Rosó Buch y Nadia Colhado vuelven a Girona con el Gernika para enfrentarse a un Uni donde Julia Reisingerova ha comenzado la liga con un gran impacto ofensivo (25 y 18 puntos) y donde Sonja Vasic parece encaminada a ir recuperando su mejor versión

 

La visita de uno de los mejores equipos de la liga (Gernika), el retorno de dos jugadoras muy apreciadas por los aficionados del Uni (Rosó Buch y Nadia Colhado), el horario clásico del baloncesto en Girona (domingo a las seis de la tarde) y las pocas oportunidades que, hasta ahora, ha habido para ver las caras nuevas del Spar Girona. Cuatro motivos que, en un contexto normal, provocarían una buena entrada esta tarde en Fontajau. Pero existe el virus por medio. Las restricciones por la situación condicionan el día a día de la sociedad, y el deporte no es una excepción, pero, aunque tras el partido Buch y Collado no puedan repartir abrazos que desearían, la visita del Gernika sigue siendo un partido especial. Una oportunidad ideal para ver si, después de las dudas del debut ante Estudiantes, el Spar Girona consigue mostrar ante la gente de Fontajau la buena cara que exhibió el pasado sábado en San Sebastián con la combinación de dominio interior (Reisingerova ya es la jugadora más valorada de la liga después de dos jornadas), acierto en el tiro exterior (11 triples) y grapa en defensa. Atención especial a Sonja Vasic, aquella «Messi del baloncesto» que decía Laia Palau y que, por desgracia, el público de Fontajau aún no ha podido terminar de ver en su versión buena, que cada día se va acercando más a la jugadora que durante años dominando el baloncesto europeo. Contra el Estudiantes, aunque no está fina, Vasic ya asumió responsabilidad en las acciones finales y ante el Guipúzcoa ya recordó (un poco) más Sonja Petrovic que deslumbraba por las pistas.

«Rosó y Nadia son dos personas que aquí han dejado huella dentro y fuera de la pista; son muy apreciadas en Girona y, lógicamente, desde dentro del vestuario también; dejando este partido aparte, les deseamos lo mejor », aseguraba Eric Surís sobre la presencia de Rosó Buch y Nadia Colhado en un equipo que, siempre con Mario López en el banquillo, quiere aspirar a hacerse un lugar entre los mejores junto de Salamanca, Girona y Valencia. En la Supercopa, donde hacían el papel de anfitrionas en Bilbao, el Gernika superó las valencianas en semifinales para acabar cediendo en la final contra el, de momento, intratable, Perfumerías Avenida de Roberto Íñiguez. «A Gernika sigue un bloque de jugadoras y un cuerpo técnico desde hace temporadas, es un equipo duro, bien trabajado y con un plantilla equilibrada con jugadoras de perfiles muy diferentes; ya se vio la Supercopa que está llamado a estar entre los mejores en la liga ».

Aparte de Rosó Buch y Nadia Colhado, el Gernika cuenta con jugadoras destacadas como la alemana Angela Bjorklund, Paula Ginzo, Belén Arrojo, Nogaye Lo, Roundtree ... La victoria de la semana pasada contra el Bembibre (70-45) es un ejemplo del equilibrio en la plantilla del Gernika que mencionaba Surís: en ese partido, Mario López puso en pista 12 jugadoras y la que tuvo más minutos (Bjorklund) tan sólo en jugó 23. Nadia Colhado fue la máxima anotadora con 13 puntos (+ 6 rebotes). Hoy, sin embargo, la pívot brasileña lo tendrá más complicado ante su ex compañera Julia Reisingerova, que está teniendo un fuerte impacto ofensivo en su retorno a la Uni: 25 puntos contra Estudiantes y 18 ante Guipúzcoa

Marc Verdaguer
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)
fotos: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO