La viguesa se despide del Araski y la prensa vitoriana adelante su fichaje por el Ensino

 

 

Tamara Abalde, Tami para sus íntimos, es de alma vagabunda más que ave migratoria. Al llegar los calores agradece los afectos que ha sembrado, empaca sus pertenencias y emprende el vuelo, sin nostalgias, a recolectar vivencias. La viguesa, que en febrero cumplió 31 años, ha cerrado su etapa en el Araski. Ha partido hacia el horizonte con el deber cumplido, como el pistolero bueno de las películas del Oeste, y ya busca nuevas aventuras. Su próximo destino, el duodécimo en su carrera, puede aproximarla a casa.

El Araski concluyó la temporada en undécima posición. La escuadra alavesa, dirigida por Madelén Urieta, ha ofrecido buen rendimiento. La incertidumbre irrumpe desde el flanco institucional. El club necesita recursos financieros con urgencia. “Nosotras ponemos la salsa, ¿pones tú la pasta?”, reza su campaña.
En tales circunstancias, retener a sus mejores jugadoras se está haciendo complicado. Laura Quevedo fue la primera en anunciar su marcha. Tamara Abalde ha sido la segunda. “Ha sido una temporada rara, con muchas dificultades, pero también llena de buenos momentos. Quiero daros las gracias a todos los que formáis parte de la familia Araski. Ha sido un placer formar parte de ella esta temporada. ¡Hasta siempre, Vitoria!”, ha escrito en sus redes sociales. “Grazas”, le ha contestado en gallego el club.

Es una pérdida importante para el Araski. Abalde componía su principal dueto interior junto a Tamara Seda. Tras superar ciertos problemas en los tobillos, su consistente rendimiento se sustancia en promedios de 7,9 puntos, 4,3 rebotes y 1,4 asistencias. Su porcentaje de acierto en tiros libres (44,3%) supone su única tacha.

Tamara Abalde quizá no haya alcanzado el techo brillante que se le pronosticaba cuando compartía generación con Alba Torrens. Pero se ha convertido en una profesional fiable, capaz de adaptarse a diferentes roles y de rendir en proyectos de calado diverso, aguerrida en defensa y eficaz en ataque. El premio a esta constancia llegó en 2019, cuando Lucas Mondelo, una década después de su última convocatoria, la llamó a la selección. Este verano, con Eurocopa, Juegos y ausencias como la de la también viguesa María Araújo por lesión, Abalde podría tener su oportunidad.

Antes ha de revelarse su próximo domicilio, el que sucedará a Celta, Lamar, Rivas, Navarra, Pays d’Aix, Landes, Avenida, Cadí La Seu, CREF, Mann Filter., Valencia y Araski. La prensa vitoriana daba ayer por sentado su fichaje por el Durán Maquinaria Ensino. Tamara cabalga de nuevo, recortándose contra el sol del ocaso.

Armando Álvarez
farodevigo.es
foto LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO