Todo fue felicidad en el bando gernikarra. Otro pasito más de cara al objetivo de ser cabezas de serie en los playoffs y tener el factor cancha a favor en las eliminatorias.

 

Lointek Gernika Bizkaia vence con contundencia al Casademont Zaragoza en la jornada 29 de la Liga Femenina Endesapor 87-47 gracias a un gran tercer cuarto que convirtió el último en un mero trámite. Todas jugaron y se fueron contentas a casa de cara a lo que se avecina: Cadí La Seu el lunes, Perfumerías Avenida el miércoles, IDK Euskotren el jueves y Ciudad de la Laguna Tenerife el sábado.

Sin tregua (17-17)

El Lointek Gernika Bizkaia era consciente de la importancia del choque ante el Casademont Zaragoza. Primero, todo partido jugado en Maloste tiene valor doble, el pabellón granate debe ser un fortín. Una fuerza infranqueable porque las gernikarras buscan ser cabezas de serie en los playoffs de la Liga Femenina Endesa, es decir, tener el factor cancha a favor. Por eso era fundamental la victoria. El duelo comenzó sin tregua. Ambos conjuntos son amantes del baloncesto veloz y atractivo con muchas y cortas posesiones. Se vio desde el primer minuto. No se paraba el tiempo, se jugó el primer cuarto en menos de un cuarto de hora de reloj. El ritmo era endiablado. También tenían en común tanto las locales como las visitantes tener dos jugadoras fundamentales tocadas. Angie Bjorklund ni siquiera salió de inicio y apenás jugó en la primera mitad por sus dolores de espalda. En la escuadra maña Julie Vanloo ni tan siquiera viajó hasta la villa foral. El Lointek Gernika Bizkaia era superior en el rebote ofensivo con la fuerza de una más sana Nadia Colhado, que cargaba mucho el rebote ofensivo convirtiéndose en dueña y señora de los tableros. Atrás imponía con su envergadura en la zona. Sin embargo, no entraban esos tiros extras por un bajo porcentaje en canastas a priori sencillas. Carlos Iglesias vio esa superioridad y paró el encuentro con el 14-13 en el luminoso. De la mano de una vertical Aina Ayuso, el Casademont Zaragoza pudo igualar la contienda.

Dulce final (36-29)

Si en el primer periodo el nombre propio desde la larga distancia era Handy con sus dos triples, Laura Cornelius no quiso ser menos. 9 puntos para la base holandesa con tres de tres en triples. Infalible. 12 de los primeros 14 puntos del segundo cuarto fueron desde más allá de la línea de 6,75. El Lointek Gernika Bizkaia dio un paso adelante en defensa tratando de cortar el ritmo ofensivo de las aragonesas, sobre todo con los ojos puestos en el dominio de Gatling al poste bajo. Tan solo 2 puntos en los primeros 20 minutos para la recientemente nominada como mejor pívot y MVP de la Liga Femenina Endesa. Parte del trabajo estaba hecho. Las de Mario López seguían dando síntomas de ser mejores sobre la cancha, pero no se terminaba de reflejar en el marcador de Maloste. El entrenador gernikarra no se mostraba conforme. Rotaba, a sabiendas de que este choque tan solo era el primero de los cinco que tiene en una semana. Cada minuto se cronometraba prácticamente. Cada segundo de descanso vale oro. Marta Alberdi tuvo sus minutos también y cada vez se la nota más asentada en el equipo y la categoría. Buena señal para la cantera del Lointek Gernika Bizkaia. Aquí todas aportan. Un pequeño parcial de 6-0 con canastas de Roundtree, Colhado y Ginzo abrió hueco en el luminoso para irse al vestuario con un sabor un poco más dulce de cara a afrontar la siempre importante reanudación.

Los deberes (63-41)

La segunda parte comenzó tal y como terminó la primera, con otro triple de Laura Cornelius. Tenía la muñeca caliente. Junto con las canastas de antes de pasar por los vestuarios, el parcial para el Lointek Gernika Bizkaia era de 11-0 y la ventaja por encima de la barrera psicologíca de la decena de puntos. No estaba de acuerdo Gatling que trató de imponer su ley bajo los aros recortando mínimamente la diferencia en el luminoso de Maloste. Marge Roundtree percutía una y otra vez cual cuchillo en mantequilla con sus potentes penetraciones, 8 puntos para la americana tan solo en el tercer cuarto. Mario López ordenó subir las líneas de presión robando varios balones y forzando errores no forzados de un Casademont Zaragoza, que incluso tenía problemas para pasar medio campo. Era el momento de romper el choque. Dos triples clave. Uno, como no, de Cornelius y otro de una siempre presente Angie Bjorklund. Parcial de 16-1 en un abrir y cerrar de ojos. El zarpazo. No querían mayores problemas las gernikarras en los últimos minutos con el calendario tan apretado y exigente que tienen por delante. Mejor hacer los deberes pronto que dejarlos para última hora.

Rotaciones (87-47)

Con el partido prácticamente visto para sentencia el cuarto periodo no fue más que un mero trámite a cumplir. Hubiera deseado Mario López que los cuartos fuesen más cortos para cargar menos a sus jugadoras. Las rotaciones fueron una constante, con salidas y entradas continuas desde el banquillo. Era el momento para disfrutar antes de sufrir con tantas jornadas y tan pocos días de descanso. Una vez al año no hace daño, y ahora mucho menos. Todas jugaron, todas se fueron contentas a casa. La mejor muestra fue Marta Alberdi, que jugó un total de 11 minutos. Colhado también aprovechó sus minutos para coger poco a poco rodaje de cara al tramo decisivo de la temporada en la Liga Femenina Endesa. Carlos Iglesias también apostó por repartir minutos dando entrada a las canteranas Mastral y Cenis. El Casademont Zaragoza no tenía nada en juego a nivel clasificatorio una vez sellada su permanencia en el estreno en la máxima categoría del baloncesto femenino. Victoria importante para el Lointek Gernika Bizkaia. La primera del tour. Siempre importante para coger confianza para lo que viene. Cadí La Seu el lunes, Perfumerías Avenida el miércoles, IDK Euskotren el jueves y Ciudad de la Laguna Tenerife el sábado.

GERNIKA KESB