Lee la doble crónica del encuentro

 

 

HISTÓRICA PRIMERA VUELTA


Movistar Estudiantes cerró la primera vuelta con una sufridísima victoria ante Embutidos Pajariel Bembibre PD. Las de Alberto Ortego tuvieron que remontar en una buena segunda parte ante un equipo que puso las cosas complicadísimas. El equipo berciano empezó muy fuerte, con una gran defensa que le permitía coger una máxima ventaja de 7 puntos

Movistar Estudiantes cerró la primera vuelta con una sufridísima victoria ante Embutidos Pajariel Bembibre PD. Las de Alberto Ortego tuvieron que remontar en una buena segunda parte ante un equipo que puso las cosas complicadísimas.

El equipo berciano empezó muy fuerte, con una gran defensa que le permitía coger una máxima ventaja de 7 puntos (4-11) que las estudiantiles compensaron con un parcial de 7-0. Fue un inicio donde el ritmo lo puso Roselis Silva, la mejor jugadora de Embutidos Pajariel Bembibre.

De hecho, tras una buena acción suya, recuperaron la máxima ventaja en el segundo cuarto, 20-27. No encontraban las locales el modo de frenar la anotación rival, aunque sí tomaban un ritmo ofensivo más alto. Sin embargo, en el juego de tiros libres que tomó el final de la primera parte, y ayudadas también por la inspiración de Lashann Higgs, las visitantes salieron ganando y consiguieron poner la máxima en el intermedio, 27-36.

Tras el descanso, la ventaja de Embutidos Pajariel Bembibre creció hasta los 13 puntos, comepnsando posteriormente Leslie Knight con un triple y Arica Carter con robo y contraataque. El parcial de Movistar Estudiantes fue de 11-0, y el del periodo de 15-8: una mejora defensiva que permitió a las Women in Black llegar a empatar a 42, aunque la última canasta del cuarto fue para Monica Naczk.

El juego volvió a trabarse en el inicio de los últimos 10 minutos, y Bembibre volvió a tomar ventaja. La respuesta, en el poste mediante Leslie Knight y Sofia Da Silva. Igualdad, nervios… y Melisa Gretter para controlar el balón. Jana Raman metió un triple fundamental y la argentina sentenció con dos tiros libres a 30 segundos del final. Roselis Silva metió un triplazo que quedó en nada, ya que Movistar Estudiantes esquivó los tiros libres moviendo el balón en la última posesión.
Una primera vuelta histórica

Las Women in Black de Movistar Estudiantes, con este balance de 10-5, logran la mejor primera vuelta de la historia de los equipos senior femeninos en el club.

La anterior mejor marca consta de la temporada 2004-05. Las entonces «chicas de rojo» del hoy Movistar Estudiantes, en un equipo de leyenda con Silvia Domínguez, Sonia Blanco, Jenny Benningfield, Kate Starbird, Nuria Forns o Montse Antón, habían firmado la mejor primera vuelta de la historia del club en máxima categoría femenina, que sirvió para jugar la que hasta ahora era la única Copa de la Reina del club.

El balance ese año (en una liga de 14 equipos) tras 13 jornadas era 7-6; después de 14 (como estamos ahora), 7-7; y después de 15 (como terminará la primera vuelta este sábado), 8-7.

Las de Alberto Ortego terminan con balance de 10-5, estableciendo una nueva marca para recordar y que habla maravillas del trabajo del grupo. Cuartas solo tras los gigantes Avenida, Girona y Valencia, y quieren seguir sumando para no perder de vista el objetivo primordial (la permanencia), seguir soñando y dejar un nuevo hito histórico.

ESTUDIANTES

 

ACARICIANDO EL TRIUNFO

Embutidos Pajariel Bembibre no pudo cerrar con victoria la primera vuelta y cayó (61-59) ante la revelación de la Liga Femenina Endesa, Movistar Estudiantes, en un encuentro marcado inevitablemente por la lesión de Roselis Silva al borde del descanso y la impotencia que  sufrieron las jugadoras de Pepe Vázquez en multitud de situaciones.

No hay nada que reprochar a este equipo. Embutidos Pajariel
Bembibre se quedó con dos triunfos al final de la primera vuelta después de caer por 61- 59 frente a la revelación de la Liga Femenina Endesa, Movistar Estudiantes, un equipo que aprovechó la mermada condición de Roselis Silva tras su lesión al borde del descanso para acabar ganando un encuentro en el que fue superado en todo momento por una escuadra que lo volvió a hacer todo para ganar y seguramente lo mereció.
Con esa sensación se retiraron entre lágrimas las pupilas de Pepe Vázquez y el propio entrenador gallego, que solo pudo encajar de la mejor manera posible una nueva derrota que seguramente no mereció. Muchos gestos de frustración se le vieron ante un criterio arbitral que para nada pareció equilibrado. Roselis Silva y sobre todo Lashann Higgs fueron atosigadas superando el límite de lo legal en un encuentro cuyo análisis no puede obviar este condicionante. La mala suerte hizo acto de presencia cuando Roselis Silva se quedó tendida sobre el parqué de Magariños al borde del descanso con un esguince que lastró su rendimiento a pesar de hacer el esfuerzo de saltar a la cancha y tratar de ayudar en la segunda mitad. Sus lágrimas de desesperación y dolor anunciaron el fatal desenlace de un duelo en el que volvió a demostrar que es una jugadora descomunal.
Bembibre lo borda hasta el descanso Fue ese percance el principal condicionante de un choque cuyo inicio estuvo marcado por el parón que sufrió a los dos minutos por un problema en mesa de estadísticas. Esto, sin duda, cortó el ritmo a ambos conjuntos, aunque las primeras que se ‘enchufaron’ fueron las bembibrenses con un triple de Anna Palma. De hecho, encadenaron ocho tantos sin respuesta local con dos triples de Higgs y una canasta en llegada de Silva. Parecía mejor el cuadro berciano, pero consiguieron igualar las madrileñas tras un parcial de 7-0 en el que su defensa debió ser seguramente castigada con alguna falta. Ninguna se les pitó en los primeros diez minutos a las de Alberto Ortego, aunque se fueron al final del primer cuarto en desventaja (11-13).
Pareció complicarse el encuentro para las aspiraciones bercianas con la explosión de Arica Carter en la continuación, pero Silva no estaba dispuesta a permitir una desconexión. Dostriples de la venezolana, que anotó 8 de sus 12 puntos antes de la media parte, mantuvieron a su equipo con una ventaja confortable. También estuvo bastante entonada Montse Brotons, que ofreció buenos minutos de rotación para acompañar a Sara Rhine, que acabó con 11 tantos, como jugadoras importantes en el juego interior. Las primeras faltas castigadas a las locales permitieron a las del Bierzo Alto llegar con una buena renta (27-36) al intermedio, aunque con la mala noticia de la lesión de Silva.


La lesión condiciona el resultado final
Se quebró la barrera psicológica del +10 con una canasta de Rhine y la estadounidense selló un parcial de 0-11 acumulado con los minutos previos al descanso. Sin embargo, Silva ya no pudo aguantar más y su equipo lo empezó a notar. 11 puntos encajó de forma consecutiva, una racha que rompió Rhine. Aunque las colegiales llegaron a igualar lideradas por Leslie Knight, una canasta de Monika Naczk puso el 42-44 con el que se alcanzó el cuarto periodo.
El torrente que parecía imposible de contener se convirtió en fe y esperanza con Batouly Camara y Higgs –esta última acabó con 17 tantos– haciendo daño una y otra vez en la defensa madrileña. Sin embargo, se torció todo por el excesivo empuje estudiantil y Jana Raman anotó un triple que selló la remontada (57-54) tras un parcial de 9-0. Una falta antideportiva sobre una mermada Roselis abrió otro rayo de ilusión, pero no acertaron las de Bierzo Alto para consolidar el pleno de la venezolana y las madrileñas aguantaron sin muchos problemas hasta el definitivo 61-59 después de un triple de base de Caracas que cerró el partido con un resultado que, personalmente, pareció infinitamente injusto. 

Movistar Estudiantes, 61 (11+16+15+19): Cristina Mato (-), Atonye Nyingifa (8), Melisa Gretter (5), Agostina Burani (-), Leslie Knight (23) -cinco inicial-; Gracia Alonso (1), Carmen  Grande (-), María Espín (-), Sofía Gomes (10), Arica Carter (9) y Jana Raman (5).

Embutidos Pajariel Bembibre, 59 (13+23+8+15): Roselis Silva (13), Anna Palma (3), Lashann Higgs (17), Batouly Camara (5), Sara Rhine (11) –cinco inicial-; Laura Méndez (-), Conchi Mongomo (2), Marianne Kalin (2), Montserrat Brotons (4) y Monika Naczk (2).

CB BEMBIBRE