Lee la doble crónica del encuentro

 

 

SIN PREMIO FINAL


Cadí la Sede hizo un buen partido contra el Valencia, pero, a pesar de la lucha que mostró casi todo el partido, se quedó sin premio ante un equipo que está invicto en la Liga Femenina. Las urgelenses perdieron por 67-77, un resultado demasiado amplio para los méritos que hicieron, ya que durante todo el partido lucharon, hicieron frente al rival y buscaron la victoria. Tras remontar en dos ocasiones 11 puntos en contra, en el primer y en el tercer cuarto, se situaron 5 puntos por encima cuando quedaban 6 minutos para el final, 67-62. A partir de ahí el Valencia mostró todo su potencial y quiso dejar constancia de que es un equipo que aspira a todo esta temporada. Hizo un parcial de 0-15 y se llevó la victoria. En el Cadí la Seu destacó Ariadna Pujol con 16 puntos, mientras que la máxima anotadora del partido fue Rebecca Allen, con 20 puntos, y 6 triples anotados.

SEDIS CADÍ:Raventós (11), Etxarri (5), Jespersen (3), Urbaniak (10) i Mestres (11) –cinc inicial–; Williams (5), Peña (2), Pujol (16), Bahí i Geldof (4).
24/47 de 2 punts. 2/12 triples (1 Williams i Pujol). 13/16 tirs lliures. 34 rebots (6 Williams i Pujol). 12 assistències (2 Raventós, Peña, Pujol i Urbaniak). 72 de valoració (15 Urbaniak).

VALENCIA:Gómez (2), Allen (20), Casas (12), Trahan (3) i Gulich (10) –cinc inicial–; Ouviña (10), Romero (2), Juskaite (3), Carrera (9) i Gil (6).
24/50 de 2 punts. 8/16 triples (6 Allen, 1 Juskaite i Gulich). 5/8 tirs lliures. 25 rebots (5 de Gil). 14 assistències (3 Ouviña). 78 de valoració (20 Allen).

PARCIALES:12-23, 24-19 (36-42), 18-12 (54-54) i 13-23 (67-77)

lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)

 

 

LOS TRIPLES DE ALLEN NOS MANTIENEN COLÍDERES

La australiana dio un recital con 20 puntos y un parcial final de 0-15 permitió remontar a las de Rubén Burgos

Con más sufrimiento del esperado, pero el Valencia Basket logró sumar su quinta victoria consecutiva y mantener su condición de invicto para seguir coliderando la Liga Femenina Endesa gracias al triunfo ante el Cadí La Seu por 67-77. Y todo en un partido que se decidió en los últimos cinco minutos, con una espectacular defensa de las taronja y una estelar Rebecca Allen, autora de 20 puntos, con seis triples.

La victoria del Perfumerías Avenida el viernes ante el Quesos El pastor obligaba al Valencia Basket a no fallar en su visita al Cadí La Seu si quería seguir manteniendo el coliderato de la Liga Femenina Endesa. Y así lo asumieron las de Rubén Burgos desde el inicio, con un primer cuarto en el que fueron poniendo tierra de por medio desde el primer minuto para acabarlo con once puntos de ventaja (12-23).

Anna Gómez salió en el quinteto inicial en lugar de una inspirada Cristina Ouviña en las últimas jornadas y le acompañaron de inicio Queralt Casas, Rebecca Allen, Celeste Trahan-Davis y Marie Gülich.

La internacional alemana era una amenaza constante para las locales, quienes tuvieron también en Queralt, la MVP nacional de la pasada temporada, a un seguro en los momentos de más igualdad, antes del tirón final de las taronja previo al segundo cuarto.

Pero Rubén Burgos ya había avisado en la previa de la peligrosidad de un rival que se hace fuerte en casa y que nunca baja los brazos, tal y como se vio en el segundo cuarto, en el que vieron aro con más facilidad y en el que redujeron la diferencia hasta los seis puntos de desventaja al descanso (36-42).

Dornstauder reducía aún más la diferencia en la reanudación, pero un parcial de 0-7 para las taronja volvía a disparar al Valencia Basket hasta el 41-49. Un respiro para las visitantes, pero que duró poco.

El Cadí La Seu tiraba de orgullo y devolvió un parcial aún más amplio con un 13-2 que les permitió empatar el partido 51-51. Una igualdad que se mantuvo hasta el final del tercer cuarto con un 2-1 para cada equipo, el primero para Trahan-Davis y el segundo para Mestres (54-54).

Las taronja no despertaban y el partido parecía que se les podía escapar, con un preocupante 67-62 a falta de poco más de cinco minutos para el final. Un momento crítico que hizo reaccionar a las de Rubén Burgos, con una primera canasta de Queralt Casas, otras dos de Gülich para empatar y, sobre todo, los triples de Rebecca Allen.

La australiana asumió la responsabilidad anotadora con un recital desde la línea de 6,75 y, con dos triples consecutivos rompió el partido (67-73). Había anotado seis de sus nueve lanzamientos lejanos, pero aún tuvo tiempo para redondear su partidazo con una nueva canasta que sentenció el duelo y que le llevó hasta los 20 puntos, en su mejor actuación desde que llegó al Valencia Basket el pasado verano.

Una explosión anotadora a la que sumó un tapón y un rebote en los últimos segundos, antes de que Cristina Ouviña cerrara el partido con una última entrada que llevó el marcador al 67-77 definitivo, con un parcial de 0-15 y con el Cadí La Seu sin poder anotar en los últimos cinco minutos, fruto de la intensidad defensiva de las taronja, que mantienen el coliderato

superdeporte.es
foto: Agustí Peña