Lee la doble crónica del encuentro

 

TRISTE DERROTA

El Embutidos Pajariel Bembibre despidió con una derrota su novena campaña en la Liga Femenina Endesa. Por 71-78 cedió ante Movistar Estudiantes, la revelación de la temporada, en un partido espectacular por ambas partes pero que quedó ensombrecido por un final un poco amargo por diversos acontecimientos.

Aunque con la salvación asegurada, Embutidos Pajariel Bembibre no pudo despedir con un triunfo su novena temporada en la Liga Femenina Endesa y cayó por 71-78 ante un Movistar Estudiantes que, no lo olvidemos, estará en las eliminatorias por el título. Como en la ida, tuvo opciones de ganar el conjunto berciano y acabó casi con lágrimas por un triunfo que mereció, aunque esta vez acusó posiblemente el cansancio después de haber disputado tres partidos en apenas cinco días y sufrió en un final bastante caótico y que dejó un regusto amargo por una sucesión de eventos que desvirtuaron y ensombrecieron la imagen de un partido que había sido espectacular hasta el minuto 39. Quizá la desigualdad en los tiros libres (14-24 para las colegiales) resultó determinante.
El guion pareció el perfecto, con las bembibrenses remontando gracias a una Julia Gladkova espectacular –firmó 20 tantos– y una Lashann Higgs que despertaba después de un partido irregular para acabar con 14 puntos. Sin embargo, el final quiso poner un borrón a una temporada que volvió a ser histórica. Pocos lo creyeron y en agosto los “expertos” apostaban por el descenso del conjunto berciano, pero Pepe Vázquez volvió a obrar el milagro y el club cumplirá su décima campaña en la máxima categoría del básquet femenino español. Él fue el que más creyó en su idea –y el que convenció a sus compañeros de viaje– y posiblemente el que más se lo merezca.
El gallego guio a un equipo que tuvo que recurrir a dos históricas para firmar una segunda mitad de curso entre los mejores equipos del compeonato. Sus “niñas”, Roselis Silva y Gladkova, quisieron volver a sentir el cariño del Bembibre Arena para formar una alianza que tuvo en Higgs a un verdadero puñal. La de Bahamas se confirmó como una de las sensaciones de la competición y complementó el trabajo de jugadoras como Sara Rhine y el crecimiento de jóvenes valores de nuestro baloncesto como Anna Palma y Laura Méndez. El cóctel berciano fue perfecto por muchos motivos pese a estatriste derrota final.

Dos equipos sin complejos y dispuestos a dar espectáculo Analizamos el choque, en el que los primeros compases ofrecieron un interesante ida y vuelta de buenos momentos, con intercambio de canastas y fluctuación de sensaciones.
Fueron mejores las visitantes, que firmaron un parcial de 0-7 mediado este primer periodo, aunque las del Bierzo Alto fueron capaces de recuperar el ritmo del choque y volvieron a equilibrarlo (15-15, min 8) después de una canasta de Gladkova en plan “yo me lo guiso y yo me lo como”. Las madrileñas cerraron los diez minutos iniciales con ventaja (17-20) después de que las rojillas no acertaran su último ataque.
El inicio del segundo acto, aparte de una nueva canasta de Gladkova, trajo una anécdota cuando el colegiado principal mandó parar el partido porque un cristal del recinto reflejaba el sol y le impedía ver con claridad. De vuelta al partido, como estaba la rusa del cuadro local en estado de felicidad, asistió a Méndez para que un triple de la catalana repusiera una mínima renta (24-23) para el cuadro local. Sin embargo, volvió a pisar el acelerador el equipo del Ramiro con Leslie Knight al frente antes de que Gladkova pusiera sobre la bocina el 32-36 con el que se llegó al tiempo de descanso.

