Después de una larga trayectoria en el baloncesto catalán César Aneas (1974, Sant Adrià del Besós) es la apuesta del Promete, rival del Spar mañana en Logroño, para consolidar el proyecto en la liga femenina.



¿Cómo valora estos primeros meses?
Estoy muy contento pero no puedo disfrutar al máximo de la experiencia por la situación en la que estamos todos. Promete es un club muy serio, con ganas de hacer las cosas bien y he encajado muy bien en el proyecto porque quieren hacer una apuesta muy fuerte por jugadoras jóvenes y eso es lo que estoy acostumbrado a hacer.
Se ha rodeado al equipo de jugadoras que conoce muy bien del baloncesto catalán?
De Sant Adrià han venido Alarcón, Diarra y Kovacevic y esto hace que sea más fácil comenzar un proyecto, sin olvidar una jugador que para mí es clave, Laia Flores, a la que he entrenado desde que hacía mini en Mataró. Tengo mucha confianza en ella y está haciendo una temporada espectacular.

¿Qué pasó en Sant Adrià para acabar saliendo por la puerta trasera?
No nos entendimos, sobre todo en el aspecto deportivo. Más allá de esto es el equipo de mi pueblo, tengo mucha gente que conozco y siempre los desearé lo mejor porque la quiero mucho. Fue una lástima que no se pudiera materializar el ascenso, pero tienen una filosofía muy clara con la cantera y no tardarán en tener más oportunidades para subir.

Se esperaba en Girona el cambio Surís para Julbe?
Como todos, me sorprendió. El equipo estaba en buena dinámica y tengo un enorme respeto por el trabajo de Surís. Ha hecho unos años espectaculares, ganando títulos y dando al equipo una identidad propia, que personalmente me gustaba. El momento del cambio también lo encontré del todo inesperado porque precisamente apenas se habían clasificado para la Euroliga.

Podrá revivir, así, antiguos duelos con Julbe.
Es un referente del baloncesto, sobre todo en el ámbito profesional masculino. Personalmente me he nutrido de muchas de las cosas que ha hecho. Nos enfrentamos cuando él estaba al júnior del Uni y yo en Mataró en los campeonatos de Cataluña e incluso en un estatal. Es un primera espada y aportará muchísimo al equipo porque sabe mucho.

Respecto al debate de si es lo mismo llevar un equipo masculino que uno femenino, que tiene que decir?
He entrenado equipos masculinos, desde la base hasta la copa Cataluña. Hay una diferencia física, es evidente, pero mi forma de transmitir o de enseñar técnica individual, táctica o lo que sea es absolutamente la misma. Lo tengo siempre clarísimo.

El Uni, por nombres, tiene una plantilla espectacular, pero se podrá imponer al Valencia y al Avenida cuándo llegará la hora de la verdad
No recuerdo cuándo fue la última vez que en la Liga Femenina había tres candidatos tan potentes y los tres con posibilidades reales de luchar por el título. La resolución dependerá también de quien llegue a los play-off en un mejor momento de juego y también de salud. Son tres estilos diferentes y cualquiera se puede acabar imponiendo. Aparte de los tres grandes equipos de la liga, el nivel medio también ha subido mucho y la igualdad entre nosotros es total. Entre el 5º y el 9º hay sólo una victoria y el retorno de jugadoras como Cruz y Nichols también nos está ayudando a ver una liga de mayor calidad. Y me sorprende que esto esté pasando precisamente en el año de la pandemia, porque también han venido jugadoras de fuera de gran calidad cuando teóricamente las plantillas debían ser más austeras que nunca. En marzo muchos pensábamos que no habría ni liga y resulta que es la mejor liga de los últimos diez años, con inversiones fuertes en Zaragoza y Tenerife.

De las jóvenes, qué destacaría?
Ari Pujol, por ejemplo, la entrené muchos años y veo que empieza a ser la jugadora que imaginé que sería cuando era cadete y júnior. En la copa Cataluña ya era una jugadora de una categoría superior.

El paso por las universidades de EE.UU. no va bien a todo el mundo ...
Depende, pero allí hay una jerarquía que dice que los dos primeros años prácticamente no juegas y por mucho que te entrena necesitas competir para crecer como jugadora. Esto ha pasado a más de una.

Convendría que el Barça y la Penya estuvieran en la liga?
Sería muy enriquecedor en todos los sentidos. La Peña hará una apuesta fuerte a medio plazo para tener equipo y el Barça hace dos años que está a punto de subir. Pero hay más, como el Unicaja. Todos serán bienvenidos.

Lluís Simon
foto: Alberto Salazar
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)