Tras acordar su salida de IDK Euskotren, Julia Gladkova acabará la temporada 2020-2021 en el Embutidos Pajariel Bembibre y vivirá su tercera experiencia a orillas del Boeza. La internacional rusa de 26 años jugará de nuevo a las órdenes de Pepe Vázquez tras haberlo hecho en dos etapas durante los dos últimos cursos deportivos.

 

Embutidos Pajariel Bembibre ha alcanzado un acuerdo con la jugadora Julia Gladkova para que regrese al club y viva su tercera experiencia en la entidad del Bierzo Alto. La internacional rusa, que recientemente acordó su desvinculación del IDK Euskotren, acabará de esta forma la temporada 2020-2021 en el conjunto de la villa del Boeza, al que llegó al principio del curso 2018-2019 y al que regresó al inicio de la segunda vuelta de la pasada campaña tras iniciarla en el Satu Mare de Rumanía.
Hace casi un año parecía una broma, pero ahora la rusa retorna al equipo en el que posiblemente ha rendido mejor y donde probablemente ha sido más feliz. A punto de cumplir 27 años, la alero nacida en Kursk volverá a coincidir con Pepe Vázquez, quien seguramente ha sido el entrenador que mejor ha sabido entender sus peculiaridades y le ha sabido exprimir su talento. No en vano, en su primera campaña en Bembibre fue una de las mejores anotadoras (promedió 15,4 puntos) de la Liga Femenina Endesa y la jugadora que más faltas provocó. La pasada temporada volvió a mantener un promedio superior a 15 puntos en los 9 partidos que pudo disputar antes de que la Liga tuviera que cancelarse por la crisis sanitaria.
Internacional absoluta con el combinado ruso, su última experiencia tuvo lugar en el pasado Eurobasket de 2019, aunque apenas tuvo oportunidades. En categorías de formación fue campeona de Europa en la categoría U16 en 2010 y se colgó la medalla de plata con la U18 en 2012. Asimismo, estuvo en dos ediciones de la Universiada, colgándose la medalla de bronce en una de ellas. Desarrolló la mayor parte de su trayectoria deportiva en el Spartak Región de Moscú-Vídnoye ruso, aunque en la temporada 2014-2015 militó en el Rucon Spisska Nova Ves eslovaco.

Pepe Vázquez: “Es parte de la familia del Embutidos Pajariel Bembibre”
Su regreso al conjunto berciano se produce para cubrir la baja de Sara Rokkanen y se une al reciente fichaje de Roselis Silva, con quien Gladkova ya coincidió en su primera etapa en el cuadro bembibrense y que sustituyó a Dee Givens. La rusa llegará a Bembibre en las próximas horas y se espera poder tramitar toda la documentación para que pueda jugar lo antes posible. Trabajará a las órdenes de Pepe Vázquez previsiblemente este jueves. Sobre su incorporación, el técnico del conjunto berciano reconoce que “estoy contento por la persona que viene. Llega para cubrir una de las salidas anunciadas, a ocupar esa plaza libre”, explica el técnico gallego, feliz por volver a contar con una jugadora como la rusa: “Como en su día me alegré del regreso de Roselis, Julia también es parte de la familia del Embutidos Pajariel Bembibre. La conocemos, sabemos de su calidad dentro y fuera de la pista”, precisa el adiestrador del cuadro rojillo, que añade que “por el afecto que le tenemos también nos hace felices que pueda volver a disfrutar del baloncesto”. Vázquez, no obstante, aclara que tendrá que ganarse sus minutos: “El equipo lo está haciendo bien. Nos falta una victoria, pero cualquiera que vea los partidos puede ver su imagen y estar satisfecho”, precisa el preparador de Santiago de Compostela, que pone como ejemplo a Roselis Silva: “Está ayudando mucho desde su llegada, pero lo importante es el trabajo del equipo y que la gente ha cambiado el chip. Va a venir a sumar al equipo, que es lo importante”, precisa Vazquez, que asegura que “será una más y tendrá que ganarse sus minutos. La competencia sana será beneficiosa para el equipo”, concluye.

Julia Gladkova: “Jugar en Bembibre siempre es un desafío para mí”
Con la misma idea que su entrenador se incorpora Gladkova al equipo. La jugadora es consciente de la confianza que tiene el club en su calidad y en lo que aportará a nivel de  juego: “Sé que la situación es un poco difícil después de sufrir bastantes derrotas. Sinembargo, haré todo lo posible para ayudar al equipo a ganar todos los partidos”, aclara la alero de Kursk, que añade que “jugar en Bembibre siempre es un desafío para mí porque jugar y tomar decisiones son cosas que te hacen mejor. Por eso decidí volver”, recalca. Asimismo, reconoce que será importante volver a reencontrarse con Silva: “Me encanta que vuelva a jugar en Bembibre. Será bueno volver a jugar con ella en el mismo equipo”, resalta la alero de Kursk, que recuerda que “crecimos como personas y como jugadoras después de nuestra primera etapa en Bembibre. Mi decisión de volver se debe a que amo el baloncesto y todavía tengo que jugar y mejorar en cada partido”, concluye.

CB BEMBIBRE
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO