Lee la doble crónica del encuentro

AVENIDA NO DIO OPCIÓN

 

No hubo sorpresas en el Ángel Nieto. El Perfumerías Avenida superó sin matices a un Quesos El Pastor que sufrió en sus carnes lo que es enfrentarse a uno de los mejores equipos del panorama nacional y europeo. A pesar de un comienzo prometedor, las fuerzas en el cuadro local aguantaron muy poco ante el arrollador potencial de las salmantinas. Las diferencias llegaron a superar los treinta puntos y aunque en ciertos momentos quisieron plantar cara, no fue posible.

A pesar del resultado final (64-87), nadie puede negar el buen inicio de partido que protagonizó el cuadro local ante su público. Sólidas, con un juego agresivo y un alto nivel de concentración para tratar de sorprender a uno de los mejores “roster” de Europa, y la verdad es que lo consiguieron, al menos, durante los compases iniciales. Las naranjas fueron las primeras en acertar y, aunque las “perfumeras” igualaron rápido el tanteo y seguían la estela, dos triples de Lizarazu y Montoliu ponían un prometedor 8-4 en el electrónico. El rebote estaba siendo clave en el buen hacer de las zamoranas hasta que el entrenador de las charras empezó a mover el equipo y ahí llegó el punto de inflexión. El Perfumerías empezó a mostrar las garras y dejó atrás actuaciones erráticas que habían sido aprovechadas por el Zamarat y empezó a crecer. Poco a poco las visitantes tomaron ventajas que iban aumentando sin que las naranjas lograran frenarlas (13-21). Ni las indicaciones de Ángel Fernández desde el banquillo conseguían detener la sangría y es que la fuerte defensa salmantina estaba “secando” el poder anotador de las zamoranas que se habían desinflado, aunque cierto es que tampoco las visitantes estaban teniendo máximo acierto.

Mismo guión

Con el segundo parcial el guion se mantuvo, y Avenida amplió ventaja por encima de los 10 puntos (13-24). Para el Zamarat era vital no irse del partido, pero encontraban muchas dificultades en su juego, sobre todo el interior. 13 abajo (13-26, min. 12) y nuevo tiempo local para reconducir y es que era pronto para dar por perdido el encuentro y como poco había que lucharlo. El Quesos El Pastor trataba de mantenerse fuerte en defensa y potenciar los contragolpes, con Wolf como posteadora referente. Quirantes desde la línea de tres daba vida a las suyas, pero la presión de Avenida seguía siendo muy alta (23-40, min. 18) y las distancias empezaban a parecer complicadas de salvar. También era importante salvar la imagen en casa, unos deberes que debían cumplimentarse tras el descanso al que se llegó 31-48 abajo, tras una última canasta de la exnaranja Andrea Vilaró.

Volvió a salir enchufado el Quesos El Pastor que en dos acciones recortó en cinco puntos la distancia (36-48). Ángel Fernández movía constantemente el banquillo para imponer ritmo en el juego de las suyas, pero tener enfrente a algunas de las mejores jugadoras de la Liga era complicado de frenar y en este tercer parcial las visitantes zanjaron el partido. En un par de fogonazos, Perfumerías se ponía 20 arriba (36-56) convirtiendo en un imposible el dar la sorpresa. Quedaba competir y en esa asignatura el Zamarat no quería fallar. El equipo lo intentaba pero el nivel rival mantenía a raya a las anfitrionas, y poco a poco a poco las naranjas, al igual que ocurrió en el primer parcial, se fueron diluyendo. Las distancias seguían aumentando (36-61, min. 25) y la capacidad anotadora de las zamoranas se anularon. A estas alturas Avenida campaba a sus anchas y se ponía treinta arriba para llegar al último tramo con un 44-74.

Todo decidido

Los diez minutos finales fueron más de lo mismo, aunque es cierto que fue el único que “ganaron” las de casa (20-13). Avenida tenía todo atado no daba tregua a un Zamarat que intentaba respirar pero las diferencias insalvables. A pesar de todo, el equipo naranja intentaba hacer su juego, sabiendo que todo estaba perdido hasta el 64-87 final, aunque lo cierto es que en este último cuarto la plantilla no se dejó.

