Polémica actuación arbitral con dos jugadoras locales expulsadas


El Casademont Zaragoza perdió en la prórroga un duelo caracterizado por la máxima igualdad y en el que les expulsaron a dos jugadoras que estaban siendo clave. Las de Carlos Iglesias no logran asentarse en la zona media de la tabla y continúan en la lucha por la salvación.

El primer cuarto comenzó con igualdad, con Robyn Parks liderando la anotación con varios triples. Gatling, al entrar tras las primeras rotaciones en el banquillo de Carlos Iglesias, estuvo muy atenta a los rebotes. Con ella como protagonista comenzó el segundo periodo, presidido también por la igualdad en el marcador.

La estadounidense fue controlada durante los primeros minutos, pero los cambios la dejaron con Tamara, defensora a la que superaba en fuerza. El final de este cuarto se caracterizó por unos segundos de despiste del Casademont que permitieron al Araski irse por encima en el marcador.

Tras el descanso, la sólida defensa del cuadro de Vitoria y su acierto en el ataque hizo que estas se pusieran por delante en el marcador. Se despegaron y, además Markeisha Gatling fue expulsada. Vanloo recortó distancias con un triple en el último segundo y empezó el último parcial anotando otros tres puntos. Sin embargo, también fue expulsada.

La igualdad reinó en el resto del cuarto y los equipos se fueron a la prórroga. El tiempo extra también se caracterizó por la igualdad, pero las visitantes supieron gestionar bien las posesiones y finalmente se llevaron un partido que se decidió en los instantes finales.

Casademont Zaragoza: Wurtz (13), Cruz (7), Parks (18), Nicholls (7 ) y Gatling (12) -cinco inicial- Ayuso (3), Handy (3), Vanloo (11) y Brahima (3).

Araski: Abalde (3), Asurmendi (5), Quevedo (17), Brown (15) y Seda (16) -cinco inicial- García (8), Pardo (5), Valeriya (7) y Pérez (5).

Parciales: 18-16, 14-20, 17-17, 20-16, 8-12.

 

M. Ester
elperiodicodearagon.com