El partido que debían jugar el Cadí y el Avenida, el líder de la Liga Femenina, anoche (19.30 h) se aplazó debido a los tres casos de Covidien-19 detectados en el Valencia, el último rival de las jugadoras de la Seo de Urgel pasado sábado.

El partido se jugó con el permiso de la FEB aunque las valencianas ya tenían alguna jugadora con algún síntoma, lo que ha generado preocupación en la Sede, ya que el equipo tiene que viajar el domingo sobre Rumanía por estrenarse en la Eurocopa.

Las jugadoras se hacen hoy los test PCR correspondientes, pero ya saben que jugaron el sábado contra un rival que, como se ha sabido, tenía también el entrenador, Rubén Burgos, posiblemente infectado, ya que ha dado positivo.

Lluis Simón
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO