Amparo Villadangos será la nueva presidenta del Club Baloncesto Bembibre después de que la suya fuera la única candidatura presentada en la última asamblea de socios. Mujer vinculada a la política y al deporte, reúne las características idóneas para dirigir la entidad después de haber formado parte de la misma en el pasado.

 

Amparo Villadangos será la nueva presidenta del Club Baloncesto Bembibre después de que la suya fuera la única candidatura presentada en la asamblea de socios celebrada este viernes en el Bembibre Arena de la capital del Bierzo Alto. Mujer vinculada a la política, actualmente ocupa el cargo de presidenta de la junta vecinal de la localidad berciana de Losada. Su unión con el deporte viene de lejos, ya que estuvo en el club durante mucho tiempo y fue concejal de Deportes del Ayuntamiento de la capita del Bierzo Alto entre 2007 y 2011.
Villadangos asegura que llega al cargo ilusionada, con la intención de mantener la línea de trabajo y con ganas de trabajar: “Cuento con todos los de la gestora actual y quiero ampliar la junta directiva con gente que quiera trabajar. Hay mucho trabajo, pero hay que intentar que este equipo siga en lo más alto, ilusionando”, resaltó la nueva presidenta de la entidad del Bierzo Alto, que añadió que “quiero trabajar para que el club siga creciendo con esfuerzo y con esta afición. Quiero que la afición empuje y que lo mantenga en lo más alto”, apostilló.
Al comienzo de la asamblea, su antecesor en el cargo, Salvador Fernández, se mostró satisfecho por la designación. “Es una persona ligada al baloncesto durante muchos años”, recordó el expresidente, que lamentó que “estuvo años sin venir al baloncesto. Dedicó mucho tiempo al equipo en Liga Femenina 2”, rememoró Fernández, que deseó “suerte” a su sucesora. “Vas a necesitar mucho trabajo”, le aconsejó el exmandatario, que aseguró que “pasarás noches sin dormir. Conoce el club, por lo que le va a ser fácil”, explicó Fernández, que consideró que “va a hacer un buen trabajo”.

 

“Esto es algo muy grande y no se puede dejar caer”
El esfuerzo será el principal argumento. De hecho, dijo la nueva máxima dirigente que “hay que seguir luchando por este equipo que ha puesto a Bembibre en el mapa. Cuando empezamos a salir nadie sabía dónde estaba Bembibre”, recordó Villadangos, que añadió que “la seña de identidad de este club es el trabajo. Cuando empezamos era impensable que el equipo estuviera en Liga Femenina”, dijo Villadangos, que añadió que “estamos en la categoría con equipos de capitales de provincia. Esto es algo muy grande y no se puede dejar caer”, sentenció.
De cara a la próxima temporada, se mostró ilusionada: “El equipo va a ser joven, pero vamos a intentar conseguir más recursos. Nunca me ha asustado trabajar”, aclaró Villadangos, que aún no quiere hacer un planteamiento sobre cambios en la gestión: “Habrá que mirar sobre la marcha para acoplar. Será el día a día, pero hace falta gente con disponibilidad”, explicó la nueva presidenta del club bembibrense, que se presentó con una histórica como Gilda Andrade.
Precisamente la histórica capitana le hizo recordar sentimientos de su etapa en el club: “Cuando he llegado al pabellón he sentido sensaciones extrañas. Yo lo he visto en sus cimientos”, recordó Villadangos, que no se quiere poner un techo: “Llegaremos a lo más alto que podamos. Empezaremos por mantenernos y seguir paso a paso”, expuso la mandataria, consciente de que “habrá que seguir llamando a puertas”.

CB BEMBIBRE