Valencia Basket cierra la primera vuelta de la Liga Femenina Endesa con una nueva victoria que le consolida en la segunda posición tras vencer al IDK Euskotren por 58-64 en un partido en el que no pudo jugar Laura Gil.

 

El reencuentro con Meiya Tirera (máxima anotadora en la historia del Valencia Basket) y el posible regreso de Anna Gómez (que al final no tuvo minutos) después de una larga lesión, eran dos alicientes extra para un partido en el que las locales buscaban certificar su clasificación para la Copa de la Reina.

Pero aún así, las de Rubén Burgos mandaron en el partido desde el primer minuto, con Ouviña, Queralt, Rebecca Allen, Trahan-Davis y Raquel Carrera en el quinteto inicial.

Seis puntos consecutivos de Queralt Casas impulsaban a las taronja en los primeros minutos, en los que las locales se agarraron al talento e inspiración de Coulibaly, autora de 10 puntos y conco rebotes en los primeros diez minutos. Aún así, las taronja acabaron por delante tras un último triple de Juskaite que puso el 12-15.

El Valencia Basket tenía que mejorar su porcentaje de aciertos en el tiro y encontrar la manera de frenar a la pívot local y ambas cosas se lograron en el segundo cuarto, que arrancó con tres puntos de Tirera.

En ausencia de Laura Gil por lesión, Gülich, Trahan-Davis y Raquel Carrera hacían daño en la pintura, Coulibaly solo sumaba dos puntos más antes del descanso y una Ouviña sin descanso contagiaba su intensidad a las taronja, que se fueron a vestuarios con 10 puntos de ventaja (22-32) gracias también al buen juego coral, como se reflejó en la clara superioridad en asistencias (3-8).

Un parcial de 6-0 para las de Aranzazu Muguruza obligaba a las taronja a reaccionar y no tardaron en hacerlo empujadas por una estelar Trahan-Davis en el tercer cuarto. Su acierto compensaba la buena racha de Laura García cara al aro y permitió llegar al último cuarto con seis puntos de ventaja (41-47).

Había que volver a subir la intensidad y la ventaja se fue hasta los 15 puntos (47-62), con seis de ellos de Ouviña en el momento clave. Con el partido casi sentenciado, dos pérdidas se tradujeron en un parcial de 5-0 y aún tuvo que para el partido Rubén Burgos para evitar sustos de última hora. Trahan Davis frenó el intento de remontada y pese a reducirse la diferencia hasta el 58-64 final, las taronja cerraron una primera vuelta casi perfecta, con 14 victorias en 15 partidos


superdeporte.es
foto:Óscar Araujo