Lee la doble crónica del encuentro

 

OFICIO PARA SEGUIR SOÑANDO

 

Sufrir. Disfrutar. Sentir el apoyo de los tuyos. Luchar. Cinco puntitos, que no son nada, o cinco puntazos, que son un mundo. Las «women in black» de Movistar Estudiantes quieren seguir soñando en esta temporada 2020-21 de Liga Femenina Endesa.

Tras recibir de manos de Elisa Aguilar y Santos Moraga el premio de mejor entrenador de la temporada 2020-21, Alberto Ortego dispuso el quinteto de gala para el pabellón de gala: Gretter, Carter, Nyingifa, Knight y Burani.

La eliminatoria empezó muy física, marcando terreno desde el principio. Poca anotación (tras tres minutos solo cuatro tiros libres, dos por equipo, habían subido al flamante videomarcador del WiZink Center, 2-2). Gretter tuvo que ser sustituida por un golpe en la cara, aunque no tardaría en regresar.

Tras las mascarillas se adivinaba la felicidad por volver a estar en el Palacio de Goya del millar de aficionados que pudo vivir este momento. Sentados y en unidades de convivencia, pero dejándose las manos a aplaudir y no pudiendo reprimir algún “Es-tu-dian-tes, Es-tu-dian-tes!”

Los aros parecían cerrados, como diría el topicazo “mandaban las defensas”: el primer cuarto terminó con un pírrico 9-7.

Los porcentajes de tiro eran pésimos para los dos equipos (al descanso, 26% las “women in black”, 17% el Lointek en tiros de campo), pero lo de los rebotes era cosa de las “women in black” (23-16) , que rotaban para intentar encontrar un momento de electricidad… si el Gernika dejaba, claro. La primera canasta del segundo cuarto llegó a falta de 6:46 para el descanso, el 9-9 que ponía Cornelius. Poco después, ella misma ponía el 9-12.

¡Y llegó esa tormenta! Triple de Raman, contraataque culminado por Gretter, Da Silva bajo el aro, rebote y canasta de Nyingifa: 9-0 para el 18-12. Mario López tuvo que pararlo quedando tres minutos.

Nyingifa llevó el parcial hasta el 11-0, aunque las vizcaínas recortaron un poquito para llegar a la media parte con 20-14. Bien, ya solo quedaban 60 minutos de eliminatoria.

Dos seguidas de Lo (20-18) encontraban cumplida respuesta con dos seguidas de Knight (25-18). Aunque no era difícil, empezaba con más acierto la segunda mitad. Buenas defensas, contraataques y pase extra: Burani, Knight y Carter firmaban el 31-18, tiempo muerto mediado el tercer cuarto para frenar el 11-0 de Movistar Estudiantes.

Subía líneas el Lointek Gernika, y les funcionó: dos canastas en un pis pas, lo paraba rápido Ortego con 31-24. No sirvió, el parcial llegó a ser de 0-12 (31-30), salió Carter al rescate, pero las vascas no se despegaban: Ginzo puso el 33-34. Sobre la bocina y al contraataque , Gretter recuperó la ventaja para las del Ramiro: 35-34.

Nyingifa abría el marcador en la segunda mitad (37-34), y el factor cancha se notaba cuando, tras una rigurosa antideportiva que no gustó al respetable, Ginzo erró dos tiros libres. Pero Lointek Gernika es un equipazo: 39-39 a 6:15 para acabar.

Con el público metidísimo, Nyingifa se contagió: dos seguidas de la nigerianoamericana para el 43-39. Tiempo muerto, quedaban cuatro minutos.

Defendían las “women in black” como en la vida, ¿o como durante toda la temporada? Espoleadas por los suyos, resistían las acometidas de un Lointek Gernika que fue de menos a más durante el partido.

Al final, 47-42, apenas cinco puntitos, ni más ni menos que cinco puntazos. Y por delante, 40 minutos para seguir soñando.

 ESTUDIANTES

 

 

 

LO MEJOR FUE EL RESULTADO


Lointek Gernika Bizkaia cae ante el Movistar Estudiantes por 47-42 en el partido de ida de los cuartos de final de los playoffs de la Liga Femenina Endesa. Lo mejor sin lugar a dudas el resultado, ya que se vio un duelo muy poco vistoso y sin ritmo cuando ambas escuadran se caracterizan por un juego alegre y de transiciones rápidas en ataque. Tras una primera parte muy floha en cuanto al porcentaje de tiros de campo, el tercer periodo fue un toma y daca con grandes parciales a favor y en contra. La eliminatoria se traslada a Maloste este domingo a partir de las 21:00 con las cámaras de Teledeporte presentes. Las gernikarras tendrán que remontar esa diferencia de 5 puntos para acceder a la siguiente ronda.

