Cuando un equipo se enfrenta a un superequipo como Spar Girona siempre sobrevuela la esperanza de poder meterle mano y darle un susto o que el susto te lo metan ellas y te lleves el marcador de la temporada.

 

Estuvo muy cerca la opción primera para el equipo de Donosti, que jugó un primer cuarto donde aguantó los continuos tirones de las de Alfred Julbe, se hundió en el segundo, llegó a perder por 17 puntos, pero fue poco a poco recomponiendo el marcador hasta llegar a igualarlo faltando menos de dos minutos de acabar al partido. Nunca sabremos si el último arreón con 7 puntos seguidos fue mas debido al cansancio de las visitantes, al banquillo de las locales o a una suma de factores de ambas cosas, el caso es que Spar Girona debió de verle las orejas al lobo tan de cerca que podía contarle los pelos y metió la directa para finiquitar el choque con ese parcial final.

Fue curioso ver como el técnico de las gerundenses hacia cambios por quintetos en algunas fases del partido, hacía tiempo que no veía algo así. No se si será una práctica habitual desde que está el pero ya me gustaría saber que busca con esa “táctica”, si tiene los quintetos configurados, si son flexibles…no se, curiosidad.

Tampoco me pareció que Spar Girona estuviera al nivel de otras veces, les falta ese punto que han tenido otras veces, quizás sea un proceso natural por las alturas de la temporada, el cambio de entrenador etc…el caso es que hubo momentos, no muchos, que las vi como sin chispa y quizás también por ahí metió los dedos, por esa minigrieta, IDK Euskotren en la segunda parte, aunque enfrente siempre tuvo la oposición de unas grandes Reisingerova y sobre todo de María Pérez Araujo. Enfrente buen partido sobre todo de Coulibaly, que lo mismo te fríe un botón que te cose un huevo.

 

Bonito partido en definitiva en el IDK no solo sobrevivió, si no que además compitió hasta el final.

 

JOSEMARI SIERRA
LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (DONOSTIA)