Aora ya toca pensar en el próximo compromiso liguero que será entresemana. El miércoles, el Quesos El Pastor tiene previsto su partido con Estudiantes que, a día de hoy, sigue fijado en el calendario de la Federación a las 21.00 horas.

La jornada, que arrancó ayer con varios partidos, se completará entre hoy y mañana para saber donde queda ubicado el Zamarat en la clasificación.

 

Paz Fernández
laopiniondezamora.es

 

 

 

AVENIDA SE IMPONE EN ZAMORA

 

Supera a un voluntarioso y sin complejos Quesos El Pastor, 64-87.

Es cierto que Perfumerías Avenida tiene una gran plantilla, superior a la mayoría de la de los otros equipos de la categoría, y que debe partir como favorito en buena parte de esos encuentros pero las ramas no deben impedir ver el bosque y es que lo que está haciendo el equipo de Roberto Íñiguez no es sencillo. Ganó su primer partido por un +6 ante Lugo, pero desde entonces acumula un +55 ante Cáceres, un +50 ante Promete, un +37 frente a Araski y un +23 ante Quesos El Pastor. Diferentes rivales, características distintas, trampas diversas y todas sorteadas con una suficiencia que no es fácil de mantener. Con una facilidad sorprendente rompe los partidos aun teniendo algunos minutos de eclipse -por otro lado con cierta lógica cuando hay tanta diferencia-, o encontrándose con rivales como El Pastor que no bajó los brazos ni con el partido decidido. Más allá de como esté el marcador, que esas lagunas desaparezcan es el objetivo tras un partido como el de este viernes para seguir ganando la solidez total que se persigue.

Se encontró Perfumerías Avenida a un Quesos El Pastor sin complejos, que supo sacudirse la presión de jugar contra un rival superior y aprovechar ese factor de no tener nada que perder. Comenzó muy centrado el encuentro, teniendo muy claro cómo defender y con qué problemas se podía encontrar en ataque ante el planteamiento de su rival. Situado en zona de inicio se veía favorecido por unos primeros lanzamientos de Avenida que no entraban y en ataque atacaba con paciencia ante lo que proponía el equipo de Roberto Íñiguez y eso le permitía mandar en el marcador con una renta mínima sobre todo gracias aun par de triples que le desahogaron en lo ofensivo.

Pero se vislumbraba que ese mando era un espejismo porque eran puntos conseguidos con paciencia ante una defensa de Avenida que parecía tener localizados los puntos a controlar de su rival. Presión intensa sobre Lizarazu o Quirante dependiendo de quien dirigiera las operaciones, anticipación ante Okonkwo bajo el aro y atención en el 1x1 sobre Salas para en cuanto se podía recuperar el balón correr mucho y aprovechar que el balance de Quesos no es una de sus principales virtudes.

De hecho tras un par de recuperaciones con ataques finalizados en contra por Lou Samuelson y un triple de Hayes llegaba la primera renta de Avenida 10-15 que obligaba al tiempo muerto local a 5'19" del final del parcial. Tiffany había sumado en el primer balón que tocó tras salir a la pista y es que ese es otro factor fundamental para este Avenida respecto a todos los rivales a los que se ha medido hasta ahora, los tangibles e intagibles que llegan desde sus rotaciones. Aunque Avenida solo sumaba un acierto desde 6,75 en ese parcial no echaba de menos esos puntos porque seguía sumando hasta acabar 13-21.

La presión de Avenida seguía complicando a Quesos El Pastor en el inicio del segundo parcial en el que pronto se conseguía un +15 tras el primer triple de Karlie Samuelson y otro robo con canasta de Leo Rodríguez. La concesión de algunas segundas opciones al ataque de Quesos El Pastor era el principal debe hasta ese momento del equipo de Íñiguez que a estas alturas ya anotaba con relativa facilidad aunque bajo el aro topaba con la envergadura de Berezhynska y Okonkwo.

El amago de acercamiento del equipo zamorano, 20-30, fue solucionado rápido por parte azulona que respondía con triplete de triples a los que anotaba su rival. Le pusieron 'salsa canaria' Cazorla y Leo Rodríguez en tres ataques dentro de un partido en el que ninguno de los dos equipos conseguía poner orden -algo que favorecía la aspiración de El Pastor de no ver el choque resuelto al descanso-. Se entraba en los últimos segundos de cuarto con tiempo muerto de Íñiguez que mandó un ataque ordenado del que salieron dos puntos de Milic, tras una bonita asistencia de Hayes remontando la línea, para situar el 31-48 para que el duelo se marchara a vestuarios.

