El Uni se juega los dos primeros títulos de la temporada en doce días sin las jugadoras de la WNBA, con el juego interior cogido con pinzas y buscando un refuerzo 'in extremis'

 

El director deportivo del Uni, Pere Puig, trabaja a contrarreloj en el fichaje de una jugadora interior que llegue a tiempo para hacer frente a los dos primeros títulos oficiales de la temporada ante el pequeño drama que vive el club con las lesiones de algunas jugadoras clave y la incorporación aún sin fecha de dos de las nuevas jugadoras, Michaela Onyenwere y Kennedy Burke, ahora en la WNBA. Las prioridades son claras: una jugadora a coste mínimo y contrato temporal y con una cierta experiencia en la Liga Femenina, porque habrá una adaptación rápida por si puede llegar a tiempo a la liga catalana del próximo domingo contra el Cadí en Manresa. Para este partido el club confía recuperar alguna de las jugadoras que se perdieron el amistoso contra el Mataró en Camprodon.

El siguiente desafío del equipo de Alfred Julbe será mucho más serio. En las semifinales de la Supercopa -sortejades ayer- el rival del sábado 18 (18 h) será el poderoso Avenida, campeón de la liga y semifinalista en la Euroliga. Al menos no se espera Onyenwere hasta el día 16 o 17 de septiembre. Es materialmente imposible que la pívot de las Liberty, fijada para marcar diferencias, aterrice a tiempo para viajar con el equipo en La Laguna, la sede del torneo. Con María Araújo también descartada, Julbe deberá rezar por la recuperación más o menos rápida de IHO López -problemas la rodilla-, Giedre Labuckiene -operada en verano del menisc- y Julia Reisingerová -molestias musculares-, para llegar a Tenerife con algunas esperanzas de hacer frente a su "amigo" Roberto Íñiguez. La segunda semifinal de la Supercopa la jugarán el club organizador, el CB Clarinos, contra el Valencia. Las gerundenses han levantado dos veces la Supercopa (2015 y 2019) y han perdido las finales del 2012, en 2018 y en 2019 contra el Avenida.

Burke, más tarde

Si bien se espera Onyenwere para la segunda quincena de septiembre, la otra estadounidense del equipo, Burke, llegará en octubre, cuando se termine el play-off de la WNBA. Otro problema añadido es que el rendimiento de la jugadora en EEUU, como es sabido, hará muy difícil que esté más de cuatro meses en Girona, ya que tiene una cláusula para irse a finales de año. El mal menor es que en ese momento Araújo podría haber vuelto, si todo va bien, a jugar con normalidad.

En una situación como ésta, el equilibrio entre las necesidades económicas -la pandemia aún cocer hace que el club apele más que nunca al apoyo de los aficionados y abonados para hacer frente a una temporada en que repetir las hazañas de los últimos cursos se convertirá toda una proeza con la confirmación, además, del Valencia como el nuevo transatlántico de la liga.

 

El Avenida se ha movido y ha fichado
El Avenida, rival del Uni en las semifinales de la Supercopa, tampoco llegará a La Laguna con su plantilla completa. Su mejor jugadora, Katie Lou Samuelson, y su hermana, Karlie, son compañeras de la futura jugadora del Uni Burke en Seattle, equipo en el que también juegan grandes figuras de la liga, como Breanna Stewart, Sue Bird y Jewel Loyd, y es el gran favorito para el título. Íñiguez tampoco podrá contar con Alarie (Dallas). Las bajas han obligado al club a fichar un refuerzo temporal. Se trata de la cabecera internacional croata Mia másico, que jugó la temporada pasada en la liga alemana.

Lluis Simon
foto UNI
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)