Campus Promete ha caído ante IDK Euskotren en un encuentro reñido de principio a final, en el que los dos equipos han intentado hacer valer sus armas: el juego interior y la veteranía en el caso de las donostiarras, la verticalidad y la juventud en el caso de las riojanas.


Coulibaly comenzó a mostrarse desde las primeras jugadas como la gran referente local en la pintura; suyas fueron las dos primeras canastas del partido. Las riojanas tardaron dos minutos en encestar, pero se metieron de lleno en el partido por medio de una Laia Flores que estuvo muy activa e incisiva durante todo el encuentro. Tres buenas acciones consecutivas de la de Mataró, en las que anotó 7 puntos, forzaron el primer tiempo muerto de Azu Muguruza, con 4- 11 en el marcador. Desde el parón las locales comenzaron a trabar más el juego de Promete y a aprovechar su superioridad física para reponerse, principalmente por medio de Colibaly y Sarr. Con todo, las de César Aneas mantuvieron la compostura y Mai Diarra, con una bandeja sobre la bocina, puso el cierre al cuarto con 14-19 a favor de su equipo.
En el segundo cuarto se vio a un Campus Promete mucho más fallón en ataque, lo que aprovechó IDK para tomar las riendas del partido, siempre por medio de su poderoso juego interior. Un parcial de 8-2 para las locales las puso por delante por primera vez en el partido. Esto pareció hacer escarmentar a las riojanas, que recuperaron sensaciones positivas en la segunda mitad del cuarto y lograron imponer una ventaja mínima al descanso (28-29) con una canasta de Estebas. La riojana volvió a ser una de las jugadoras más destacadas de su equipo.
El tercer cuarto se inició con un popurrí de fallos en los dos conjuntos. IDK aumentó su intensidad defensiva, lo que entorpeció la circulación de balón de las de Aneas y provocó numerosas pérdidas y tiros forzados. Esto facilitó que las de San Sebastián fuesen haciéndose cada vez más fuertes en sus ataques, en los que la veterana Sarr asombró por su enorme precisión (5/5 en tiros de dos). El arreón de IDK se materializó en una ventaja de ocho puntos al cierre del cuarto (50-42).

En los últimos minutos se volvió a ver a un Campus Promete intenso. La lucha por cada balón, encabezada por Flores, permitió un parcial de 0-7 a su favor a mediados del cuarto. Sin embargo, nuevamente las imprecisiones en ataque y el poderío físico de las rivales se impuso y, aunque las riojanas pelearon hasta los últimos segundos de juego, los dos puntos acabaron quedándose en el polideportivo Gasca.
La nota más negativa del partido, por encima del resultado, fue la lesión de Ani Calvo. La jugadora murciana se retiró dolorida del tobillo en el tercer cuarto. Se informará del alcance de la lesión en cuanto sea sometida a las pruebas correspondientes.

 

IDK Euskotren 62: Cousseins (2), Erauncetamurgil (3), Sarr (12), Esnal (0), González (3), García (9), Tirera (12), Coulibaly (12), Delaere (4), Gladkova (5).

Campus Promete 55: Pivec (6), Calvo (3), Barneda (2), Estebas (12), Knezevic (2), Diarra (6), Alarcón (-), Conde (0), Flores (18), Kovacevic (6), Thornton (-).

Parciales: 14-19; 28-29; 50-42: 62-55

CD PROMETE