Lejos de las expectativas (9-7)

Era un partido sí, pero uno de 80 minutos. En una eliminatoria a tan solo dos duelos cada minuto cobra una importancia fundamental. Ya lo habían comentado ambos entrenadores en la previa de los playoffs. Se lo tomaron con mucha calma tanto el Movistar Estudiantes como el Lointek Gernika Bizkaia en el comienzo del choque. El resultado al final del primer lo decía todo: 9-7. 3 de 14 en tiros de campo para las locales por el 2 de 16 para las visitantes. 6 perdidas y 4. El mejor resumen posible. Lo normal sería decir que las defensas se anteponían a las defensas, pero tampoco se podría afirmar con seguridad porque muchos lanzamientos eran debajo del aro. Eran más desaciertos que aciertos en ambos lados de la cancha. Mucho más errores. El marcador del majestuoso WiZink Center a los 5 minutos reflejaba un triste 2-5. Los 1500 espectadores que entraron al pabellón madrileño no estaban disfrutando de un buen partido. Era la realidad. Había muchas expectativas alrededor de la eliminatoria entre el conjunto estudiantil y el de la villa foral, y en el primer periodo no estaba estando para nada a la altura.

Poco que decir (20-14)

No era complicado mejorar el tanteo y el partido en general del primer cuarto. Pues al parecer si. 11-7 fue el parcial del segundo. Laura Cornelius tardó 3 minutos y 15 segundos en anotar la primera canasta. Con otro triple de la base pareció abrirse la lata. Para nada. Seguía el tapón puesto en los aros. No había manera. La holandesa fue la única noticia positiva de la primera parte con 8 puntos y dos triples, aunque con cinco perdidas en su hoja de estadística. Un nuevo apagón. 11-0 de parcial para las de Alberto Ortego. Con un poco de acierto, por muy leve que fuese, se abría una pequeña brecha en el luminoso. La máxima ventaja fue para el Movistar Estudiantes con el 20-12. Tuvo que solicitar tiempo muerto Mario López. El entrenador gernikarra no podía encontrar la manera de hacer fluir el juego de su escuadra. El 5 de 29 en tiros de campo hablaba de lo que era el partido. Hay poco más que decir. Las estudiantiles tan solo encontraban el camino al aro a través de cargar mucho el rebote ofensivo y lograr así segundas oportunidades cerca del aro. Ambos conjunto se caracterizan por su juego alegre y vistoso lleno de transiciones ofensivas y circulación de balón, sin embargo, daba la sensación de que estaban más por la labor de destruir los sistemas del rival que trabajar los suyos. El scouting había sido analítico y profundo, cada uno explotaba los puntos fuertes del otro y de esta manera no fluía el balón.

Reacción (35-34)

A la tercera tenía que ser la vencida. Las dos primeras canastas de Nogaye Lo volvieron a poner algo de luz en el oscuro ambiente del WiZink Center. Al igual que en el segundo periodo con Laura Corneliius se quedó en un mero espejismo. El parcial de vuelta fue de 11-0, la máxima ventaja para el Movistar Estudiantes. La capitana estudiantil Leslie Knight tiró de galones e experiencia para anotar siete puntos casi consecutivos. Podía ser un punto clave de la eliminatoria porque una diferencia por encima de la decena de puntos empieza a ser peligrosa. Cuando más calentaba el sol apareció Angie Bjorklund con dos triples. “Aleluya” debió pensar la marea granate. Tiempo muerto de Alberto Ortego al instante. El Lointek Gernika Bizkaia por fin había encontrado un poco de acierto de cara a los aros del pabellón madrileño. Nogaye Lo volvió a tirar del carro en el juego interior cuando su equipos más lo necesitaba. 12 puntos y 4 rebotes para la pívot mallorquina. El parcial de vuelta fue de 0-12 para cuadro de vizcaíno para ponerse tras mucho tiempo por delante en el luminoso con el 33-34 tras una canasta de Paula Ginzo. Un contraataque de Melisa Gretter casi sobre la bocina volvió a poner a las locales con un punto de ventaja. La eliminatoria no podía estar más igualada.

A falta de buen juego, emoción (47-42)

No era un cuarto definitivo, pero sí importante porque las últimas sensaciones son realmente claves de cara a preparar el partido de vuelta. Repetimos, es una eliminatoria de 80 minutos y todavía quedaban los 40 minutos de Maloste. Si en el tercer periodo había sido Leslie Knight la faro del Movistar Estudiantes, ahora fue Atonye Nyingifa. La alero demostró por lo que se le había fichado procedente del Durán maquinaría Ensino. La nigeriana anotó 8 de sus 12 puntos en este cuarto, dos de ellos los últimos dos tiros libres con el que se terminó el primer asalto de la batalla. Nyinfiga hizo mucho daño con su físico cargando la canasta contraria para anotar con facilidad bajo el aro. A pesar de ser a priori el partido de ida de los playoffs de la Liga Femenina Endesa más atractivo e igualado, los espectadores se quedaron un tanto fríos con semejante puntaje, no llegando ni tan siquiera a los 50 puntos ninguno de los dos equipos. Lo mejor el resultado ya que 5 puntos se pueden remontar en Maloste.

GERNIKA KESB

 

FOTOS: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (ISAMAR FARRACES)