Lee la doble crónica del encuentro

 

EMBUTIDOS PAJARIEL SE LUCE ANTE LOINTEK

Embutidos Pajariel Bembibre sumó su tercer triunfo de la temporada al superar por 62-49 al Lointek Gernika en uno de los mejores partidos de la historia del club en la Liga Femenina Endesa. La despedida del 2020 para la afición del Bembibre Arena tuvo el mejor sabor posible en el regreso de Julia Gladkova ante su gente.

Se hizo de rogar, pero llegó. La tercera victoria del Embutidos Pajariel Bembibre no podía llegar en un día mejor que el que despedía el 2020 para el Bembibre Arena y su afición y el que inauguraba la Navidad de este año tan complicado para todos. Por 62-49 superó el cuadro berciano a Lointek Gernika Bizkaia en un encuentro que recordó al que certificó la permanencia en la temporada 2018-2019 del conjunto rojillo. Una nueva exhibición con dosjugadoras, Julia Gladkova y Roselis Silva, que quisieronvolver a disfrutar del baloncesto a orillas del Boeza.
Fue la tarde perfecta. Venía el conjunto berciano de firmar buenos partidos sin premio y esta vez sí, por fin, le tocó casi el Gordo de la Lotería. Quedará para la historia de la entidad este encuentro en el que fue capaz de dejar en menos de 50 puntos a uno de los principales equipos de la Liga Femenina Endesa, pero sobre todo quedará por lo que pudo disfrutar una afición como la berciana, tan necesitada de alegrías. Quizá se necesitaba esta inyección de moral antes de viajar a Canarias el próximo fin de semana para seguir creyendo en que lo que se ha hecho hasta el momento es lo correcto. Así lo confirma esta exhibición.


Una primera mitad de ensueño encamina el triunfo
Fue un partido complejo, no obstante, en el que, pese al buen inicio de las bercianas, las dos faltas de Sara Rhine, que acabaría con 10 puntos, pudieron condicionarlo. Montse Brotons y Marianne Kalin, sin embargo, anotaron para paliar este problema que podría presentarse. Quizá la que más sorprendió fue Anna Palma, que demostró con gran confianza –acabó con 9 puntos– y, de hecho, Pepe Vázquez apostó por mantenerla tras la entrada de Julia Gladkova en su tercer estreno con la elástica rojilla. Los buenos minutos en el comienzo de las del Bierzo Alto se confirmaron con el triple de Batouly Camara que puso el 17-10 y que estuvo precedido de una asistencia de la 32 del cuadro bembibrense. Pese al evidente déficit del rebote en el cuadro berciano, el gran nivel defensivo local siguió en el segundo cuarto y la renta se acercó al +10 después de una penetración de Camara. Se gustaba el conjunto local jugando al ritmo que marcaba Roselis Silva, superó la barrera psicológica tras una canasta desde el perímetro de Palma y llegó el parcial a 9-0 después de un gancho de la pívot de Guinea que puso el Bembibre Arena en ebullición. Pese a los buenos minutos de Lashann Higgs y Camara –aportaron 15 y 10 puntos respectivamente–, no permitieron las gernikarras que el partido se rompiera y Angie Bjorkund puso el 31-18 con el que se llegó al intermedio.


Bembibre sabe resistir el empuje final de las gernikarras
El pabellón se convirtió en una fiesta cuando las del Bierzo Alto encadenaron siete puntos más sin respuesta visitante y la renta llegó a la veintena (38-18). Siguió la racha y llegó el parcial al 11-0 hasta que Rosó Buch lo frenó con un triple que quiso anunciar la esperada  reacción vizcaína. Nada más lejos de la realidad, pues las de la villa del Boeza mantuvieron su nivel defensivo, de presión y energía, para mantener una distancia que parecía inabordable. No le gustaba mucho, sin embargo, el devenir del encuentro a Pepe Vázquez, que pidió tiempo muerto pese a la amplia renta. Volvieron sus pupilas a apretar los dientes y frenaron los dos siguientes ataques de las de Mario López, aunque anotó Mima Ivanovic para poner incertidumbre antes de que Gladkova pusiera el 48-31 con el que se llegó al tramo decisivo.
El cuarto acto pareció ser la ruptura definitiva cuando las de Pepe Vázquez anotaron las primeras canastas, pero las del País Vasco quisieron reaccionar a base de triples. Acertaron desde los 6,75 Ivanovic y Bjorklund, pero Kalin anotó con cierta fortuna para calmar el esperado empuje vasco. Trató de ralentizar el partido el cuadro berciano quizá acusando el desgaste del partido del sábado pasado en San Sebastián y buscó el tiro libre hasta que un triple de Higgs, que volvió a brillar, firmó la sentencia antes de que Gladkova, que disputaba su partido número 50 en la Liga Femenina Endesa, pusiera el 62-49 definitivo tras el único parcial, el último, que se adjudicaron las de Mario López.

 

Embutidos Pajariel Bembibre, 62 (17+14+17+14): Roselis Silva (6), Anna Palma (9), Lashann Higgs (15), Batouly Camara (10), Sara Rhine (10) –cinco inicial-; Laura Méndez (-), Conchi Mongomo (-), Marianne Kalin (4), Montse Brotons (2) y Julia Gladkova (6).

