Terminó el curso «fatal» pero dice que ha recuperado «la energía»

 

Llega al Eurobasket tras haber celebrado 300 partidos como internacional. ¿Qué le dice este récord?

Estas cosas las controlo porque me las hacen controlar ustedes, los periodistas. Sabía que estaba a punto de llegar, lo tenía que haber hecho en febrero en la ventana FIBA ​​en los dos partidos contra Francia que se acabaron anulando, y entonces ya había hablado por los medios de la Federación, que lo tenían todo a punto.

No se quite méritos ...

No me quito méritos, yo soy muy simple: las cosas que he hecho en mi vida, que estoy muy contenta de cómo me ha ido, no son ni una carga ni un motivo para detenerme allí. A mí no me interesa pararme, porque cuando me pare me pararé del todo. Tengo la sensación de que todo ello son las últimas cosas que estoy viviendo como jugadora, aunque hace diez años que estoy un poco en este modo, y nunca llega el último capítulo. Esto ayuda a no pararme. Más que los 300 partidos, valoro más que hace 19 años que juego con la selección. Es mucho tiempo! Pero me gusta, es mi vida, no me paro a pensar como sería de otra manera. Yo juego a baloncesto así.

Cómo se encuentra? Terminó la temporada admitiendo que estaba muy cansada ...

Acabé fatal! En esta fase de preparación del Eurobasket me he vuelto a sentir jugadora. El sábado 5 de junio, el día del homenaje sorpresa por los 300 partidos contra Bélgica, me desperté muy bien, como si ya supiera que me habían de pasar cosas bonitas ese día. Y la sensación es la misma, que el cuerpo y la cabeza ya vuelven a responder. Me ha costado bastante, realmente. Me lesioné, quedé clavada de la espalda, y en el partido de vuelta de semifinales en Valencia estaba mal. Estuve dos semanas quieta. Mi cuerpo me dijo «hasta aquí hemos llegado, toca descansar». Me ha costado volver a poner alineada en el aspecto mental y físico.

Antes de incorporarse a la selección renovó con el Uni. Llegó a plantearse la retirada o tenía claro que seguiría?

Estuve muy en contacto con Cayetano (Pérez), Pedro (Puig) y Xavi (Fernández) y quiero pensar que esperando mi decisión no les hice poner demasiado nerviosos. Mi madre siempre me dice que cuando se está mal no se pueden tomar decisiones, y yo no estaba bien, necesitaba un tiempo. Con todo el verano que tenía de por medio me hacía muy difícil pensar que estaría en condiciones para la siguiente temporada y no me quería comprometer a algo para lo me parecía que no tenía energía. Por eso tuve que parar un poco, tener un poco más de claridad mental. Entonces tenía que ver si estaba preparada para dejar de jugar, y vi que no, que no estaba preparada para dejarlo. A mí el baloncesto me gusta mucho. Y tengo esta vinculación con Girona y con el equipo que hace que digas «va, hagámoslo». Además tenía ganas de vivir un año normal, vivir el ambiente de Fontajau, que la gente pueda volver al pabellón ... hemos tenido una conexión muy bonita con los aficionados, y pensé que si tenía que terminar, tampoco quería que fuera con esta sensación de este año, que ha sido muy triste.

El equipo tiene buena pinta?

Como siempre, como cada año. He ido siguiendo la construcción de la plantilla. Pedro (Puig) no sé cómo lo hace, pero siempre lo acaba montando. El equipo será competitivo; ahora, la competición será dura, y parece que tendremos que hacer la previa de la Euroliga. Esperamos que allí nos podamos clasificar. No serán Sonja (Vasic) o la Chelsea (Gray), tendremos otro equipo, y soy consciente de que nunca en Girona seremos un Valencia o un Salamanca. Tenemos otra identidad y modelo de club. Los David contra Goliat mí me mucho. El Avenida por equipo y por entidad es la insignia de la Liga, y eso no quiere decir que nosotros no podamos estar allí, y ya lo hemos demostrado.

Estuvo con Laia Flores en la eliminatoria contra el Valencia y también durante unos días en la concentración. Como la ve?

A mí Laia me gusta porque es una tía valiente. A mí me gustan las jugadoras con carácter. Ha venido a la selección sabiendo que estaría unos días. Al Lucas Mondelo le gustó por eso, por su descaro, que es lo que se espera en la juventud. Me alegro porque nos hemos podido conocer un poco más.

Cómo llega la selección en el Eurobasket?

Quizá no somos las favoritas, pero al final siempre competimos. Esta es nuestra fuerza. Espero que podamos conseguir nuestro mejor nivel.

Jordi Roura
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)
foto LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO