Lee la doble crónica del encuentro

 

SPAR GIRONA SE VIENE ARRIBA EN EL MAGATA

 

Spar Girona venció en el Movistar Academy Magariños tras un partido que se decidió en el segundo cuarto. Movistar Estudiantes luchó, pero la inspiración ofensiva de las visitantes, sumadas a la gran defensa ejecutada, supusieron la segunda derrota en casa de lo que va de temporada.

Movistar Estudiantes no pudo con un Spar Girona superlativo, especialmente en el segundo cuarto. Con una defensa asfixiante y acierto en ataque, las gerundenses superaron a las madrileñas con un parcial de 10-22 en el segundo parcial.

El partido tuvo un ritmo altísimo en los primeros minutos. Golpe a golpe, con mucho acierto en ambos equipos, las visitantes tomaban sus primeras ventajas (10-16) y tuvieron opciones de ponerse 10 arriba. El juego se volvió más físico y las de Alberto Ortego consiguieron aguantar.

Pese a que parecía que se mantenía el nivel defensivo de Movistar Estudiantes, poco a poco Spar Girona fue creciendo en ataque. Si en el primer cuarto la jugadora más destacada fue Julia Reisingerova, en el segundo la mejor fue Frida Eldebrink con otros 10 tantos.

Tras el descanso se endureció el partido. Seguía costando un mundo anotar, pero Spar Girona no anotaba con tanta facilidad. Pese a todo, volvieron a estar en 20 puntos tras una muy buena racha en los últimos minutos, que Movistar Estudiantes intentaba contrarrestar con Arica Carter y puntos interiores.

Las Women in Black de Movistar Estudiantes no negociaron ni un minuto de lucha. Siguieron hasta el final, reduciendo la diferencia y llevándose el último parcial.

Jana Raman fue la jugadora más destacada de Movistar Estudiantes. La internacional belga firmó 16 puntos, 7 rebotes y 22 de valoración.

ESTUDIANTES

 

 

 

REISINGEROVA Y LA DEFENSA GANAN EN MADRID


El equipo supera al Estudiantes y comienza con muy buen pie la segunda vuelta del campeonato

Un MVP no es fruto de la casualidad. Recibir un galardón así y hacerlo en la final de una liga tan competida como la española, aunque menos. Tiene que haber talento. Julia Reisingerova, antes de hacer las maletas hacia Valencia, coronó a Fontajau con un título por partida doble. El campeonato y el hecho de ser elegida como la jugadora más valiosa de aquella serie, ante el todopoderoso Perfumerías Avenida. Sólo un año después de abrir la puerta de salida, daba marcha atrás y volvía hacia Girona. Decidida a repetir hazañas pasadas. En espera celebrar algún premio al final de temporada, aporta su granito de arena día a día. Más allá de lucir en una final, tiene ganas de aportar siempre que puede. Se la considera o no el MVP de turno. Sus 13,5 puntos de media por partido no son casualidad. La mejor media desde que en 2017, muy joven, firmaba por Sant Adrià. La progresión continúa, traza una línea ascendente. Y aunque no tiene techo. Lo celebra el Uni y ayer le tocó sufrirlo al Movistar Estudiantes. El mismo rival que tanto le había hecho la pascua al conjunto gerundense para abrir la liga, pero que al inicio de la segunda vuelta sufrió el dominio de la pívot checa bajo el aro. Con esto y una buena defensa se explica la victoria de las de Alfred Julbe. 17 puntos de diferencia, que pudieron ser más si la velocidad de crucero del segundo y tercer cuarto no se hubiera desvanecido en la recta final. De las pocas cosas que lamentaba el técnico: «Me hubiera gustado seguir, seguir y seguir, como lo habíamos hecho durante 34 o 35 minutos».

Porque el parcial final explica dos cosas. Un 16-9 que loa las locales. A pesar de tener todo bien cuello abajo, siguieron picando piedra intentando maquillar el marcador. Y que demuestra la vez que el Uni se podía permitir el lujo, por decirlo de alguna manera, de sacar el pie del acelerador. El trabajo no estaba hecha, pero casi. A un inicio eléctrico, con canastas a ambos lados y un alto voltaje, Reisingerova quiso dar su opinión. Hacía 10 de los 18 puntos del Uni en el primer cuarto, con 4 de 5 en sus lanzamientos de campo y un acierto del cien por cien desde la línea de tiros libres. No había quien lo parara. En la pintura se encontraba sin rival. Con todo, la diferencia no acababa de ser bastante cómoda. Era necesario un paso más y lo entendió el equipo, que mejoró las prestaciones defensivas. El Estudiantes se quedó con 10 y 13 puntos en los dos períodos siguientes. Se cerraba con llave y en ataque se mantenía un buen ritmo. Ya no sólo por Reisingerova, sino también por Frida Eldebrink, que volvió de la lesión de la mejor manera posible, participando con 12 puntos. Los mismos que Gray. El cinco titular aportó 58 de los 71 puntos finales.

El 25-42 del descanso servía para abrir hueco. Muy buena capacidad ofensiva del Uni, que se estancaría al inicio de la reanudación. Durante casi cinco minutos, sólo un par de puntos a favor. Tampoco Movistar se salía. De nuevo apareció Reisingerova, para desatascar la situación y recibir un guantazo que le obligaría a descansar un rato. Sin ella en la pista tampoco hubo tregua. Parcial de 13 a 20 en el tercer acto y todo visto para sentencia: 38-62. Nadie creía en una posible remontada. Pero por si acaso, las locales siguieron picando piedra, insistiendo. No consiguieron darle la vuelta al marcador, pero si maquillarse hasta los 17 puntos de diferencia del final. Victoria que el Uni, que continúa siguiendo el rastro del Perfumerías y Valencia. Dos equipos que tampoco fallan

diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)
fotos: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO