La mayoría de jugadoras del primer equipo femenino iniciaron este lunes dos semanas de entrenamientos en Valencia

 

Pocas veces un equipo ha generado tantas expectativas como el Valencia Basket femenino de la próxima temporada. Y no habrá que esperar mucho para ver cómo empiezan a acoplarse las jugadoras que siguen en el club con las otras que han firmado este año para reforzar un proyecto que debe aspirar a ganar títulos a corto plazo.

Y es que aunque el inicio de la pretemporada no está previsto hasta el próximo 10 de agosto, la mayoría de las jugadoras con las que contará Rubén Burgos la próxima temporada comienzan este lunes dos semanas de concentración y trabajo en las instalaciones de L'Alqueria del Basket con el fin de ir acoplándose y hacer un acondicionamiento físico necesario después de tantos meses sin jugar por la suspensión de las competiciones a consecuencia de la crisis del coronavirus.

Así, aunque algunas de las nuevas incorporaciones (como los casos de la australiana Rebecca Allen o de la americana Celeste Trahan-Davis) no podrán estar en València estos días, Rubén Burgos podrá ir trabajando ya con una plantilla de lujo a la que también han llegado este año Laura Juškaite, Cristina Ouviña, Laura Gil, Marie Gulich, además del regreso de la cedida Raquel Carrera y del ascenso al primer equipo de Lorena Segura.

Por otra parte, el Valencia Basket aún no sabe cuándo jugará su primer partido oficial la próxima temporada, ya que aunque el inicio de la Liga Femenina Endesa está previsto para el 19 de septiembre, las taronja tienen opciones de jugar una semana antes la Supercopa Femenina (del 12 y 13 de septiembre), siempre y cuando el equipo anfitrión sea Perfumerías, Girona o Gernika o no haya ninguna ciudad candidata a acoger la sede y la Federación Española de Baloncesto la organice en una pista neutral.

En cualquier caso, esto no modificaría los planes de inicio de pretemporada, prevista para el 10 de agosto.

Jorge Valero
superdeporte.es
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO