Las de Fran García siempre fueron a remolque ante un duro rival y tan sólo lograron acercarse en los instantes finales pero no tuvieron suerte

 

Quesos El Pastor cerró ayer la peor primera vuelta en sus once temporadas en la Liga Femenina, y lo hizo tras un partido en el que mejoró su juego con la incorporación de Vanessa Gidden, pero siempre fue a remolque en el marcador y cuando quiso reaccionar era ya demasiado tarde.

Gidden se incorporó ayer al equipo de Fran García y dejó patente su nivel como jugadora interior, pero también resultó evidente que le falta todavía mucho rodaje para acoplarse a una plantilla con la que tan sólo había podido entrenar desde el pasado miércoles cuando llegó a Zamora.

No estuvo mal en defensa el Zamarat y ejecutó algunos minutos de buen juego en ataque, pero en el baloncesto femenino moderno, el tiro exterior resulta imprescindible para ganar partidos y ayer faltaron triples en el equipo naranja para contrarrestar a un rival que, precisamente, destaca en esa faceta

Era previsible que el partido estuviera muy equilibrado y así fue desde el principio aunque Ensino llegase a adquirir algunas ventajas considerables. El equipo gallego sorprendió relativamente con una defensa en zona de salida que hacía mucho tiempo que no veíamos en el Ángel Nieto, y no les fue tan mal a las lucenses que, gracias a los triples de Nina Bogicevic y Vega Gimeno, lograban distanciarse a 3-8 en solo 4 miutos.

No terminaban de encontrar las del Zamarat la forma de atacar esa defensa en zona, más que nada porque Vanessa Gidden, pese a salir en el equipo inicial, demostraba que le resta todavía mucho para adaptarse al juego de sus nuevas compañeras. Ensino sí actuaba como un equipo con hasta cuatro ex jugadoras del Zamarat sobre la cancha, y llegaba a distanciarse a 9-17.

En el segundo cuarto, el equipo visitante conseguía distanciarse hasta unos preocupantes 13 puntos de ventaja tras un triple de Laura Aliaga que provocó un tiempo muerto de Fran García para intentar reajustar a su equipo que no funcionaba con Anamaría Prezelj en el puesto de base.

Regresó Marina Lizarazu, y poco a poco, el Quesos El Pastor volvió a meterse en el partido a base de una mayor aplicación en defensa y a una mayor aportación de Gidden que ponía el 26-30 poco antes del descanso al que se llegó con 26-32.

Y el partido retornó al equilibrio entre un equipo que basaba casi todas sus opciones en el tiro exterior y otro, el zamorano, que poco a poco iba encontrándose con la gran Vanessa Gidden que había pasado por el Ángel Nieto en años anteriores. Al Quesos El Pastor le funcionaba mucho mejor el rebote y también el balance defensivo aunque Ensino seguía acertando en sus triples.

El encuentro llegó al último cuarto con 44-48 y las espadas en alto, entres dos rivales convencidos de que la victoria era posible. A partir de esos momentos, los detalles eran fundamentales y así fue. Prezelj, que había estado muy desacertada hasta entonces, comenzó a ver aro, pero la responsabilidad pesaba demasiado en el equipo naranja que volvió a cometer varios errores seguidos.

Pero a duras penas, el Zamarat resistió el acoso lucense, y Marta Montoliu rompió dos minutos de sequía anotadora para poner el 53-55 que metía en el partido a las zamoranas. La tensión era enorme y el balón no quería entrar en ninguna de las dos canastas. Gidden regaló un balón y Alba Prieto se lo devolvió con unos pasos.

Pero a la siguiente sí respondió Gidden igualando el marcador con un tiro de media distancia al que respondió Vega Gimeno. Amy perdió la bola bajo el tablero, y la dura penalización llegó con un triple desde su casa de Hempe (55-60).

Fran García pidió un tiempo muerto a la desesperada cuando ya solo quedaban 21 segundos pero de nada sirvieron sus explicaciones y el marcador ya no se movió más.

 

 

FRAN GARCÍA: "HEMOS TENIDO OPCIONES DE GANAR"

El entrenador del Quesos El Pastor, Fran García, declaró tras el partido de ayer que “ha sido un palo bastante gordo porque, además, hemos tenido opciones de meternos en el partido, en momentos claves hemos fallado canastas fáciles y nos castigaron a la vuelta con un triple o con canastas fáciles de ellas, pero cuando estás en estas situaciones en que estamos nosotras, la ansiedad juega bastante y hemos fallado cosas muy fáciles. En un partido tan igualado no se puede fallar tanto, aparte que hemos notado que Vanessa Gidden todavía no ha entrenado mucho y en muchas ocasiones estaba un poco perdida en los movimientos sobre la cancha, pero eso es lo que toca”.

El entrenador asturiano reconoció sin embargo que el Quesos El Pastor, “en defensa ha estado hoy mejor, sobre todo en la segunda parte y hemos dejado al rival en solo 62 puntos, pero no hemos jugado con fluidez en ataque, nos hemos atascado en muchos momentos del partido, nos hemos comido posesiones, no hemos movido el balón fluidamente y necesitamos trabajar mucho más el ataque”.

Tras una pésima primera vuelta que se salda con dos únicas victorias, el Quesos El Pastor tendrá que sumar por lo menos cinco triunfos en lo que queda de Liga: “Tenemos que sacar adelante un mínimo de siete partidos, con lo que tenemos que ganar en esta segunda vuelta cinco. Afortunadamente, hoy también han perdido AlQazeres, Bembibre y Gran Canaria que supone un balón de oxígeno para nosotros, pero tal y como se nos presentó hoy el partido aquí, que hemos tenido opciones de ganar, te marchas un poco desilusionado, sobre todo cuando empatamos a 55. Esto es deporte, a ellas se les nota que son un equipo que llevan jugando juntas toda la temporada y nosotros, con las incorporaciones, vamos mucho más lentas”.

Respecto a Vanessa Gidden, Fran García asegura que “le falta todavía el tema competitivo porque físicamente está más o menos bien, pero el ritmo de partido es otra cosa y necesita un poco más de trabajo. Será lo que hemos visto hoy, nos hará 12 o 15 puntos por partido y 10 rebotes, que es lo que esperamos de ella”.

El entrenador del Ensino Lugo, Carlos Cantero, señaló tras el partido que “la victoria se decidió al final por detalles. Nos han empatado el partido pero al final se ha decantado de nuestra parte por un par de detalles ofensivos nuestros”.

El técnico gallego mostró su alegría por la clasificación para la Copa de la Reina que el Ensino logró ayer con su victoria en Zamora: “Es una gran alegría porque está siendo una temporada muy complicada entre dobles jornadas, lesiones, cambios, hacer puzles para poder jugar, partidos con rotaciones muy escasas, pero supone un orgullo por el trabajo que están realizando las jugadoras y con las junior ayudándonos”, explicó el entrenador del Ensino al finalizar el encuentro.

 

Manuel López-Sueiras
laopiiondezamora.es