La llegada al banquillo del Quesos El Pastor de Fran García ha repercutivo en un nuevo cambio en la plantilla naranja con la baja que se le ha concedido a la pívot austriaca Sarah Sagerer. La jugadora y el Club llegaron a un acuerdo por el que se rescinde el contrato firmado en la pretemporada con una jugadora que no ha tenido demasiada suerte en su paso por Zamora.

 

Sagerer contrajo el corona virus antes de comenzar la pretemporada y tuvo que pasar el confinamiento en Madrid, donde se encontraba. El proceso de recuperación de su enfermedad fue largo y luego su puesta a punto le obligaron a no poder debutar hasta bien comenzada la Liga, concretamente, en la jornada cuarta y tan sólo pudo jugar cuatro partidos desde entonces ya que también arrastraba una lesión en un pie. En este tiempo, la jugadora austriaca tan sólo disfrutó de poco más de diez minutos de media por partido en los que promedió cuatro puntos anotados.

El CD Zamarat se ha puesto ya a sondear el mercado para cubrir el puesto que deja Sagerer en la plantilla naranja, aunque no parece que su sustituta vaya a ser otra jugadora interior ya que Fran García considera bien cubierto este puesto con Valeria Berezhynska, Abbie Wolf, Amy Okonkwo y Ana Carlota Faussurier.

El Quesos El Pastor se encuentra a la espectativa de lo que ocurrirá en el partido de este jueves en el que tendría que enfrentarse en el Pabellón Angel Nieto al Ciudad de La Laguna. El equipo canario se encuentra en una situación económica muy delicada y el propio presidente anunció hace ya días que sus jugadoras americanas no regresarán de las vacaciones que disfrutaron en la última semana.

Hasta el momento, no hay ningún comunicado oficial sobre la decisión que adoptará el CB Clarinos finalmente por lo que el Quesos El Pastor preparará el partido pensando en que se jugará con normalidad. De hecho, las jugadoras se sometieron a un primer test del COVID para retomar los entrenamientos ayer, y hoy mismo pasarán un nuevo control para poder jugar el jueves con garantías sanitarias.

Además hay que recordar que la liga continuará el domingo, con el desplazamiento a Valencia para el que la plantilla volverá a someterse a nuevos tests. El club naranja no quiere correr riesgos porque tener que suspender dos o tres partidos a estas alturas supondría un serio contratiempo en todos los sentidos.

Esto mismo le ha ocurrido al AlQazeres que ayer anunció que no podrá jugar el jueves contra Bembibre en la ciudad extremeña y el domingo tampoco viajará a Girona ya que dos de sus jugadoras han dado positivo. No será sencillo, en un calendario tan apretado para el conjunto extremeño y para sus rivales, poder jugar estos dos encuentros aplazados.

Por otra parte, el Embutidos Pajariel Bembibre ha acordado la desvinculación de la estadounidense Andrea Givens y de la finlandesa Sara Rokkanen. De este modo, ambas jugadoras no completan su primera experiencia en la máxima categoría del baloncesto femenino español, ocupando en la plantilla el lugar de Givens la base internacional venezolana Roselís Silva.

Givens, que llegaba avalada por su exitosa experiencia en la Liga Universitaria estadounidense con las “Lady Toppers” de Western Kentucky y que ya se encuentra en su país, ha promediado casi 9 puntos y 1 rebote en los 24 minutos de media por partido. Por su parte, la alero internacional finlandesa participó en ocho encuentros en la presente campaña en la Liga Femenina Endesa después de sufrir una lesión que le impidió participar en la totalidad de partidos.

Manuel López-Sueiras
foto: Nico Rodríguez
laopiniondezamora.es