El entrenador del Embutidos Pajariel CB Bembibre, José Jesús “Pepe” Vázquez, ha criticado lo que considera que es “diferente trato arbitral” hacia su equipo, colista de la Liga Femenina Endesa, con tan solo una victoria y ocho derrotas consecutivas, la última ante Araski (52-54) en la que fue expulsado por falta técnica.

“No es algo nuevo de esta temporada, sino de las últimas porque se viene demostrando que es muy fácil pitar a Bembibre y se puede demostrar viendo las imágenes de diferentes acciones y en el trato que reciben, tanto las jugadoras, como el cuerpo técnico, de ambos equipos”, comentó en declaraciones a Efe el técnico del rival del Quesos El Pastor esta noche. A pesar de la crítica hacia la labor arbitral se mostró “resignado, por ser una guerra ya perdida y hay que asumirlo, pero siempre desde la conciencia tranquila de denunciar algo que está sufriendo el equipo”.

Sin embargo, el técnico gallego sigue mostrándose convencido que su equipo “se va a salvar seguro a pesar de todo y lo ha venido demostrando en varios partidos en los que no ha sido inferior al rival pero que ha pagado caro decisiones controvertidas en finales igualados”. Esta noche (20.00 horas) disputa su equipo el duelo autonómico ante el Quesos El Pastor Zamora, en un choque que considera “muy importante, pero sin hablar de urgencias, porque ocurra lo que ocurra, todavía quedará mucha liga por delante, pero está claro que este encuentro, como el aplazado ante Al Qazéres, pueden marcar la salvación”. Sobre el conjunto zamorano cree que ha ganado en “acierto desde la línea de tres puntos, recuperando a jugadoras que estaban algo más grises desde el cambio en el banquillo, con un juego más veloz y mayor agresividad defensiva”.

 

Por otra parte, el Valencia Basket visitará hoy al Perfumerías Avenida en Salamanca en un choque en el que ambos equipos, invictos en la competición, se disputarán el liderato de la competición. Los dos llegan a esta cita con un pleno de victorias tras las primeras doce jornadas del campeonato y sólo el Spar Girona les sigue la pista con una única derrota, la que sufrió en su pista ante el Valencia. Aquel choque fue la primera gran prueba para ver si el paso adelante que teóricamente ha dado el Valencia con su nueva plantilla le ha situado a la altura de los dos ‘grandes’ del baloncesto español en la actualidad y la respuesta fue positiva. Ahora el equipo de Rubén Burgos busca la confirmación de ese salto y también dar un golpe en la clasificación para convertirse en el líder en solitario de la tabla.

El Valencia afronta la visita después de haber ganado en la pista del Kutxabank Araski por un ajustadísimo 57-60 y al Quesos El Pastor por un más holgado 76-59. En ambos encuentros, ha adolecido de cierta falta de continuidad en su juego, una de las cosas que necesita mejorar.

El equipo valenciano mantendrá las bajas de Anna Gómez y de María Pina. En el caso de la segunda, dado que aún no ha jugado esta temporada, está acostumbrado a desenvolverse sin ella, pero la ausencia de la capitana deja cojo el puesto de base y obligará a Burgos a dar aún más responsabilidad a Cristina Ouviña y a reconvertir a Leticia Romero a esa dirección.

El choque supondrá el primer regreso de la ala-pívot Laura Gil a la que durante las últimas campañas fue su casa y que dejó este verano para fichar por el Valencia. Eso sí, la ausencia de público hará menos emotivo ese regreso.

Enfrente tendrá a un equipo que dirigido por Roberto Íñiguez, el entrenador que hizo al Ros Casares Valencia campeón de la Euroliga, tiene un juego muy coral comandado por la joven alero estadounidense Katie Lou Samuelson y que en su columna vertebral tiene a su hermana Karlie Anne, así como a Maite Cazorla, la histórica Silvia Domínguez, Marica Gajic, Eva Hof, Renara Hayes o Nikolina Milic. 

EFE
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO