Las «women in black» de Movistar Estudiantes viajan a Gernika tanta ilusión como cautela para el partido de vuelta de los playoffs de Liga Femenina Endesa.  La cita es el domingo 4 a las 21:00h en Teledeporte.

 

Son conscientes, como dijo la capitana María Espín tras el partido de ida de que «hemos hecho mucho y no hemos hecho nada» y como explicó Ortego de que «cinco puntos solo es empezar 5-0 el segundo partido».

En liga regular las vizcaínas se llevaron los dos partidos: 77-74 en Maloste y 53-64 en Movistar Academy Magariños; por lo que la del miércoles ha sido la primera victoria del año ante Lointek Gernika Bizkaia en un partido donde no se vieron las señas de identidad de ninguno de los dos equipos: 47-42.

Lointek Gernika Bizkaia lleva ya unos años siendo una de las alternativas a los grandes en LF Endesa, fijo en playoffs desde su ascenso hace 7 temporadas, y 5 años seguidos entre los 5 primeros.

La recta final de temporada se les complicó por el COVID19, teniendo que ponerse al día en una recta final con partidos día sí y día también, pero salieron airosas.

Estadísticamente, las más destacadas son la pívot española Nogaye Lo Sylla (máxima reboteadora y más valorada), la base también española Roso Buch (máxima asistente) y la alero estadounidense Angela Bjorklund (máxima anotadora).

En sus filas encontramos a la ex estudiantil (2017-18) Paula Ginzo, que está siendo una de las jugadoras más valoradas del equipo.

 

AGOSTINA BURANI:

Sabíamos que iba a ser un partido duro, arrancamos erráticas en ataque pero bien en defensa. Supimos llevarnos la victoria. Esto es un playoff que dura 80 minutos, ya pasaron 40 y allá tenemos que salir con todo, igual que acá.

ALBERTO ORTEGO:

Valoración general

Ha sido un partido en el que el nivel defensivo ha sido alto, muy poco vistoso en ataque, con muchos fallos los dos equipos. Pero hay que valorar la defensa, creo que hemos hecho atrás un grandísimo trabajo. En ataque erráticas, nos ha costado circular el balón y tener velocidad, veníamos siempre de esfuerzos muy grandes atrás. No hemos mantenido el ritmo.

Cinco puntos no son nada, es empezar 5-0 el segundo partido, ya se ha visto cuando nos fuimos de 12 que en un momento te remontan, esto no es nada. Nos vamos muy contentos con la victoria, porque no habíamos ganado en liga a este rival, pero sabiendo que no hemos hecho nada, que hay que ir con la misma mentalidad que hoy a Gernika, a buscar la victoria. No hay especulaciones: seguro que si ganamos estamos en semis y es la idea con la que vamos. Dos sesiones de entrenamiento para corregir errores, seguir haciendo lo bueno. Es un pasito más.

¿Miedo escénico con el WiZink?

No, para nada. No achaco el mal partido en ataque al escenario, sino más a la tensión del partido y a las defensas, que el rival también juega. Posiblemente en Magariños hubiera sido igual. El escenario impone pero no había 13.000 personas, simplemente no ha sido un partido con acierto.

Para bien sí ha afectado, estamos muy agradecidos porque hacía tiempo que no jugábamos con tanto público, aunque sea reducido. El aliento del público cuando se acercaban se ha notado muchísimo. Pero sobre todo es fantástico volver a ver gente en las canchas, teníamos ganas.

ESTUDIANTES