Lee la doble crónica del encuentro

 

 

DIMOS LA CARA

 

Campus Promete ha caído esta tarde ante SPAR Girona (70-96) en un encuentro intenso y disputado, en el que el equipo catalán hizo valer su superioridad física y su dominio del tiro exterior para llevarse el triunfo.
La primera mitad fue enormemente igualada, con ambos equipos volcados en el ataque. Así, mientras las visitantes trataban de controlar el partido desde el exterior (4/6 en triples en el primer cuarto), Campus Promete se mantenía a flote gracias a un juego coral y a la seguridad de Maimouna Diarra en el rebote (15 en todo el encuentro). Tal es así que la distancia al final del primer cuarto fue únicamente de 5 puntos (18-23).
Comenzaron las riojanas de la mejor manera el segundo cuarto: dos jugadas consecutivas de Paula Estebas pusieron el empate en el marcador. El encuentro se convirtió en los minutos siguientes en un constante tira y afloja, que comenzó a romperse a favor de las visitantes mediado el cuarto, cuando Araujo y Eldebrink empezaron a enchufarse. En los últimos instantes, sin embargo, las de César Aneas se recuperaron con un parcial de 6-0, que puso el partido en un puño a un minuto del descanso (38-37). Sin embargo, la veteranía es un grado, un mantra que demostraron  Edelbrink y Labuckiene al conseguir ampliar la distancia hasta los seis puntos (37-43).

Aunque el comienzo de la segunda mitad pareció aventurar un guion similar, con alternancia anotadora de los dos equipos, mediado el tercer cuarto SPAR Girona metió una marcha más. Su calidad y su fondo de armario (cinco jugadoras terminaron el partido con más de 10 puntos) comenzó a imponerse paulatinamente, mientras Aneas intentaba encontrar la tecla para frenar a las Elonu, Vasic, Eldebrink o Araujo. Un parcial de 3-14 puso las cosas tremendamente complicadas para las riojanas, que hicieron lo posible por llegar con opciones al último cuarto. El buen hacer de jugadoras como Flores, Pivec o Diarra fue fundamental para que la distancia se redujera a solo 12 puntos (55-67), con un parcial de 7-0 mediante.
En el último cuarto las de Alfred Julbe no dieron opciones: un buen arranque les permitió poner tierra de por medio en el luminoso y menguar las ilusiones de remontada de Campus Promete. Unido a esto, las locales estuvieron más imprecisas en sus acciones en los últimos minutos, lo que permitió a las gerundenses ampliar su ventaja hasta los 26 puntos finales (70-96).


Campus Promete volverá a los entrenamientos mañana por la tarde para preparar su encuentro a domicilio de este domingo ante Duran Maquinaria Ensino.


Campus Promete (70): Flores (13), Barneda (2), Knezevic (9), Weaver (10) y Diarra (15) – cinco inicial – Estebas (9), Pivec (12), Alarcón, Conde, Tuhina y Lozano.
SPAR Girona (96): Vasic (15), Araujo (15), Eldebrink (17), Reisingerova (6) y Gray (5) – cinco inicial - Elonu (15), Palau (5), Soler (3), Ferrari (11), Labuckiene (4).
Parciales: 19-23, 37-43 (descanso); 55-67 y 70-96 (final).

 

CD PROMETE

 

 

TERCERA DE JULBE

El Spar Girona suma el tercer triunfo en tres partidos con Alfred Julbe con una clase magistral de juego, que termina con el Uni igualando su récord de puntos en la liga establecido en 2018

El triple de Julia Soler a 12 segundos para acabar y cuando la undécima jugadora del Spar Girona a salir llevaba 3:10 al parquet iguala el récord de puntos del Uni en la Liga Femenina, establecido el 10 de diciembre de hace dos años en Ferrol (42-96). Es, éste, el colofón a una auténtica clase magistral impartida en la pista del Promete por el conjunto gerundense, que suma la tercera victoria en tres partidos con Alfred Julbe y, sobre todo, hace un juego vistoso, mucho, e imprevisible. Y sin perder efectividad, al contrario.

El Uni repartió 21 asistencias según la estadística oficial -sólo hay tres de Gray, las mismas que en esta crónica-, tuvo Eldebrink (5/8 triples) de máxima anotadora con dos más que tres compañeras y anular la referencia interior local -7 puntos, 9 rebotes y 19 de valoración al descanso- sin pivote alta en el tercer cuarto, cuando los triples de la sueca y Ferrari (3/4) comenzaban a terminar el triunfo (46-61) .

La intensidad atrás, a pesar de la inferioridad en el rebote (39-27 ayer), es el estímulo de un grupo que hace disfrutar al espectador, como en la doble pasada de espalda y sin mirar de Palau y Gray que completaba Reisingerová (55-65). O el tercer triple de la paraguaya, para completar una inversión de balón que empezaba Labuckiene y tenía tres pases extras (55-70). La californiana en contraataque encarrilaba el partido a 6:45 (58-77) y terminaba su actuación asistiendo Labuckiene (61-85). Y como leer no hace perder al escribir, zona para recuperar un balón en quince segundos antes de que termine el segundo cuarto y que la lituana haga el 37-43 tras encajar cuatro canastas en juego, dos de Diarra y dos triples ( uno del exalera del Uni Knezevic).

finas

El inicio amarillo, con 4/6 triples en el primer cuarto (18-23) de cuatro jugadoras -6-7 Vasic, 8-10 Eldebrink, 8-13 Araújo y 14-21 Ferrari- daba la iniciativa al Spar Girona , que sólo sufría por el rebote (11-6) y los 6 puntos de Knezevic ante Vasic (14-18). Estebas de tres empataba a 23 en el segundo cuarto pero Eldebrink, a pase de Gray después de que la californiana dejara dos rivales atrás a medio campo, establecía otra máxima (29-37) que Diarra, Knezevic de tres y Weaver de 4,60 m , reducían (37-38).

magia

Los triples de Ferrari y Eldebrink, en transición, hacían pedir tiempo muerto a Aneas a 03:31 para terminar el tercer cuarto (46-61). Alfred Julbe, sin pivote alta, hacía sentarse Diarra (39-45) y, después, sacaba Ferrari por Elonu (5 puntos en el tercer parcial) para jugar con Vasic de cuatro. El 7-0 de Promete, con Reisingerová y Gray en pista, también obligaba al técnico del Spar Girona a parar el reloj en 02:18. Ya con Palau junto a Gray, la bola era magia (55-65), y la barcelonesa cerraba el cuarto con una acción de campo a campo (55-67).

Labuckiene forzaba la cuarta a la senegalesa (1,98 m, 1991) en 17 segundos en el último cuarto, un calvario para las locales, fundidas. Laia Flores (32:47), la que más jugó de todo el partido -Eldebrink 29:24 en el Uni-, era un salvavidas y un estímulo gerundense, como en el brillante 55-63 previo a la jugada del partido.

 

lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)