Lointek Gernika Bizkaia, 49 (10+8+13+18): Laura Cornelius (-), Angie Bjorklund (13), Margaret Roundtree (2), Nadia Colhado (2), Rosó Buch (9) -cinco inicial-; Nogaye Lo (7), Naiara Díez (-), Belén Arrojo (2), Milica Ivanovic (13), Paula Ginzo (3) e Itziar Ariztimuño (7).

CB BEMBIBRE

 

 

 

VUELVEN LOS FANTASMAS

Lointek Gernika Bizkaia cae con total merecimiento por 62 a 49 ante un Embutidos Pajariel Bembibre con muchas más hambre y necesidad de victoria. Volvieron a hacer acto de presencia los fantasmas de Girona o Logroño tras cuajar en el final de la primera vuelta notables partidos a domicilio. El acierto de cara al aro de ambos conjuntos fue totalmente opuesto, sobre todo en la primera mitad. Con el breve descanso para Olentzero, las de Mario López reciben el domingo al mediodía al Spar Girona en Maloste.

Con más hambre (17-10)

Para el Embutidos Pajariel Bembibre era su primera final para luchar por la permanencia y lo hizo notar desde el primer instante. Las locales se querían aferrar a la Liga Femenina Endesa y para ello necesitaban hacerse fuertes en casa sí o sí. Las de Pepe Vázquez salieron con otra intensidad. Se jugaba a lo que Roselis Silva quería y el Lointek Gernika Bizkaia no encontraba su ritmo ofensivo. Sin apenas contraataques y con problemas para circular el balón las de Mario López estaban muy incomodas sobre la cancha del Bembibre Arena. Tiempo muerto con el 12-6 en el luminoso. Las gernikarras a pesar de ser superiores físicamente en el juego interior, no transformaban esa superioridad en puntos y rebotes bajo el aro. En el exterior ninguna de las jugadoras percutía sobre la pegajosa defensa de las del Bierzo, que no dejaban ningún resquicio. Tenían más en juego y lo demostraron.

No había manera (31-18)

Con Nogaye Lo y Paula Ginzo bajo los tableros y con la ayuda desde la larga distancia de Belén Arrojo, el Lointek Gernika Bizkaia cargó mucho más el rebote ofensivo logrando más ocasiones de mirar el aro. Sin embargo, el balón no entraba. 18 puntos con un 7 de 32 en tiros de campo en la primera mitad. Otra vez los fantasmas de los primeros partido de temporada. Negadas de cara a la canasta. Todo lo contrario el Embutidos Pajariel Bembibre. Batouly Camara anotaba 10 puntos al descanso con canastas desde todas las distancias, desde triples a bandejas. Angie Bjorklund, como máxima anotadora por partido de las gernikarras, trataba de tirar del carro asumiendo las responsabilidad en la faceta ofensiva. La muñeca no acompañaba. 1 de 6 en tiros de campo y 1 de 3 en tiros libres. No había manera. Ni en ataque ni en defensa. Las gernikarras tampoco se asemejaban al equipo compacto de Maloste, sin ayudas para proteger el aro ni desde la línea exterior ni en el juego interior.

Querer y no poder (48-31)

Era ahora o nunca. Tenía que llegar la reacción. Y llegó. Pero por parte del Embutidos Pajariel Bembibre. Parcial de 11-0 para dilapidar todas las opciones de victoria del Lointek Gernika Bizkaia. Ni tan siquiera el tiempo muerto de Mario López funcionó. Entre Higgs y Rhine comandaron la ofensiva local anotando canastas de todos los colores. El porcentaje de un equipo y otro eran como el día y la noche. Las gernikarras viendo los problemas ofensivos, con los primeros puntos del tercer cuarto a los 5 minutos, decidieron echar el cerrojo en defensa. Con dos triples de Mima Ivanovic y Rosó Buch, única jugadora un poco más entonada en el partido, las visitantes metieron un parcial de 0-8 para dar un poco de vida al choque y bajar la renta por debajo de los veinte puntos.

Hasta el final (62-49)

Peleando hasta el final. Así estuvo el Lointek Gernika Bizkaia durante el ultimo periodo. Por lo menos irse sin el sabor amargo de no tener ninguna sensación positiva. Dos triples tempraneros de Angie Bjorklund metieron el miedo en el cuerpo a Pepe Vázquez y la afición del Bembibre Arena. Las gernikarras se habían acercado a 12 puntos. Algo es algo. En algún momento tenía que aparecer el acierto. Un mero espejismo. Un dos más uno de Kalin levantó del asiento al público firmando la sentencia del equipo de la villa foral. Un día para olvidar. Los fantasmas de Girona o Logroño volvieron a aparecer tras varios partidos a domicilio rindiendo a buen nivel. Tan solo el arreón final comandado por Itziar Ariztimuño sirvió para maquillar un poco más el resultado. Las locales demostraron lo mucho que tenían en juego para vencer con total merecimiento a las gernikarras.

GERNIKA KESB