Aina Ayuso (1,72 m, Sant Just Desvern 1999) será la encargada de conducir la potente nave con la que el Casademont Zaragoza llegará este curso en la liga femenina, tras el acuerdo con Stadium Casablanca.

 

La base formada en el Siglo XXI es la séptima pieza confirmada del equipo tras Markeisha Gatling, Julie Vanloo, Laura Nicholls, Zoe Hernández, Chantelle Handy y Haley Gorecki. Después de un año en la NCAA con los 'Ducks' de Oregón debutó en la liga femenina con el Sant Adrià en 2018 y, la temporada pasada, jugó en el Mann-Filter en Zaragoza con la plaza que tenía el Stadium -este curso en la liga femenina 2.

6 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 7,5 de valoración son los registros que hizo el curso pasado en Zaragoza. Una fiabilidad que hizo que el Spar Girona se planteara ficharla para cubrir la rotación de base con Laia Palau y ser el relevo cuando la barcelonesa se retire. El club aragonés no puso facilidades a la salida de Ayuso, con contrato en vigor y, finalmente, el Uni apostó por la figura de Frida Eldebrink que es escolta y puede jugar de 1, como el fichaje estrella del verano en Fontajau, Chelsea Gray.

Pep Cargol, el director deportivo de la entidad, destaca la juventud y polivalencia de Ayuso, su conocimiento de la liga y de Zaragoza después de un año en la ciudad. "Que continuïi su trayectoria en el club nos gusta porque tiene una gran capacidad de crecimiento y versatilidad para que tanto puede jugar de base como de escolta" destaca

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)