Tras varias semanas, Ángel Fernández tiene a todas sus jugadoras disponibles

 

La derrota con honores del Quesos El pastor ante Araski (68-63) ha dejado en el seno del equipo buenas sensaciones y fortaleza para afrontar las próximas jornadas. El propio técnico de las naranjas dejaba claro que, aunque no puede estar contento con una derrota sí está “satisfecho porque hemos dejado claro que podemos competir con cualquiera”, y es que Ángel Fernández recordó que las vascas conforman una de las plantillas llamadas a estar arriba.

Respecto al encuentro, el míster recalcó lo bien que compitieron sus pupilas, aunque “nos faltó oxígeno en el último cuarto” un hecho que propició “balones fallidos y errores en los rebotes” que marcaron un resultado final que no refleja lo ocurrido sobre la pista. Además, también destacó la figura de Anna Cruz, campeona de la WNBA y que apareció poco durante el encuentro, pero “de repente anotó un triple que fue básico para que tomaran ventaja”. A pesar de la derrota, el equipo recibió el aliento público del presidente, Carlos Baz, quien auguró que este será un buen año en el que necesitarán en apoyo de su afición.

La semana comienza con buenas sensaciones y es que además el entrenador podrá tener “salvo que algo cambien en las próximas horas” a toda su plantilla puesto que Klaudia Perisa y Sarah Sagerer ya están disponibles. Así, todas, prepararán un encuentro ante La Seu (domingo, 12.30 en el Ángel Nieto) en el que esperan contar con el apoyo de su afición que “va a ser vital para lograr la permanencia”. “Nos tenemos que hacer fuertes en casa y para ello necesitamos de nuestros aficionados”.

En estos momentos, el equipo es decimoprimero de un total de 16 equipos que son los que este año componen la élite del baloncesto femenino español

Paz Fernández
laopiniondezamora.es