Ante un buen inicio de las locales en la reanudación la respuesta la puso Silvia Domínguez que anotó dos triples consecutivos para un parcial total de 0-8 y poner el +20 para Avenida, 36-56. Mejoraba el equipo salmantino tanto en la velocidad de pase como en su calidad y así encontraba ahora tiros más liberados o faltas a favor para seguir incrementando su ventaja.

Interesante ver las alternativas para romper la zona 2-3 con la que intentaba parar El Pastor el ataque a oleadas de Avenida. Ahí esta temporada la velocidad de una jugadora de la envergadura de Lou Samuelson puede resultar vital ante zonas más consolidades, lo mismo que su tiro a media distancia y más cuando el equipo azulón mueve tan rápido el balón como lo hizo por momentos en este parcial. Un mejor ataque pero sobre todo una defensa que subió líneas y acogó a las locales que se veían ya totalmente superadas a diez del final, 44-74.

 

Otra vez un último cuarto con la exigencia de no dejarse ir, de mantener el nivel defensivo llevando a su rival a agotar la posesión hasta en dos acciones casi consecutivas. La ventaja no iba mucho más allá porque quizás sí había en ataque un punto más de relajación y de ahí tiros cortos o errados desde la personal. Algún rebote concecido y el entusiasmo de un Quesos El Pastor por ceder por la mínima le permitieron apuntarse el último parcial aunque la victoria viaja para Salamanca.

ASÍ LO VIO ROBERTO ÍÑIGUEZ

El entrenador de Perfumerías Avenida analiza la victoria y recuerda que más que ganar por grandes diferencias le importa "hacer las cosas bien".

El entrenador del equipo salmantino apuntó que el duelo no fue un camino de rosas, tuvo sus dificultades y sus lagunas. "Sabía que podía ser un partido complicado. Como decía en la previa, el estar ganando con esos marcadores te puede engañar y creo que tenemos que estar preparadas para jugar todo tipo de partidos. Sé que Zamora va a ir a más porque tienen equipo y si no hubiésemos estado algunos minutos con la consistencia y solidez que hemos estado, el partido podía haber sido otro".

Reconoce la virtud de tener esas fases de solidez pero trata de sacar más conclusiones de lo que se puede mejorar. "Tenemos que quedarnos con eso que es bueno pero también porque a veces bajamos el nivel, como defendemos el 'pick and roll', como apretamos el balón y esas cosas mejorarlas. Para mí es importante entender que no vale con ganar sino mejorar cada cosa que hacemos y en eso no quiero dar un paso atrás o quedarnos en el mismo sitio porque eso es un gran error". De ahí el reto que marca que es que "en estos partidos que nos vienen ahora hasta el parón FIBA a ver si podemos seguir mejorando".

Reitera que eso para porque "no es ganar de 50 sino hacer las cosas bien", y destaca lo bueno y lo que no le gustó tanto que poco tuvo que ver con su plantel. "Hoy hemos tenido honestidad, seriedad, foco, el mismo que no ha tenido parte del público conmigo que con 53 años y con el respeto que tengo a todo el mundo del baloncesto creo que no me lo merezco pero bueno, esto es lo que hay".

 

QUESOS EL PASTOR (13+18+13+20): Amy Okonkwo (4), Brooke Salas (13), Marta Montoliu (10), Valeria Berezhynska (9), Marina Lizarazu (12) -cinco inicial-, Sagerer (5), Perisa (1), Quirante (6), Wolf (4).
PERFUMERÍAS AVENIDA (21+27+26+13): Silvia Domínguez (6), Andrea Vilaró (2), Katie Lou Samuelson (23), Nina Milic (10), Emese Hof (7) -cinco inicial-, Leo Rodríguez (9), Maite Cazorla (9), Tiffany Hayes (9), Karlie Samuelson (7), Marica Gagic (4), Umi Diallo (1), Paula Suárez (0).

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com