Lee la doble crónica del encuentro

 

 

EXCESIVO VALENCIA

Casademont cae de forma clara ante un gran favorito en el regreso a Zaragoza de Ouviña

No tuvo opción alguna el Casademont Zaragoza ante un adversario que no es de su Liga y que mostró en el Príncipe Felipe todo su poderío. Solo en el segundo cuarto tuvo un arreón el cuadro aragonés que inquietó a las visitantes, pero el Valencia Basket se repuso, secó a las aragonesas y finalizó con una victoria plácida (62-91) en el regreso de la zaragozana Cristina Ouviña, que dio un nuevo recital de baloncesto.

Desde los primeros compases ya quiso demostrar el Valencia Basket por qué solo lleva una derrota en Liga y el Casademont se encomendó a Gatling para tratar de minimizar la excelente dirección de Ouviña y los puntos de Allen. Mejoró algo a mitad de parcial, pero las aragonesas no consiguieron cerrar su aro y se fueron 12 abajo (18-30). Además, Anna Cruz logró su primera canasta en juego como jugadora aragonesa.

Incidió Carlos Iglesias en la necesidad de defender, pero con la salida de Gatling de la pista el Valencia campó a sus anchas por la zona. Cuando las visitantes podían romper el partido, un parcial sustentado por Wurtz, Aina Ayuso y Vanloo hizo creer al Casademont en la remontada, pero Rubén Burgos reaccionó poniendo de nuevo a Ouviña, que se encargó de neutralizar el esfuerzo local. Fue un máster de dirección, anotación y confianza para llevar el marcador al descanso al 35-51, lo que dejaba muy complicado el encuentro para el cuadro aragonés.

El 4-15 de salida tras el intermedio fue definitivo y enterró las pocas opciones locales. Gatling no tuvo su tarde y la circulación valenciana mareó a la defensa del Casademont, que bajó los brazos y vio cómo las visitantes se iban a los 30 puntos de ventaja (46-76). El último cuarto fue un mero trámite y un momento para que las menos habituales de ambos equipos tratasen de sumar minutos y confianza en el juego.

62- Casademont Zaragoza: Vanloo (7), Cruz (8), Wurtz (8), Nicholls (7), Gatling (18) -cinco inicial- Omerbasic (5), Zoe Hernández (2), Handy (3), Ayuso (4) y Sangaré.

91-Valencia Basket: Cristina Ouviña (7), Queralt Casas (12), Allen (17), Raquel Carrera (11), Gulich (9) -cinco inicial- Gómez, Segura (4), Romero (12), Juskaite (3), Laura Gil (2), Trahan-Davis (14).

Parciales: 18-30, 17-21, 11-25 y 16-15.

A.B.L.
elperiodicodearagon.com
foto: Á. de Castro

 

 

 

FESTIVAL PARA DESPEDIR EL AÑO


Valencia Basket completó una formidable actuación en la pista de Casademont Zaragoza para sumar la victoria número 17 en la Liga Famenina Endesa y cerrar el 2020 con buen pie. El acierto y la defensa fueron las señas de identidad de las taronja que no bajaron los brazos en todo el partido. Triunfo muy coral con casi todo el equipo anotando con la actuación destacada de Queralt Casas (12 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 3 robos y 22 de valoración). Las valencianas mantienen la 2ª posición de la LF Endesa con un brillante 17-1.

El partido comenzó con ritmo alto y mucho acierto por parte de Valencia Basket con Bec Allen como clara protagonista de cara al aro. 10 puntos de la jugadora en el primer cuarto y un 4/5 en tiros de tres del equipo taronja. Casademont Zaragoza había salido con una marcha menos con Gatling como única enchufada. Desde la defensa y el movimiento de balón en ataque, las de Rubén Burgos pudieron coger una buena primera ventaja de 12 puntos al final del primer periodo.

En el segundo cuarto la renta se fue hasta los 17 puntos con un 2+1 de Leticia. Sin embargo, un parcial local de 0-8 reducía el colchón de los 10 puntos y obligaba a Rubén Burgos a parar el encuentro en busca de una reacción. El equipo así lo hizo saliendo de tiempo muerto con un 5-0. Por el lado aragonés, Wurtz se sumó a la marcha anotadora de Gatling, impidiendo que Valencia Basket se marchase en el marcador. Pese a los esguerzos locales, la diferencia al descanso era más que favorable a las taronja (35-51).

Valencia Basket salió como una apisonadora de los vestuarios. Mediante una defensa asfixiante, cortando líneas de pase, corriendo y compartiendo el balón, las taronja se encontraban especialmente cómodas en la pista. La renta subió hasta los 35 puntos de ventaja mientras el acierto seguía acompañando y Leticia y Queralt se sumaban a la fiesta de los triples junto a Bec.

En el último cuarto, ya con Zaragoza viendo cómo se le escapaba el partido definitivamente ante el océano que las separaba en el marcador respecto a las taronja, Valencia Basket no bajó el ritmo ni un ápice. Con anotación repartida, el equipo de Rubén Burgos siguió manteniendo las distancias con una Celeste imparable bajo el aro. Lorena cerró el luminoso taronja con un triple que ponía punto y final al 2020 del Valencia Basket con gran sabor de boca

superdeporte.es