La catalana llega para lo que resta de temporada y para toda la que viene. Puede jugar como base o escolta


El conjunto aragonés y la internacional española Anna Cruz (1.74 metros, 34 años) han llegado a un acuerdo para que la escolta catalana se incorpore al club con un contrato que abarca lo que queda de temporada y la próxima. La jugadora llega tras desvincularse del Kutxabank Araski y, tal y como reveló la entidad, se incorpora al equipo de inmediato.

Pep Cargol aseguró que la jugadora llega para ayudar «tanto de escolta como en el puesto de base», con el claro objetivo de reforzar ambas posiciones. Además, Cruz podrá aportar al equipo, según el director deportivo, «experiencia, conocimiento del juego y de la Liga y presencia», algo que desde el club consideran «muy importante esta temporada pero también para crecer y consolidar el proyecto de cara a la que viene», apostilló.

Miembro de la generación dorada del baloncesto femenino español, la barcelonesa regresó el verano pasado a la Liga Femenina Endesa tras un periplo de siete temporadas lejos de España. Internacional en categorías inferiores desde el 2004, cuando consiguió la plata en el Europeo U18 de Eslovaquia con la zaragozana Estela Royo entre sus compañeras, Anna Cruz se ha convertido en un nombre clave en los éxitos de la selección española los últimos años.

Desde el bronce en el Europeo de Letonia en el 2009, la escolta ha cosechado otro bronce continental en Hungría (2015), los oros en los Europeos de Francia (2013), República Checa (2017) y Serbia (2019), otros dos bronces en los Mundiales de República Checa (2010) y España (2018) y las platas del de Turquía (2014) y los Juegos Olímpicos de Río (2016).

elperiodicodearagon.com