La jornada de entre semana trajo un doble duelo Donostiarra-Madrileño. El miércoles jugaron los chicos del GBC contra los del Estu y el jueves las chicas del IDK contra las del Estu igualmente. Movistar Estudiantes hasta en la sopa.

 

 

Las de Alberto Ortego hicieron un partido soberbio de principio a fin, del primer minuto al último, acertadísimas en ataque y omnipresentes en defensa, cerrando todas las líneas de pase, anticipándose en cada acción y pareciendo en muchos momentos jugar con una jugadora de mas, estaban en todas partes, hasta en la sopa.

Aburrieron a todas y cada una de las jugadoras de IDK Euskotren, que nunca estuvo cómodo en el partido, ni siquiera muy al final cuando pareció que podrían aproximarse con alguna canasta que no entró y que podría haber puesto algunas dudas en las madrileñas, cosa que no ocurrió, las visitantes dieron la sensación de tener controlado el partido en todo momento. La primera piedra la puso Arica Carter, que hizo 17 de sus 21 puntos en los dos primeros cuartos, en una auténtica exhibición con canastas de todos los colores, metió los tres triples que lanzó y volvió locas a sus defensoras especialmente cuando ejecutaba los tiros con paso hacia atrás o lateral, muy difícil de defender. Jugona.

Pero no fue la única, Burani hizo un gran partido, al igual que Gretter, y qué decir de Leslie Knight, veterana incombustible y, bajo mi punto de vista, el alma de este equipo

Ante todo lo que propuso Movistar Estudiantes poco pudo hacer IDK Euskotren, era el día de las visitantes y no el de las locales, lo intentaron de todas las maneras, pero no había un hueco por donde dar un pase, por donde colarse a canasta, un centímetro para tirar liberadas y cuando lo había faltaba el acierto, complicado, estaban por todos los lados.

La victoria mas que merecida de las madrileñas me dejó resignado a la realidad, esa noche después del partido me dispuse a cenar, un poco triste y al mirar mi plato ahí estaban ellas, hasta en la sopa

 

JOSEMARI SIERRA
LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (DONOSTIA)
foto: LOKOS (Isamar Farreces)