Lee la doble crónica del encuentro

 

 

 

PROMETE METE UNA MARCHA MÁS Y GANA

Victoria balsámica del Campus Promete, segunda en la LF Endesa, ante uno de los equipos llamados a estar en la parte alta de la clasificación, como es el Lointek Gernika.
Las de César Aneas dominaron el encuentro desde el principio, ante un Gernika que se vio con serias dificultades para anotar en los primeros minutos. Mario López, técnico del equipo vizcaíno, paró el partido mediado el primer cuarto, cuando las riojanas comenzaban a escaparse (8-2). Con una Laia Flores insaciable a nivel ofensivo y una Maimouna Diarra que no concedía un rebote (24 en todo el partido, a uno del récord absoluto de la liga), el primer cuarto se cerró con 11-07 a favor de las locales.
El segundo cuarto siguió una tónica similar. Promete volvió a encontrarse con el tiro exterior, aunque sin el acierto del partido inaugural (7/25) y Gernika comenzó a precisar sus ataques, pero sin ser capaz de ensamblar una racha positiva. Un triple de Bojana Kovacevic, muy participativa todo el partido, puso la diferencia en ocho al descanso (28-20).
En el tercer cuarto fue cuando más se igualó el encuentro. Un parcial de 0-7 de Gernika a mediados de cuarto puso la diferencia en tan solo un punto, pero María Barneda y Laia Flores salieron al rescate de su equipo. Sus triples, con apenas un minuto de separación entre ambos, devolvieron la calma a Promete, quien dosificó sus fuerzas y consiguió llegar al último cuarto con una renta de nueve puntos (45-36).
En los diez minutos restantes Mario López propuso una presión a toda pista que puso las cosas muy complicadas a las de César Aneas en su salida de balón. Sin embargo, las locales no se achicaron y siguieron confiando en su juego vertical y alegre, en el que Estebas y Flores volvieron a demostrar su gran estado de forma.
Segunda victoria de la temporada para un Campus Promete que tendrá que administrar bien su tiempo de descanso, ya que el miércoles viajará a Canarias para disputar su siguiente encuentro frente al Ciudad de La Laguna.

 

Campus Promete (59): Pivec (2), Barneda (8), Estebas (10), Knezevic (2), Diarra (8), Alarcón (0), Conde (0), Flores (18), Kovacevic (11), Lozano (0).
Lointek Gernika (47): Cornelius (0), Lo Sylla (12), Díez (0), Arrojo (11) ,Ivanovic (3), Alberdi (0), Ginzo (2), Bjorklund (13), Roundtree (6), Ariztimuño (0), Gomes (0), Buch (0).

Parciales: 13-9; 28-20; 45-36; 59-47

 

CD PROMETE

 

 

 

A LA TERCERA NO PUDO IR LA VENCIDA

El Lointek Gernika Bizkaia cae en su visita al Palacio de los Deportes de La Rioja ante el CD Promete por 59-47 en un duelo marcado por el desacierto de las gernikarras una vez más esta temporada. Las de Mario López no pudieron controlar a una Diarra dueña y señora bajo los tableros con 24 rebotes y la efectividad desde la larga distancia de las locales. Toca seguir esperando para obtener la primera victoria de la temporada lejos de Maloste.

Inicio frio (13-9)

El frio del Palacio de Deportes se trasladó al parqué, sobre todo al Lointek Gernika Bizkaia. El CD Promete salió mucho más enchufado, el acierto en el lanzamiento fue el mejor ejemplo. Los fantasmas de Girona aparecieron. A pesar de la supuesta superioridad física por centímetros de las gernikarras, era Diarra quien se adueñaba de la zona, 24 rebotes en total para ella. Mario López paró el partido con el 8-2 en contra para buscar la reacción de sus jugadoras. El ritmo del partido era totalmente de las de Logroño con una Laia Flores imparable en el primer cuarto, 9 puntos para la base. Con la entrada en a cancha de Nogaye Lo, dejando atrás sus pequeños problemas físicos en la espalda, el Lointek Gernika Bizkaia ganó en presencia bajo los aros. La pívot impuso su envergadura para cerrar más y mejor el rebote y castigar en esas segundas oportunidades con canastas sencillas.

Sin ideas (28-20)

El acierto tampoco hizo acto de presencia en el segundo cuarto. Viendo los problemas en la anotación del Lointek Gernika Bizkaia, Cesar Aneas colocó una defensa zonal. Más tráfico. La idea de cargar el juego sobre el juego interior no daba sus frutos, no había equilibrio con el tiro exterior. Las que sí bombardeaban una y otra vez desde la larga distancia eran las locales mediante una enchufada Paula Estebas. Casi 19 minutos tuvieron que pasar para el primer triple de las gernikarras. Angie Bjorklund como no. En un equipo diseñado para martillear la canasta desde el 6,75, meter la pelota por el cesto es fundamental. El baloncesto se trata de meter y que no te metan. Bjorklund era la única con un poco de lucidez de cara al aro, 13 puntos y 6 rebotes para la alero. Las rotaciones no le funcionaban en exceso a Mario López que buscaba alternativas una y otra vez.

Remar hasta la orilla (45-36)

Era el momento. El tercer cuarto es siempre uno de lo más importantes a la hora de darle la vuelta a un marcador adverso. Las gernikarras le sacaron la tercera falta personal a Diarra al comienzo del tercer periodo. La pivot, dominante hasta ese momento, tuvo que dar un paso atrás y su equipo lo notó. De todas maneras, EL CD Promete se refugió en la defensa zonal para paliar la situación. Con ese pequeño balón de oxigeno el Lointek Gernika Bizkaia jugó sus mejores minutos. Subió la presión defensa hasta arriba forzando errores de las locales mediante canastas sencillas. Cesar Aneas lo tuvo que parar, estaban a tan solo un punto. Pim pam pum. Dos triples de Barneda y Flores consecutivos fueron un golpe muy duro. Tiempo muerto al instante de Mario López. Otra vez a remar.

Vuelven los fantasmas (59-47)

El Lointek Gernika Bizkaia soñará con Diarra. En su mejor partido de largo de la temporada, la pívot africana se gustó. Con poco brillo, pero mucha eficiencia. Una luchadora. Con ella en cancha el partido era otro. Bjorklund entró en escena para acercar a su equipo a tan solo 3 puntos en el marcador. Marge y Nogaye la ayudaron con su esfuerzo titánico bajo los aros. Cada vez que el CD Promete permitía correr a las gernikarras, que fueron muy pocas, las de Mario López encontraban tiros cómodos que sin embargo no anotaban. Así todo el partido. Lejos de Maloste el balón no quiere entrar. La efectividad en el lanzamiento por debajo del %30 habla por si solo con un paupérrimo 3/11 en tiros libres. Otra vez, como en Fontajau. Un triple de Kovacevic y un dos más uno de Estebas fueron la puntilla. Adiós, otra vez será. Habrá que esperar al derbi de Mendizorrotza ante el Kutxabank Araski para tratar de lograr la primera victoria a domicilio.

GERNIKA KESB