El coronavirus ha cercado al Quesos El Pastor Zamarat durante esta pretemporada en la que ha condicionado directamente cada paso que ha ido dando el nuevo equipo que dirige Angel Fernández. Tras el positivo que ha dado una de las jugadoras, la plantilla en pleno se sometió ayer a unos nuevos tests PCR y hoy se conocerán los resultados, o lo que es lo mismo, si el equipo podrá iniciar este viernes su participación en la Liga Endesa por décima temporada consecutiva.

 

Estos nuevos tests serán sufragados por la Federación Española que se ha comprometido con los clubes a pagar los tests en las dos primeras jornadas. A partir de ahí, existe el compromiso de todos los clubes de realizar tests rápidos durante todas las jornadas del campeonato.

El Covid ha estado presente en toda esta pretemporada que toca a su fin, desde el comienzo cuando se conoció que la austriaca Sara Sagerer había dado positivo y tenía que confinarse en Madrid, donde continúa. Mañana se cumple el plazo de la cuarentena y podrá saberse si la pívot ha superado ya la enfermedad y recibe el alta médica, o tendrá que prolongar su recuperación.

El primer amistoso que disputó el equipo naranja fue también el primero que se jugó en el baloncesto español después del confinamiento. El Bembibre Arena sirvió de primer ensayo para el protocolo que ha servido para desarrollar la pretemporada a nivel nacional. Aquel partido de triste recuerdo contra Bembibre por la abultada derrota zamorana, se disputó después de que el Quesos El Pastor se sometiese a los primeros PCR que dieron negativo en todas las jugadoras.

Y los contratiempos motivados por la pandemia continuaron con la suspensión del encuentro que estaba previsto al día siguiente, el domingo 30 de septiembre en el Angel Nieto, contra AlQazeres, ya que el equipo extremeño no había pasado las pruebas en su totalidad y, por precaución, se decidió aplazar el amistoso.

Llegó la Copa Castilla y León y tras la gran subida de moral experimentada por el Zamarat tras la victoria contra Bembibre, se producía el positivo de una jugadora del Perfumerías Avenida, el tercer participante en el torneo, que se enfrentó a las zamoranas el sábado día 5. Y de nuevo por precaución, el club naranja decidió aplazar el encuentro que estaba previsto jugar contra AlQazeres en el Multiusos de la capital extremeña, al tiempo que sus jugadoras se sometían a unas nuevas pruebas y se daba también por anulado definitivamente el amistoso contra Cáceres en el Angel Nieto.

Y como las cosas siempre pueden empeorar, la pretemporada seguía condicionada por el coronavirus al detectarse el positivo de la recién llegada Klaudia Perisa, lo que provocó el confinamiento de toda la plantilla a la espera de los PCR a los que ayer se sometieron jugadoras y técnicos.

Perisa tendrá que cumplir los catorce días de precaución, salvo que hoy diera negativo, y mañana se conocerá el estado de la austriaca Sarah Sagerer y si podrá incorporarse a los entrenamientos del equipo en breve.

En el mejor de los casos, el Quesos El Pastor no podrá contar con estas dos jugadoras tan importantes para su equipo en el primer partido de Liga que se celebra el viernes a las 20.45 horas frente a un rival complicado como es el Campus Promete que dirige César Aneas, pero al que el Zamarat le puede plantar cara para intentar iniciar la Liga con una victoria que sería fundamental para adquirir la necesaria tranquilidad tras el tortuoso comienzo de la temporada

Manuel López-Sueiras
laopiniondezamora.es