La tarde de reencuentros en Fontajau ha comenzado con la afición del Spar Girona aplaudiendo dos exjugadores muy estimadas en Girona, Rosó Buch y Nadia Colhado, finalizando con el Uni reencontrándose con su versión que le dio el título de liga hace dos años.

Un equipo que abrumaba los rivales en defensa, como el que hoy ha dejado el Gernika con sólo 26 puntos en los tres primeros cuartos, y en la que terminó destacando una joven pívot checa que, por sorpresa incluso de ella misma, fue el MVP de aquella final contra el Perfumerías Avenida. Era la misma Julia Resingerova que hoy, con 20 puntos en bastante menos de 30 minutos en pista, ha vuelto a ser muy decisiva amargando la tarde a su ex compañera Nadia Colhado.

Reisingerova es una pívot muy grande, difícil de parar cerca de canasta, pero que encima tiene mucho talento para finalizar. Su impacto en el juego es evidente pero si, como ha ocurrido hoy, en los minutos que descansa su relevo no deja de producir, los rivales no tienen nada que hacer. En el primer descanso de Reisingerova, la lituana Giedre Labuckiene ha aparecido para anotar 8 puntos y marcar las primeras diferencias (19-10). Y eso por no hablar del lujo de tener una "cuatro" como María Araújo, capaz de coger 9 rebotes (8 en la primera mitad). El físico del Uni ha complicado mucho el juego ofensivo de Gernika, que con Colhado condicionada por las faltas intentando defender a Resingerova y con Rosó Buch mucho más nerviosa de lo que ella hubiera querido, se las ha visto de todos los colores a la hora de anotar.

Al descanso, el partido estaba mucho más sentenciado lo que demostraba el 30-16 en el marcador, de hecho la diferencia de valoración era de 38 a 1, pronto el Uni ha puesto más de veinte puntos por encima en el marcador con el protagonismo ofensivo de la sueca Frida Eldebrink. Con el 52-26 del tercer cuarto el partido ya se ha terminado. Reparto de minutos, intercambio de canastas, y 60 a 41 al final.

Marc Verdaguer
diaridegirona.cat

Google Translate (sin revisar)