El final no estuvo a la altura del espectacular partido
La vuelta de los vestuarios trajo un nuevo Bembibre, más dinámico y encontrando mejores opciones de tiro. Recuperó momentáneamente la iniciativa del choque, aunque las de Alberto Ortego volvieron a encontrar vías de anotación en la pintura. Hubo varias situaciones muy protestadas por la afición local que pudieron ser decisivas, aunque las bercianas trataron de no desconectarse. Con apenas una falta sancionada a las visitantes, éstas consiguieron un colchón después de varias acciones excesivamente duras y que no fueron castigadas. Con 52-58 se llegó al cuarto asalto en un momento brillante de Atonye Nyingifa
Se complicó el choque al inicio de este cuarto periodo, aunque las de Pepe Vázquez trataron de mantenerse después de una antideportiva sobre Gladkova y un triple de Batouly Camara. Tenían cosas aún por decir las bembibrenses, que encontraron en Higgs el arma que habían añorado durante bastantes minutos. Sin embargo, fue Gladkova la que puso una mínima renta (71-70). Volvieron las estudiantiles a recuperar la ventaja y una falta clara no sancionada sobre Gladkova se convirtió en una técnica a Pepe Vázquez que desembocaría en una descalificante al técnico local por pedir igualdad después de ver cómo su homólogo salía varias veces de su zona técnica. El bonus, muy favorable a las madrileñas, sentenció el definitivo 71-78 con una Arica Carter muy acertada.

 

Embutidos Pajariel Bembibre, 71 (17+15+20+19): Roselis Silva (7), Anna Palma (6), Lashann Higgs (14), Batouly Camara (7), Sara Rhine (7) –cinco inicial-; Laura Méndez (5), Conchi Mongomo (3), Marianne Kalin (2), Montse Brotons (-) y Julia Gladkova (20).

Movistar Estudiantes, 78 (20+16+22+28): Atonye Nyingifa (17), Sofía Gomes (4), Melisa Gretter (6), Arica Carter (18), Leslie Knight (17) -cinco inicial-; Carmen Grande (6), María Espín (2), Agostina Burani (4), Jana Raman (4) y Begoña de Santiago (-).

CB BEMBIBRE

 

 

 

LA GUINDA ANTES DEL PLAY-OFF

Movistar Estudiantes cerró la liga regular con una nueva victoria para cerrar de forma perfecta una temporada perfecta. En total, 18 victorias tras esta última, muy trabajada y sufrida en un final de infarto. Ahora, a pensar en el playoff.

Si a principio de temporada alguien dice que Movistar Estudiantes iba a sumar un total de 18 victorias en la temporada regular de Liga Femenina Endesa, hubiera costado creerle. Las Women in Black, tras vencer a Embutidos Pajariel Bembibre PDM, cierran 30 partidos de escándalo y ponen rumbo al playoff.

Inicio con un ritmo muy alto de anotación. A los primeros 5 puntos de las locales, contestaron Sofía da Silva y Arica Carter, que con dos robos culminaba un parcial de 0-6. Las de Alberto Ortego fueron aumentando diferencias hasta una máxima de 6 (7-13), aunque el marcador se igualó según avanzaba el primer parcial.

Siguió la igualdad en un encuentro que, pese a no tener nada en juego por parte de los dos equipos, sí tuvo intensidad. A los golpes interiores de Leslie Knight y Atonye Nyingifa, respondía Embutidos Pajariel Bembibre PDM con Roselis Silva, Iullia Gladkova o Laura Méndez. Un triple de Leslie Knight dio de nuevo la máxima, 30-36, aunque las bercianas anotaron la última de la primera parte.

El marcador se igualó, con varias ventajas de Embutidos Pajariel Bembibre que contestaba Arica Carter con un canastó y una gran asistencia para Agostina Burani. Volvió a esas pequeñas ventajas de entre 2 y 4 puntos Movistar Estudiantes, en un ritmo algo más lento de lo habitual, sin apenas contraataques.

Dos triples consecutivos de Gretter y Nyingifa daban una nueva máxima a Movistar Estudiantes (48-56) a poco del final del tercer cuarto y provocaban el tiempo muerto local. Al final del tercer cuarto, 52-58.

Tras un buen comienzo de último cuarto, una antideportiva y varias acciones de mérito de las locales apretaban el marcador. Tomó el mando Arica Carter en ataque para desatascar, pero la inspiración de Embutidos Pajariel Bembibre, con Gladkova y Higgs destacando, seguía manteniendo en un puño el partido.

En un final de infarto, Movistar Estudiantes sumó más desde el tiro libre y, tras dos técnicas al entrenador local, sumó un 71-76, más posesión, que fue definitivo. Final, 71-78 y a pensar en el encuentro del miércoles ante Gernika (entradas a la venta).

ESTUDIANTES