Con el objetivo de favorecer el cumplimiento de las medidas de seguridad para hacer frente a la pandemia del coronavirus, el Alter Enersun Al-Qázeres se mudará esta temporada al pabellón Multiusos, propiedad de la Junta de Extremadura, para jugar en esta instalación sus partidos como local.

El club cacereño ha anunciado este mismo lunes esta decisión tras conocer que finalmente los encuentros de Liga Femenina Endesa podrán desarrollarse con público en las gradas, aunque con restricciones para hacer cumplir la distancia social.

La entidad verde iniciará mañana su particular campaña de abonados, cuyo techo será de 300. El club mantiene los precios de la pasada temporada, por lo que los adultos pagarán 60 euros, los jóvenes de entre 13 y 17 años asumirán 25 euros y los jóvenes de hasta 12 años tendrán que abonar un precio simbólico de 10 euros. Los adultos que presenten el carné de la temporada pasada podrán beneficiarse de un descuento de 10 euros. Todos los interesados podrán hacer el trámite desde este martes en las oficinas del Serrano Macayo en horario de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.00 horas.

En lo estrictamente deportivo, el Al-Qázeres finalmente no disputará esta tarde el encuentro de pretemporada que tenía previsto jugar en el pabellón madrileño de Magariños frente al Estudiantes. El motivo de la cancelación, según ha explicado el club extremeño a través de un comunicado público, se debe a la imposibilidad de encontrar árbitros disponibles. De esta forma, el equipo dirigido por Jacinto Carbajal afrontará su primer partido liguero este viernes (Multiusos, 20.45 horas) frente al Araski con un solo duelo de pretemporada a sus espaldas, el celebrado ante el Bembibre el pasado sábado con victoria de las cacereñas

J. Cepeda
hoy.es