media distancia. Y por supuesto implicación defensiva y a todos los niveles. El proyecto de Araski es muy atractivo y no ha dejado de crecer. Me encanta el grupo que estamos formando y estoy segura de que disfrutaremos mucho dentro y fuera de la pista.

-¿Cómo se ve a nivel físico? ¿Todavía con cuerda para competir unos cuantos años más?

-Me encuentro muy bien físicamente. Incluso te diría que casi mejor que cuando tenía veinte años. Pero el tiempo que siga dependerá de muchas cosas, no solo del apartado físico. Ahora mismo estoy en un buen momento y seguiré jugando mientras siga disfrutando.

-El suyo es el segundo fichaje de relumbrón tras el de la internacional Anna Cruz. ¿Cómo será volver a compartir pista con una jugadora de su calidad?

-El equipo va tomando forma con renovaciones muy importantes y con nuevos fichajes como el de Anna Cruz que, sin duda, van a dar a un plus a la plantilla. Su conocimiento del juego, su velocidad y verticalidad al aro nos van a dar mucho la próxima campaña. Creo que todas las piezas encajamos muy bien. Estoy convencida de que sacaremos provecho de las habilidades de unas y otras y eso es lo que nos va a hacer un equipo mucho más peligroso.

-¿Cómo pasó el confinamiento? ¿En Valencia?

-Sí, pasé el confinamiento en Valencia y a la espera de la reanudación de la liga, que finalmente no se produjo.

-¿Y cómo llevó el hecho de seguir entrenando desde casa? ¿El club elaboró un plan de trabajo o fue más de forma personal?

-El club nos dio todas las facilidades para seguir entrenando desde casa. Nos proporcionó todo el material y un plan de entrenamiento individualizado. A mayores tuvimos contactos y reuniones de equipo muy constantes durante todo el período de confinamiento en casa.

-En 2018 recuperó un puesto en las convocatorias de la Selección Española. ¿Tenía en mente los Juegos Olímpicos que finalmente se aplazaron?

-Bueno, creo que era lo más prudente teniendo en cuenta la situación que nos ha tocado vivir. Yo, por supuesto, como cualquier deportista, tengo muchísimas ganas de ir a otros Juegos y me haría muchísima ilusión poder estar en los de Tokio en 2021. He pensado en ello pero, sinceramente, para eso todavía queda una temporada entera por delante y, en deporte, eso es una eternidad. Así que prefiero centrarme en el ahora, en el presente que es la temporada con el Araski.

-Sigue guardando muchos vínculos con Galicia y con Vigo. ¿Alguna vez ha pensado en regresar para jugar por aquí ene el futuro?

-Volver sería muy bonito, pero depende de muchas cosas. Prefiero ir temporada a temporada y centrarme en el ahora.

Lucas Méndez
lavozdegalicia.es
foto LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO