La quinta temporada de Eric Surís al frente del Uni estará marcada por el coronavirus, como el final precipitado de la anterior · El equipo se encuentra en pretemporada preparando el debut el próximo domingo en la Liga Catalana · El amistoso de hoy en Valencia se ha suspendido porque el Uni tenía alguna baja y se ha optado por no forzar el equipo físicamente

 

Como ha encontrado el equipo después de tantos meses de inactividad?
En líneas generales están bien, como esperábamos. Las jugadoras son profesionales y durante el período de inactividad han mantenido un estado de forma correcta. Pero, claro, sin embargo, no es lo mismo cuando estás haciendo cambios de dirección y de ritmo en el parqué, o cuando estás jugando con contacto. Por ello, a pesar de haberlas encontrado bien, debemos adaptarnos físicamente, queremos ser prudentes y no hacerse daño, siguiendo una progresión lenta.

Comienza el quinto año en el banquillo. Este es el golpe que más ha costado convencerle para la renovación?
No, yo no me he hecho orar. Siempre dije que mi prioridad era continuar en el Uni, se puede repasar la hemeroteca. A partir de ahí el club es también quien decide sus ritmos y timmings. Y además ha sido un verano peculiar, viniendo del confinamiento y con la incertidumbre que implica todo, empezando por el coronavirus. Nos sentamos y nos entendimos, hablando de temas de contrato pero también de condiciones de trabajo, de proyecto, de cómo vemos las cosas ...

Se siente y le gusta sentirse un hombre de club?
No huyo de esta etiqueta, a mí sí me gusta ser un hombre de club porque esto implica entender y estar dispuesto a moverte con más comprensión en la idiosincrasia de un entorno. Me he sentido muy a gusto en el Uni desde el principio. No me importa ser un hombre de club. Siempre lo he sido y ellos lo pueden certificar, siempre he estado dispuesto a dar una mano, entendiendo la realidad cuando han surgido dificultades. Si esto es ser un hombre de club, no tengo ningún problema en serlo.

Ha cambiado mucho aquel Eric Surís que llegó del Salto de la Liga EBA, el de ahora?
Los entrenadores siempre tenemos que tener la autoexigencia de ser mejores, de formarnos, aprender y crecer. Tampoco es ninguna excepción del que debería ser cada uno en su ámbito, no es nada especial eso que le digo. Hace cinco temporadas que estoy aquí y entiendo que soy igual. No me gustaría haber cambiado más allá de la ambición y de la autoexigencia de crecer.

El clima de incertidumbre general que genera el virus hace que sea más complicado entrenar y pensar a competir?
El aspecto mental será importante esta temporada. Habrá no buscar excusas y pensar en lo que hay sin que haya pasado nada. Todos tenemos en la cabeza que con la situación actual puede pasar algo, puede llegar un nuevo estado de alarma, puede suspenderse la competición ... y lo que habrá que hacer es el esfuerzo que tenemos que prescindir de estas posibilidades hasta que sean reales. En este sentido los objetivos están puestos en las primeras competiciones oficiales, la Liga Catalana del 6 de septiembre o la Supercopa el otro fin de semana. Tenemos que trabajar al 100% pensando que esto será así.

Pero el coronavirus y sus efectos pesa en el ambiente?
Sí, el ambiente tiene un punto de extraño desde el momento en que tienes que seguir unos protocolos muy estrictos por temas de seguridad. Tenemos muchísimo cuidado con todo. Hacemos muchos análisis y macetas PCR, y en los entrenamientos cada cierto tiempo nos lavamos las manos, llegamos con mascarilla ... como esto existe, te va recordando cada pocos minutos que estamos en medio de una pandemia y que no se puede bajar la guardia. Si le dijera que eso no pesa, sería mentirle. Hay que adaptarse a la situación y no buscar excusas, pensando en las dos primeras competiciones que tenemos que jugar. Martes la FIBA ​​decidirá la actualidad y bases de la Euroliga, estaremos atentos a ver qué dice y si afecta nuestra previa de la Euroliga.

Le parece que por un lado va la LFP y que luego venden el resto de deportes y categorías?
Sí. La concepción de profesionalismo que tienen la Primera y la Segunda de fútbol son un mundo aparte, y ahora parece que se buscan protocolos para lo que el Consejo Superior de Deportes me parece que llama «ligas absolutas no profesionales de relevancia», donde estaremos la Liga Femenina, la LEB, y otros deportes. De momento nosotros estamos trabajando con mucha rigurosidad. Hemos hecho dos macetas PCR a la llegada de cada miembro de la plantilla y hasta que no hemos tenido el doble negativo, la jugadora no puede entrenarse con el grupo. Evidentemente el riesgo de que algún día salga un positivo está, y a partir de ahí, si eso ocurre, tendremos que afrontar.

Tiene sentido jugar sin público?
Esta es la pregunta del millón. Está claro que juegas con la afición, más que para la afición. A Fontajau hemos vivido grandes tardes de gloria con nuestros seguidores, especialmente en partidos europeos. Evidentemente que pierde sentido jugar sin público, pero también pienso que tenemos que seguir adelante. Lo más importante es sentar unos protocolos claros. Lo mejor para todos es que intentamos seguir adelante con nuestro mundo y jugar las competiciones, subrayando que se haga con todas las medidas y exigencias sanitarias. Tampoco tendría sentido pararlo todo. Ojalá puedan seguir los protocolos que el club ha pactado con las administraciones y que los abonados puedan venir en Fontajau con total seguridad.

En quince días ya habrán disputado dos títulos. Están a punto?
Preparadas dentro de lo que es esa situación. Domingo la Liga Catalana contra el Cadí será nuestro primer partido, apenas. Nuestro objetivo será ganar, pero estaremos al 100% de nuestras posibilidades? Seguramente no, ni deberíamos estar, porque hacemos una pretemporada muy progresiva y cautelosa y, además, por delante todavía nos queda parte de esta progresión para trabajar. De momento estamos trabajando muy bien, en la línea correcta. La liga no arranca hasta el 20 y luego vendrá la previa de la Euroliga. La Liga Catalana es apenas la primera meta.

Como presentaría a la afición dos caras nuevas posiblemente desconocidas como Eldelbrink y Labuckiene?
Frida Eldebrink es una jugadora muy completa, físicamente es muy intesa y potente y además lo demuestra tanto en ataque como en defensa. Es agresiva y tiene buen lanzamiento, ya sea sobre bot o parada. Su posición es de 2 y también puede asumir minutos de base. Labuckiene es también una jugadora muy intensa, que también defensivamente resulta dura, atlética y móvil. Nos ayudará a la hora de rebotear y correr en la pista. Es un perfil diferente al de Julia Reisingerova tanto en ataque como en defensa. Resulta más móvil y con menos presencia en la pintura, y nos da el equilibrio que queremos.

Se ha perdido fuerza interior para potenciar la apuesta exterior?
El juego interior tampoco cambiará mucho, seguimos con María Araujo y Elonu, que ya estaban con nosotros el curso pasado a la posición de 4. Es verdad que Reisingerova es una especialista de la pintura, una jugadora con muy buenos movimientos de espaldas a canasta , un 5 clásico, y que Labuckiene resulta más móvil y es capaz de ir a situaciones largas de defensa.

Con Gray añadirá una jugadora más a la lista de estrellas que habrá podido entrenar.
Entrenar la Chelsea siempre gusta y es un reto para el entrenador. Dejó muy buen recuerdo, aunque estuvo pocos meses en Girona en la anterior etapa. Demostró que es una americana excepcional, ya no sólo para convertirse en emblemática enseguida, sino también por una calidad que dejó Fontajau boquiabierto. No sabemos cuando llegará porque está jugando todavía la WNBA, en septiembre comenzará el play-off que acaba en octubre. Habrá que ver hasta donde llegan Los Angeles Sparks.

Cuota gerundense: qué espera de Julia Soler y IHO López?
Ambas deben seguir su tempo y la gente no debe tener prisa. Soler es muy joven, tiene 18 años, y es una jugadora con talento y proyección interesante. Se debe marcar este como un año de aprendizaje, de hacer un máster acelerado dentro de un equipo de este nivel. A partir de aquí deberá tener un punto de paciencia y ser una esponja para hacer de este año un año invertido más allá de los minutos. Es consciente de que en su posición de 2 ha fichado Gray, Eldebrink y Ferrari, tiene tres jugadoras de perfil alto, pero esto no le ha de quitar la ambición de intentar rascar algún minuto, sin olvidar que el objetivo principal , ahora, es aprender. IHO viene de una lesión muy grave, inactiva durante dos años. Debe ir creciendo físicamente y preparar el cuerpo para el contacto. Todavía se está recuperando, no se entrena con el grupo, y el objetivo debe ser hacer un buen año en Liga 2 con el GEiEG Uni.

Jordi Roura
foto: Marc Martí
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)